Ir al contenido principal

Descuentos en toda la tienda



Se podían leer en la publicidad de una tienda muy prestigiosa las seductoras cifras de 50, 60 y hasta 70% de descuento. No dudé tanto en decidirme llegar hasta la tienda para darle una mirada. Estaba repleta de ropa, dejando apenas unos angostos pasillos para moverse allí adentro. Habían sacado sus mejores prendas para las rebajas. Busqué y rebusqué. Procuré tanto hallar una que pudiera ser "normal", si cabe el término, una que pueda usar de manera casual. No pretendía algo ni muy elegante, ni muy sport, sino algo término medio.

Ahí estaban las largas filas que no avanzaban, de clientes esperando pagar no sólo uno, sino cinco o más artículos. Pero yo, ni en el segundo piso de la tienda encontré ropa adecuada para mí. No pude utilizar el súper descuento (bien para mi economía jaja). 

Salí de ahí preguntándome cuál era el problema. No encontré respuesta en ese momento, sólo que debía llamar a mi modista para contarle qué ropa estaba necesitando y pedirle que empezara a confeccionarla, jaja. 
A estas alturas, estarás pensando que este es un artículo sobre la ropa modesta o sobre la prudencia, pero no. 

Leamos juntas: 

  "Pónganse toda la armadura de Dios para poder mantenerse firmes contra todas las estrategias del diablo.  Pues no luchamos contra enemigos de carne y hueso, sino contra gobernadores malignos y autoridades del mundo invisible, contra fuerzas poderosas de este mundo tenebroso y contra espíritus malignos de los lugares celestiales.  Por lo tanto, pónganse todas las piezas de la armadura de Dios para poder resistir al enemigo en el tiempo del mal. Así, después de la batalla, todavía seguirán de pie, firmes.  Defiendan su posición, poniéndose el cinturón de la verdad y la coraza de la justicia de Dios.  Pónganse como calzado la paz que proviene de la Buena Noticia a fin de estar completamente preparados.  Además de todo eso, levanten el escudo de la fe para detener las flechas encendidas del diablo.  Pónganse la salvación como casco y tomen la espada del Espíritu, la cual es la palabra de Dios."
Efesios 6:11-17 (NTV)

A las mujeres nos encanta sentirnos protegidas, nacimos para estar debajo del brazo de un hombre (papá, hermano o esposo). Pero más que estar bajo el brazo de un hombre, la Persona que más cuida de nosotras nos indica en el capítulo seis de Efesios cómo está compuesta toda la armadura que debemos vestir para estar protegidas. Y realmente la necesitamos para poder mantenernos firmes, cosa que sólo lograremos con el poder del Espíritu Santo, el otro Consolador que el Padre envió luego que Cristo resucitó y ascendió a los cielos. Nos podremos mantener firmes en este mundo usando la espada de doble filo que es la palabra de Dios, en la que por Su bondad y misericordia, nos ha mostrado la verdad.

El mundo te ofrece rebajas de hasta un 70% para que puedas vestirte con trapitos que pretenden ser armaduras, tales como: los títulos humanos que se traducen en jerarquías, posición económica, mucho glamour, o tal vez estés usando armaduras del conocimiento, del orgullo y del ostracismo. 

No deseches la armadura que Dios te ofrece, que aunque conlleve un sacrificio vestirla, te preservará. ¿O acaso prefieres la comodidad de los livianos trapitos que terminan desintegrándose y dejándote expuesta?

Ahora que ya conoces cuáles son todas las piezas de la armadura que debes usar para poder mantenerte firme ante los ataques de los enemigos de la vida eterna, te animo a que examines qué es lo que estás vistiendo.



Acerca del autor


Antonella Azuaga
Tiene 21 años y sirve al Señor a través de Mujer Virtuosa, escribe para llevar las buenas noticias a los quebrantados y afligidos. Es parte la congregación más que vencedores, vive en Paraguay junto con su familia, quienes también apoyan la familia de Ama a Dios Grandemente.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Dios te eligió

“Recuerden lo que ustedes eran cuando Dios los eligió. Según la gente, muy pocos de ustedes eran sabios, y muy pocos de ustedes ocupaban puestos de poder o pertenecían a familias importantes”. 1 Corintios 1:26-31 (TLA) Reflexionar es un tiempo que se invierte para pensar, meditar y recordar. Hoy es un buen día para tomar ese tiempo y recordar de donde Dios nos rescató. Es una buena oportunidad de echar una mirada al pasado y con agradecimiento y alegría reconocer lo mucho que necesitábamos de Él. Cada historia que tenemos para contar es diferente, los casos son únicos, pues como dice  un dicho muy famoso “cada cabeza es un mundo”  eso quiere decir que todos tenemos un testimonio diferente que contar. Puede que Dios te haya rescatado de la soledad, de la desesperación, de alguna adicción. Sin embargo algo que debemos de tomar en cuenta es que Dios te eligió, y no tú a Él. Tal vez alguien te decía que ya no tenías remedio, te tomaban como un caso difícil y perdido pero gracias al sacrific…

Acércate a la naturaleza

“Los cielos cuentan la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos”. Salmos 19:1
Nunca será lo mismo escuchar una grabación de las olas del mar que estar en la misma orilla del mar, sintiendo la arena y el agua en los pies y viendo con tus propios ojos el reflejo de la luz sobre las olas saladas. Tampoco, nunca las fotografías HD podrán igualar los hermosos paisajes nevados, desérticos, montañosos y llanos que existen en nuestro hogar llamado tierra.
El salmo 19 que de niña aprendí de memoria es mi favorito, pienso que es el mejor poema que puede describir el verdadero sentido de todo nuestro ecosistema, pues no hay otro argumento para explicar la existencia de cada ser viviente que Dios mismo.
¡Cuán innumerables son tus obras, oh Jehová! Hiciste todas ellas con sabiduría; la tierra está llena de tus beneficios. Salmos 104:24
Toda esta semana hemos visto que el carácter de Dios se expresa en la naturaleza, la Biblia llama necios a aquellos que niegan la existencia de Dio…

¡Muy Dichosas!

Cada vez que leo estos pasajes que hablan acerca de las Bienaventuranzas siento como que me están tomando el pelo. Sentirme muy dichosa cuando suceden cosas que se salen por completo de mi confort parece ser una mala broma; pero definitivamente cada palabra que sale de la boca de Jesús tiene razón de ser.
Esta semana agregamos otra cualidad que debemos imitar en nuestro carácter; Mansedumbre. Pero, ¿de qué se trata esto realmente?
"Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad." Mateo 5:5
Bienaventurados los humildes, Bienaventurados los que se humillan a sí mismos para de servir a otros, Bienaventurados los que menguan su yo para que sea exaltado Cristo, Bienaventurados los que ponen la otra mejilla, Bienaventurados los que sacrifican lo que más aman en obediencia, Bienaventurados los que son obedientes, Bienaventurados… y podemos seguir profundizando y agregando a la lista. Déjame decirte que todas estas acciones, y las que Dios traiga a tu coraz…

Una pacificadora más

El Premio Nobel de la Paz es uno de los cinco premiosque fueron instituidos por el inventorAlfred Nobel. Este premio se otorga "a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitosy la promoción de procesos de paz". Hemos admirado a éstas personalidades por hacer histórica pasando por alto que nosotras mismas en el reino de los cielos somos ya acreedoras de un gran galardón otorgado por Dios mismo.
Las bienaventuranzas recogen y perfeccionan las promesas de Dios desde el antiguo testamento ordenándolas al Reino de los cielos. Estas palabras de bien, responden al deseo de gozo que Dios ha puesto en el corazón del hombre, en este caso nuestro corazón.
Jesús pronunció las palabras citadas en Mateo 5:9
“Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios”.

Refiriéndose a una recompensa para quienes vivamos a través de ellas. Nada más y nada menos que ser llamadas sus hijas. La in…