Ir al contenido principal

Un concepto equilibrado de mi



“El corazón humano es lo más engañoso que hay,
y extremadamente perverso.
¿Quién realmente sabe qué tan malo es?”
Jeremías 17:9 (NTV)

¿Cómo me engaño a mi misma?
La respuesta es fácil, pero en ocasiones difícil de asumir.
Es difícil de asumir porque se percibe como un desengaño, una derrota. Sentimos que algo se rompe dentro de nosotras si lo decimos en voz alta. Nos cuesta pronunciar las palabras “estoy equivocada, necesito ayuda”, porque ya sea nuestro  orgullo o el temor a la vergüenza se nos interpone, y no nos deja buscar ayuda, no nos deja cambiar.

Nos podemos engañar de dos formas.
Una es el orgullo, la soberbia o vanidad, ya sea en lo académico, en lo físico o por lo económico. Y otra forma de engañarnos es la falta de amor propio, la lástima que nos autogeneramos también en lo físico, en lo académico o en lo económico cuando pensamos, al mirarnos, que no somos dignas de nada.

Me engaño a mi misma cuando tengo un concepto elevado o muy bajo sobre mí misma. Cuando me creo y me siento mejor que el resto, cuando me siento intocable y pienso que eso que hacen mal los demás NUNCA me va a pasar a mí, o cuando por el contrario dejo que me pasen y no me valoro por lo que soy.

Me engaño a mí misma cuando no considero los consejos que otras personas me dan, cuando siento que nadie tiene la inteligencia o la autoridad moral para venir a decirme qué es lo que debo hacer o cómo.

Este sentimiento que domina nuestras mentes y vidas, que nace en el corazón y engaña a la mente, no nos deja ver con claridad quienes somos y por quién fuimos creadas. Sea que tengas un concepto elevado o menospreciado de quién realmente eres, debes cambiarlo, porque Dios te hizo igual de valiosa que al resto de chicas, y te ama de manera personal y única.

“Basado en el privilegio y la autoridad que Dios me ha dado, le advierto a cada uno de ustedes lo siguiente: ninguno se crea mejor de lo que realmente es. Sean realistas al evaluarse a ustedes mismos, háganlo según la medida de fe que Dios les haya dado.”
Romanos 12:3 (NTV)

Este versículo en Romanos nos ayuda a encontrar un equilibrio personal, si tienes un concepto despreciable de ti misma puedes usarlo de igual manera, solo debes cambiarle el “ninguno se crea mejor” por un “ninguno se crea peor”. Dios quiere que seamos realistas al pensar en nuestro valor, y que no dejemos que nosotras mismas nos mintamos creyéndonos conceptos con los que Él no nos ha calificado.

“Dejen de engañarse a sí mismos. Si piensan que son sabios de acuerdo con los criterios de este mundo, necesitan volverse necios para ser verdaderamente sabios.”
1 corintios 3:18 (NTV)

Dios nos anima en Su Palabra a no sentirnos sabias en relación con lo que este mundo piensa, porque este mundo va en contra de los criterios de Dios. Para ser sabias en la manera que a Dios le agrada, este mundo debe considerarnos necias. ¿Cómo logramos  esto? Vaciando nuestras mentes de lo que el mundo llama correcto, y  llenando nuestros pensamientos con ideales y actitudes en sintonía con lo que Dios en Su Palabra llama correcto.

No te dejes engañar por lo que crees de ti, mejor comienza a buscar tu verdadera identidad en Cristo que es muchísimo mejor al concepto que tienes de ti. Deja que Él te dé un corazón y una mente nueva, pide Su ayuda y déjate transformar para Su gloria.





ACERCA DEL AUTOR





Andrea Donoso
Chilena radicada en Puebla, México. Feliz de servir al Señor y a las mujeres de su alrededor. Estudió teología básica en Palabra de Vida Argentina, actualmente continúa sus estudios a distancia en la universidad bautista de Lousiana

Comentarios

También te recomendamos leer:

Denuncia contra la corrupción

“Tú que te dices casa de Jacob. ¿Se ha acortado el Espíritu de Jehová? ¿Son estas sus obras? ¿No hacen mis palabras bien al que camina rectamente?” Miqueas 2:7
Recientemente me encontré con una clasificación estadística del 2018 sobre los países más corruptos en América latina*, es lamentable que la mayoría de los países en que vivimos tengan altos índices de corrupción debido a la incapacidad de los gobiernos en identificar y satisfacer las necesidades de la población. Existe una marcada falta de compromiso para encarar con osadía la lucha contra este mal. Pero nuestro contexto crítico del siglo XXI no dista mucho de la realidad de Miqueas en el año 750 a.C aproximadamente.
El discurso profético de Miqueas oriundo del pueblo de Moreset en Judá (Reino del sur) se extendió durante los reinados de Jotam (750 – 735) quien aunque hizo lo recto ante los ojos de Jehová, no quitó de Judá los lugares de sacrificio y adoración a los ídolos (2 Crónicas 27:1-9). Acaz (735 – 715) un rey perverso…

la pureza sexual comienza en la mente

Cuando hablamos de pureza es necesario evaluar nuestras relaciones, debemos hacer un autoexamen y observar qué relaciones nos favorecen y cuáles nos perjudican.
La Biblia nos dice en primera de Corintios 15:33 que:
“las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.”
Y para tener pureza debemos poner atención a las conversaciones que estamos teniendo con nuestras amigas, con nuestros compañeros, con conocidos y desconocidos, con mayor atención debemos revisar qué hablamos con nuestro novio o con el chico que nos gusta.
Hay veces que llevamos las conversaciones con nuestras amigas a un grado que no es digno de una hija de Dios, y esas pláticas terminan despertando deseos que pudiéramos haber evitado con sólo cerrar nuestra boca a tiempo.
Nuestras conversaciones nos impulsan a deseos que no podemos dominar. Es normal que cuando te juntas con amigas que hablan de Dios y Le aman, te sientas más espiritual, con paz en tu corazón y te den ganas de buscar más de Dios. Pero si con …

Amar Sin Corresponder

En estas semanas estudiando Oseas, nos hemos podido ver frente al espejo, frente a un espejo donde hemos podido ver cada imperfección que tenemos, han sido semanas donde hemos podido ver el amor doliente de un Dios todopoderoso que esta amando sin ser amado.
Es tan cruel amar sin ser correspondido y es cruel amar, también, cuando te son infiel. Así hemos podido ver a Dios, amando pese a que la otra persona no responda de la misma manera y aun así, Dios le pide a Israel que se arrepienta, que Él está dispuesto a perdonar y restaurar.
De la misma manera como Dios le pedía a Israel que le buscara, así nos pide a nosotras que le búsquenos, nos recuerda que en Él nuestro pecado queda olvidado si nos acercamos con un corazón arrepentido.
“Acerca de a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; Y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.” Santiago 4:8
Si en estos momentos, al verte en el espejo de la Palabra de Dios te estas dando cuenta que has actuado …

El amor de Dios

Quien sea sabio, que entienda estas cosas; Quienquiera que esté discerniendo, que los conozca; porque los caminos del Señor son rectos, y los rectos anden en ellos, pero los transgresores tropiezan en ellos. - Oseas 14: 9
Quiero ser una mujer sabia. Y sé que la única manera de ser sabio es a través de conocer y vivir la Palabra de Dios todos los días.

Tenemos que ser sabios y humildes para ver y aceptar nuestros pecados. Y tenemos que ser sabios y humildes para que la Palabra de Dios cambie nuestras vidas desde adentro hacia afuera. ¡El libro de Oseas nos brinda una gran oportunidad para arrepentirnos de cualquier pecado oculto que pueda haber en nuestros corazones y comenzar a vivir una vida piadosa que agrada a Dios a partir de hoy!

"La insensatez de Dios es más sabia que los hombres, y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres" (1 Corintios 1:25).

Este versículo cambió mi vida para siempre cuando me di cuenta de que era sabia en mi propio entendimiento, que era sabia…