Ir al contenido principal

La ignorancia no es bíblica



“En mi corazón he guardado tus dichos para no pecar contra ti”.
Salmos 119:11

¿Te vendieron gato por liebre en alguna ocasión?  En gran parte, al momento de dejarnos engañar somos culpables, puesto que la ignorancia nos conduce al extravío y al error.  Algo que parece tan simple como el no saber puede pagarse muy caro en la vida espiritual.

 Así como la Santidad de Dios y la maldad de Satanás, el conocimiento y la ignorancia se contraponen entre sí. Reflexionemos sobre tres instancias en las que la ignorancia es antibíblica:

La ignorancia te conduce al desconocimiento

¿Cuántas citas desaprovechaste por no saber el horario de atención? ¿Cuántos juegos perdiste por desconocer las reglas? La falta de conocimiento sobre ciertos detalles en la vida nos coloca en una posición de desventaja. ¡Cuántas veces exclamamos: “Si yo hubiera sabido no me habría metido en este lio”!

Desconocer la palabra de Dios nos hace vulnerables a los engaños de Satanás, así que desconocer la voluntad, el dominio, la autoridad, las obras, y el carácter del Señor nos puede llevar a cometer grandes errores. Por eso, el consejo bíblico:

Examinadlo todo, retenedlo bueno.
1 tesalonicenses 5:21

La ignorancia te encamina a la incultura.

Si profesas ser cristiana abrazas una formación adherida al evangelio, esto significa que tus normas de conducta, los valores que profesas y los juicios que haces están enraizados en las bases bíblicas, y defiendes la cultura bíblica. Pero si te dices cristiana y actúas, piensas o hablas de manera opuesta estás siendo solamente una simpatizante del evangelio, cristiana sólo de nombre. Lamentablemente, la falta de interés por las escrituras, la ausencia de un genuino deseo de seguir a Cristo, hace que la ignorancia se apodere de muchas jóvenes cristianas y las arrastre hacia una incultura bíblica.

El Señor no aprueba este tipo de conducta. Por el contrario, reprueba la ignorancia, pues es un camino que conduce a la derrota o a la destrucción. Mira lo que dice Dios de Su pueblo, por medio del profeta Isaías:

“Por tanto, mi pueblo fue llevado cautivo, porque no tuvo conocimiento
Isaías 5:13

Mira qué terrible es lo que le dice a Su pueblo a través del profeta Oseas:

“Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.”
Oseas 4:6

En cambio, observa cómo habla de los hermanos de Berea:
 “Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así”. Hechos 17:11

La ignorancia fomenta la ineptitud.

Además de todo lo expuesto anteriormente, en la Biblia encontramos muchos pasajes alusivos a la mayordomía, la productividad y la multiplicación de los talentos (¡Indaga sobre ello!)

La habilidad para hacer algo, por más pequeño que sea, es motivo de alabanza, pero con la ignorancia ocurre todo lo contrario. ¿Alguna vez quedaste en ridículo por opinar sobre algo que desconocías?  ¿Por qué crees que necesitamos un título para comenzar a trabajar? El que ignora no es apto para desempeñar una actividad o siquiera opinar acerca de eso, porque desconoce. El desconocimiento te incapacita.

Pero el conocimiento nos abre los ojos, y si a ello le sumamos la obediencia, nos hace sabios. Por ello Santiago nos advierte:

 “Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos”. 
Santiago 1:22

Estimada amiga: El antídoto contra la ignorancia es el conocimiento. ¿Qué esperas para aplicarlo a tu vida?




ACERCA DEL AUTOR  

Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Sé valiente para enfrentar tus miedos

"Sé valiente." Cuando leí el título de nuestro estudio me puse a pensar sobre las veces que había elegido ser valiente, y las veces que el temor había sido mi elección.
Pienso que no soy la única a quien el miedo ha llevado por rumbos equivocados a cometer tonterías, producto de haberle dejado vencer sobre nuestra fe, sobre la seguridad que Dios nos promete en Su palabra:


"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia."  Isaías 41:10
Este es uno de los versículos que sin duda ha sido de consuelo y fortaleza a lo largo de generaciones. El Señor comienza exhortando a no temer, y continúa dando razones claras para ello: “No temas porque…
       ➤ Yo estoy contigo"
➤ Yo Soy tu Dios"
➤ Te esfuerzo"
➤ Te ayudaré"
➤ Te sustentaré"

Querida lectora ¿A qué estás temiendo hoy? ¿Tal vez a alguna enfermedad, al desempleo, a no aprobar el examen de ing…