Ir al contenido principal

No supongas que puedes cambiarlo



¿Alguna vez  te ha sucedido que luego de experimentar cierta situación, venga  alguien y te exprese: “¡Te lo dije!”, dando a entender que ya con antelación te había hecho una advertencia en relación a ello?

A mí sí, en repetidas ocasiones. Y aunque no es nada agradable, porque es reconocer que actuamos de la manera equivocada o no prestamos atención a un consejo que se nos dio, seguramente nos  tocará enfrentar las consecuencias de nuestro error.

La Biblia es la voz de Dios. En ella encontramos enseñanzas, advertencias, el sabio consejo del Señor para cada área de nuestra vida, y ejemplos de vida para imitar y otros para evitar.

Así que cuando se trata de algo tan importante como la elección del compañero para toda la vida, el siguiente pasaje es más claro que el agua:

No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?

2 Corintios 6:14

A lo largo de esta serie este verso se repite una y otra vez. El problema radica en que queremos cambiar ciertas cosas que no encajan dentro de lo que deseamos, así que suponemos que podemos arreglarlas de otra manera, mientras que no hacemos otra cosa más que quebrantar la voluntad de Dios.

“Suponer” es una acción que nos mete en tremendo lio. Su significado consiste en considerar una cosa como verdadera o real a partir de ciertos indicios o señales, sin tener la certeza completa de que así sea.

Así que, si suponemos o damos por sentado que aunque ahora él no conoce a Cristo y en el camino puede hacerlo o nosotras podemos convertirlo, estamos dando el primer paso equivocado en esta relación.

Damos por hecho  algo que no sabemos si al final pueda llegar a darse, ya que cuando se trata de salvación eterna, sabemos que es una decisión y convicción personal.

Conocí a mi esposo en la universidad. Yo era una chica cristiana y él no. Pero el enamoramiento me cegó e ignoré estas advertencias y consejos bíblicos y también la instrucción de mis padres y personas cercanas, siempre con la suposición de que él tenía toda la intención de involucrarse en la iglesia y que en el camino cambiaría y conocería a Dios porque yo oraba por eso.

A parte de pasar por alto lo que Dios ordenaba, tampoco le pregunté si era Su voluntad, si ese era el chico que tenía para mi vida, sino que le dije “es el que YO quiero”.

El final  de esta historia no fue “Felices para siempre”. Ya que aunque Dios permitió que nos casáramos y hubiera amor, fueron años difíciles compartiendo con alguien que no tenía el mismo sentir en Cristo Jesús, el servicio dentro de la Iglesia por ejemplo, reuniones, amistades, educar a nuestras hijas, su familia, etc.

Él conoció de Dios, pero no fue suficiente para mantenerse firme y quedarse. Y aunque mi vida se ha convertido en una historia de aprendizaje, gracia y misericordia de Dios, hubiera sido diferente si en lugar de suponer que podía cambiarlo hubiera obedecido, evitando un corazón y un hogar roto. Al final Su voluntad siempre se manifiesta y se cumple.

No somos nosotras quienes podemos cambiarlos sino sólo el poder y la gracia de Dios. El Chico que Dios tiene para ti llegará a tu vida en el momento justo cuando esté listo. Recuerda que los tiempos de Dios no son los nuestros.




                                                      ACERCA DEL AUTOR    


                                                               Grethel Elías Ruiz   

Guatemalteca y madre de dos increíbles chicas. Desde muy pequeña ha servido a Dios. Pero no fue hasta hace hace unos años cuando experimentó la separación de su esposo que le hizo tener un encuentro personal con Dios.Le apasiona compartir  del amor de Dios a través de su testimonio.Comparte en un programa de radio y atiende consejería.Conectada con cientos de mujeres en el mundo ella es parte del equipo de líderes de Ama a Dios grandemente desde 2016





Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Sé valiente para enfrentar tus miedos

"Sé valiente." Cuando leí el título de nuestro estudio me puse a pensar sobre las veces que había elegido ser valiente, y las veces que el temor había sido mi elección.
Pienso que no soy la única a quien el miedo ha llevado por rumbos equivocados a cometer tonterías, producto de haberle dejado vencer sobre nuestra fe, sobre la seguridad que Dios nos promete en Su palabra:


"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia."  Isaías 41:10
Este es uno de los versículos que sin duda ha sido de consuelo y fortaleza a lo largo de generaciones. El Señor comienza exhortando a no temer, y continúa dando razones claras para ello: “No temas porque…
       ➤ Yo estoy contigo"
➤ Yo Soy tu Dios"
➤ Te esfuerzo"
➤ Te ayudaré"
➤ Te sustentaré"

Querida lectora ¿A qué estás temiendo hoy? ¿Tal vez a alguna enfermedad, al desempleo, a no aprobar el examen de ing…