Ir al contenido principal

Hoy decido a quién amar



“Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?”

Jeremías 17:9

Cuando de amor se trata, siempre creemos que es un sentimiento hacia otra persona que no podemos controlar.  Los refranes y dichos populares nos llenan la mente de ideas como: “el amor es ciego”, “nadie manda al corazón” o el típico “yo no decido a quién amar”.  ¿Y sabes?  A la luz de la Palabra de Dios esto es una  mentirota, y no quiero con esto herir o hacer un choque eléctrico en tu cerebro, más bien, quiero que abras tu mente a esta verdad y me acompañes a descubrir por qué es mentira lo que la gente dice del amor y cómo podemos cambiar esta mentalidad en nosotras.

Amar es una decisión. Fuimos creadas con la capacidad de tomar decisiones y ¿Quién te dijo que el amor está fuera de eso? Incluso Dios nos deja el más grande mandamiento que es amar, y para obedecer a nuestro Señor debemos decidir amar. En el amor romántico pasa algo parecido, y vamos a ver por qué.

Sansón:
“Cuando volvió a su casa, dijo a su padre y a su madre:
—Me gusta una joven filistea de Timna y quiero casarme con ella. Consíganmela.
Pero su padre y su madre se opusieron.
— ¿Acaso no hay una sola mujer de nuestra tribu o entre todas las israelitas con la que puedas casarte? —preguntaron—. ¿Por qué tienes que ir a los filisteos paganos a buscar una esposa?
Sin embargo, Sansón le dijo a su padre:
— ¡Consíguemela! A mí me gusta ella.”]

Jueces 14:2-3 (NTV)

Todas sabemos el desenlace de la historia de Sansón, se obstinó con mujeres que no eran del pueblo de Dios y con ninguna tuvo un final feliz. Su trágica historia se debe a que puso sus ojos fuera del parámetro establecido por Dios ¿Cuántas historias así, pero en la actualidad conoces tú?

¡No te desesperes! Dios, en Su tiempo perfecto, te dará un esposo al que amarás. Deja de desobedecer a Dios y enamorarte de un no creyente. Hay tantas diferencias con los incrédulos, que tu vida será una constante lucha, llena de sinsabores y tragos amargos. Escucha a Dios y sé sabia tomando en consideración los ejemplos que tienes alrededor tuyo.

Rut:
“Así que Booz llevó a Rut a su casa y la hizo su esposa.”
Rut 4:13a (NTV)

¡Qué linda historia de amor! Booz, a deferencia de Sansón, hizo todo de forma correcta, se anticipó a conocer el trasfondo de Rut, habló con las autoridades pertinentes para tomarla como mujer.  Rut supo esperar y Dios la recompensó, poniéndola en la descendencia de su propio hijo Jesucristo.

Elegir a quién amar es una de las decisiones más importantes en la vida, porque esa entrega y esa elección te seguirán todos los días de tu vida, sea para bien o para mal y deseo que sea para bien siempre. Es por eso, mi apreciada lectora, que amar es una determinación de la que tú eres responsable y consciente, está en tus manos qué resolución tomar, si la que agrada a Dios y te llena de bendición o la que desagrada a Dios y te lleva por un camino de constantes luchas.
 
Mi querida amiga, sé que no es fácil cortar relaciones amorosas a esta edad en que nuestros sentimientos son intensos y profundos, cuando creemos, al hablar de él, que el amor es eterno. Pero créeme que Dios recompensa la obediencia, y más temprano que tarde pondrá a ese creyente en tu camino, y podrás decidir amarlo de una manera diferente y hermosa.



ACERCA DEL AUTOR





Andrea Donoso
Chilena radicada en Puebla, México. Feliz de servir al Señor y a las mujeres de su alrededor. Estudió teología básica en Palabra de Vida Argentina, actualmente continúa sus estudios a distancia en la universidad bautista de Lousiana.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Con amor eterno te he amado

“Incluso antes de haber hecho el mundo, Dios nos amó y nos eligió en Cristo para que seamos santos e intachables a sus ojos” Efesios 1:4 (NTV)

Dios nos conoce desde antes de haber creado este mundo. Dios, mi querida amiga, nos amó mucho antes de que nosotras existiéramos.

A menudo trabajamos para ganarnos el amor de nuestras amigas. En ocasiones, también el de nuestros familiares, y si pensamos en el amor romántico, esperamos lograr que ese chico que nos gusta nos mire, para comenzar a ganarnos su amor. Si pensamos que así también debemos ganarnos el amor de Dios, es que nuestra mente no alcanza a comprender el verdadero amor, y esto sucede porque nuestro concepto de amor está totalmente distorsionado por el pecado.

Conocimos el amor cuando alguien nos lo manifestó primero. Cuando éramos pequeñas, nuestros padres nos cuidaban, nos protegían y demostraban su amor hacia nosotras cuando nos cargaban, abrazaban, consolaban e incluso cuando nos llenaban de besos y caricias.

Alguien nos most…

Renuncio a mí

A todos nos ha pasado que cuando somos niños nos preguntaron que queríamos ser cuando fuéramos grandes y pues nuestras respuestas eran maestra, bombero, policía o en mi caso diseñadora de modas; cuando llega el día en que debemos decidir nuestro futuro evaluamos muchos factores, como el empleo, los costos de la carrera, los años, si te gusta realmente, entre muchos más, pero nunca nos preguntamos si la carrera que llevaremos y será el resto de nuestra vida será una carrera que le sirva a Dios.
En Hechos 20 versículo 24 Pablo dice “Pero mi vida no vale nada para mí a menos que la use para terminar la tarea que me asignó el Señor Jesús…” Meditando en esté versículo recordaba como Pablo renuncio a muchas cosas en su vida por servirle a Jesús, por ser usado para llevar el evangelio y aunque muchas veces no fue bien recibido, como el mismo lo dice prefería morir a causa de Jesús.
A pesar de que se encontraba con pruebas, Pablo nunca dejo ese llamado del Espíritu Santo, siempre cumplía y ent…

Viviendo una Fe inquebrantable

Estoy viendo una serie de televisión titulada “David, nace un Héroe”. No es casualidad puesto que empezó antes que este devocional, es una producción brasilera excelente. Ha sido sorprendente  ver en escena el momento en que David se enfrenta con el gigante Goliat, pero más sorprendente ha sido cómo este joven, sin la estatura de un guerrero de tomo y lomo, se presenta ante Saúl con una confianza tan determinante que convence al propio rey de que él es la persona que va a enfrentar al enemigo. Pero espera, esto no es todo. Lo que impacta mi corazón, es que David, siendo un pastor de ovejas, sin el entrenamiento de un hombre de guerra, sin tener la experiencia de haber estado en un campo de batalla, se enfrenta, se para ante el gigante y con una Fe Inquebrantable, lo desafía sin más ni menos, mostrando una confianza tremenda en el Dios de Israel, leamos: Tú vienes a mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del SEÑOR de los ejércitos, el Dios de los escuadrones d…

Dios te eligió

“Recuerden lo que ustedes eran cuando Dios los eligió. Según la gente, muy pocos de ustedes eran sabios, y muy pocos de ustedes ocupaban puestos de poder o pertenecían a familias importantes”. 1 Corintios 1:26-31 (TLA) Reflexionar es un tiempo que se invierte para pensar, meditar y recordar. Hoy es un buen día para tomar ese tiempo y recordar de donde Dios nos rescató. Es una buena oportunidad de echar una mirada al pasado y con agradecimiento y alegría reconocer lo mucho que necesitábamos de Él. Cada historia que tenemos para contar es diferente, los casos son únicos, pues como dice  un dicho muy famoso “cada cabeza es un mundo”  eso quiere decir que todos tenemos un testimonio diferente que contar. Puede que Dios te haya rescatado de la soledad, de la desesperación, de alguna adicción. Sin embargo algo que debemos de tomar en cuenta es que Dios te eligió, y no tú a Él. Tal vez alguien te decía que ya no tenías remedio, te tomaban como un caso difícil y perdido pero gracias al sacrific…