Ir al contenido principal

Dios no se acuerda nunca más de tus pecados


Dios no te perdona… es lo que el mundo, Satanás y muchas veces nuestra propia mente nos hace creer. No podemos pensar que ese pecado horrible que cometimos pueda llegar a ser perdonado por Dios, y es porque quizás nosotras no perdonaríamos esa falta -como tampoco las infidelidades, las ofensas y traiciones- en otros. Nuestra lista de lo que no somos capaces de perdonar puede ser muy grande, entonces pensamos que Dios actúa igual. Pero Dios, que es misericordioso y clemente, nos ofrece perdón y restauración.

Tenemos nuestra mente condicionada a lo que este mundo cree aceptable, perdonable, y estos pensamientos los aplicamos a Dios quien creemos que da amor y provisión a cambio de algo que nosotras podamos ofrecer. Hemos creado un dios a nuestra medida, ajustado a nuestra mentalidad caída. Y la verdad es que Dios sobrepasa nuestro entendimiento, nuestro conocimiento y nuestros límites humanos, Él es más grande, más amoroso, completa y verdaderamente perdonador y más compasivo de lo que imaginamos.

“Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.”
Isaías 1:18

Recuerdo un tiempo en mi vida en el que sentía que Dios no podía perdonarme, pensaba que Él nunca mas volvería a usarme en el ministerio y, ahora que miro en retrospectiva, veo que era porque las influencias que ya te mencioné antes no me dejaban creerlo. Confesaba una y otra vez mi pecado y no sentía el perdón de Dios. Cada día lloraba y me seguía sintiendo sucia, oraba y sentía, nuevamente, que Dios no me perdonaba.

Sabes, lo que en verdad pasaba era que yo no podía perdonarme. Lo que yo hacía era llegar al trono de la gracia en oración, dejaba ahí mi confesión y cuando era hora de irme tomaba la culpa y me la volvía a llevar conmigo. Me culpaba porque mi mamá no me perdonaba, porque había muchos que no me hablaban a causa de mi falta, y eso me hacía pensar que Dios tenía la misma actitud que ellos.

¡Estaba tan equivocada! Mi Padre Celestial me mostró que Él no era como los demás y que ya me había perdonado desde el momento en que llegué a Él con un corazón humillado, con una actitud sincera de arrepentimiento. Él lavó mi vida, me limpió por completo y nunca más volvió a recordarme mis faltas.

 “Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados.”
Isaías 43:25

¡Dios nos perdona de una manera tan única y especial, Él borra nuestras rebeliones! Hay un versículo que me encanta, que dice que avienta al fondo del mar todos nuestros pecados (Miqueas 7:19).  ¿Quién ha podido llegar al fondo del mar? Esto nos habla de que nuestro Padre, que es rico en misericordia y la renueva en nuestra vida día tras día, olvida las fallas y nunca más se acuerda de ellas ¡Ah! ¡Esto sí que es amor!

No sientas miedo de presentarte ante nuestro Dios para confesar. Él te está esperando con los brazos abiertos para renovar en ti Su misericordia, limpiarte, perdonarte y como en un cuaderno nuevo, comenzar a escribir en una hoja en blanco, limpia y sin manchas. No sigas creyendo la mentira Dios no te perdona, deja de perder tiempo valioso y ponte a cuentas con tu Padre, pues la verdad que triunfa es:

“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.”
1 Juan 1:19



ACERCA DEL AUTOR






Andrea Donoso
Chilena radicada en Puebla, México. Feliz de servir al Señor y a las mujeres de su alrededor. Estudió teología básica en Palabra de Vida Argentina, actualmente continúa sus estudios a distancia en la universidad bautista de Lousiana

Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Sé valiente para enfrentar tus miedos

"Sé valiente." Cuando leí el título de nuestro estudio me puse a pensar sobre las veces que había elegido ser valiente, y las veces que el temor había sido mi elección.
Pienso que no soy la única a quien el miedo ha llevado por rumbos equivocados a cometer tonterías, producto de haberle dejado vencer sobre nuestra fe, sobre la seguridad que Dios nos promete en Su palabra:


"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia."  Isaías 41:10
Este es uno de los versículos que sin duda ha sido de consuelo y fortaleza a lo largo de generaciones. El Señor comienza exhortando a no temer, y continúa dando razones claras para ello: “No temas porque…
       ➤ Yo estoy contigo"
➤ Yo Soy tu Dios"
➤ Te esfuerzo"
➤ Te ayudaré"
➤ Te sustentaré"

Querida lectora ¿A qué estás temiendo hoy? ¿Tal vez a alguna enfermedad, al desempleo, a no aprobar el examen de ing…