Ir al contenido principal

Eres demasiado joven


¿Piensas que por la edad que tienes no puedes ser usada por Dios?  Esa es una MENTIRA que en realidad bastantes mujeres y hombres han llegado a creer, y como ejemplo quiero invitarte a leer la respuesta del profeta Jeremías cuando recibió el llamado del Señor:

—Oh Señor Soberano —respondí—. ¡No puedo hablar por ti! ¡Soy demasiado joven!
Jeremías 1:6 (NTV)

¿Te das cuenta que el hecho de no sentirnos preparadas o aptas para ser usadas por el Señor, ya sea por nuestra edad o juventud o por alguna otra circunstancia, no es algo que solo nos pasa a nosotras? Es una mentira que muchos han tomado como verdad, la cual ha sido de tropiezo e intimidación en el cumplimiento de los propósitos de Dios. Pero ahora veamos la respuesta de Dios al joven Jeremías:

—No digas: “Soy demasiado joven” —me contestó el Señor—, porque debes ir dondequiera que te mande y decir todo lo que te diga. No le tengas miedo a la gente, porque estaré contigo y te protegeré. ¡Yo el SEÑOR, he hablado!
 Jeremías 1:7-8 (NTV)

Se suele escuchar varias excusas para no cumplir plenamente los propósitos de Dios en la vida de Sus hijas: estoy enferma, soy muy joven, primero debo terminar mi carrera universitaria,  primero debo casarme y formar una familia, que esto o aquello… No, querida. El tiempo es tan breve que debemos aprovecharlo al máximo, no esperes más, ni te pongas límites y condiciones para ser una joven que Dios use para Su gloria. No importa la edad que tengas, Su llamado es ahora y tu respuesta debe ser ahora. Jeremías se excusó, creyendo que su juventud era un impedimento para seguir el llamado de Dios, y vimos la respuesta y promesa que le hizo el Señor, promesa que –por extensión- es para ti y para mí: No le tengas miedo a la gente, porque estaré contigo y te protegeré. 

Querida amiga, uno de los propósitos por los cuales fuimos creadas es servir a Dios y a los demás, y déjame recordarte que lo único que necesitas para hacerlo es un corazón dispuesto a obedecer Su voz y hacer Su voluntad. Es cierto que como seres finitos que somos, tenemos diferentes limitaciones y debilidades pero aun en medio de ellas Su Espíritu Santo nos ayudará y guiará. Porque Dios no solo usa nuestras fortalezas sino también nuestras debilidades para Su gloria.

Que nadie ni nada te intimide a servir a tu Salvador:

“Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.”
1 Timoteo 4:12

“Ninguno tenga en poco tu juventud”, “ninguno te menosprecie por ser joven”, sino sé ejemplo… en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza; refleja a Cristo donde te encuentres, a creyentes y no creyentes, y no olvides que jamás será muy pronto para servir al Señor. Aprovecha los años que en Su gracia te regala, aprovecha tu juventud y sírvele de todo corazón, utilizando tus habilidades, intereses, talentos, personalidad, la poca o mucha experiencia que tengas. En tu iglesia local, en tu comunidad, en tu trabajo, en el lugar donde estudias, donde te encuentres sirve y deja que el Señor use tu vida para Su gloria.  No esperes más tiempo, aprovecha ahora tu juventud con Cristo y para Cristo tomando decisiones que bendigan tu vida y sean de bendición para los demás, en el presente y para el futuro. ¡Vamos amiga! Usa tu juventud y tus fuerzas para servir a tu salvador y sé una joven digna de ser imitada por los demás… ¡manos a la obra!





ACERCA DEL AUTOR 


Sandra Karina Condori

Tiene 28 años, de nacionalidad boliviana, soltera. Convencida que la voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta. Sirve al Señor en el Ministerio de niños de su Iglesia local y a mujeres y jovencitas a través de ADG.


Comentarios

También te recomendamos leer:

Dios te ama infinitamente

“Amados hijos míos, debemos amarnos unos a otros, porque el amor viene de Dios. Todo el que ama es hijo de Dios, y conoce a Dios.” 1 Juan 4: 7
Dios te ama, no es solo una frase que has escuchado o leído mucho, no son solo palabras que alguien te dice para hacerte sentir mejor.
Es algo más, va más allá de ser solo palabras. Es algo más profundo, Dios es efectivamente Dios ES amor y Su naturaleza es amarte.
El amor ES Dios y  aquel que ama es hijo de Dios y conoce a Dios, pero…  ¿qué es el amor?
Como aprendimos esta semana el amor: -No es envidioso -No busca lo suyo -No se enoja fácilmente -No juzga -No critica -Es paciente -Todo lo cree -Todo lo espera -

Con amor eterno te he amado

“Incluso antes de haber hecho el mundo, Dios nos amó y nos eligió en Cristo para que seamos santos e intachables a sus ojos” Efesios 1:4 (NTV)

Dios nos conoce desde antes de haber creado este mundo. Dios, mi querida amiga, nos amó mucho antes de que nosotras existiéramos.

A menudo trabajamos para ganarnos el amor de nuestras amigas. En ocasiones, también el de nuestros familiares, y si pensamos en el amor romántico, esperamos lograr que ese chico que nos gusta nos mire, para comenzar a ganarnos su amor. Si pensamos que así también debemos ganarnos el amor de Dios, es que nuestra mente no alcanza a comprender el verdadero amor, y esto sucede porque nuestro concepto de amor está totalmente distorsionado por el pecado.

Conocimos el amor cuando alguien nos lo manifestó primero. Cuando éramos pequeñas, nuestros padres nos cuidaban, nos protegían y demostraban su amor hacia nosotras cuando nos cargaban, abrazaban, consolaban e incluso cuando nos llenaban de besos y caricias.

Alguien nos most…

Ha resucitado - Descarga tus materiales

¡Él ha resucitado! ¡Él ha resucitado!
Hace dos mil años, la resurrección de Jesucristo cambió todo. Después de pasar tres días en la tumba, Jesús conquistó el pecado y la muerte y resucitó físicamente de la muerte.
Esto es más que una historia de la Escuela Dominical. Es el fundamento mismo de nuestra fe. En 1 Corintios 15:17, Pablo dice: “Y si Cristo no ha resucitado, su fe es inútil; todavía estás en tus pecados”.  Sin la resurrección, no tenemos fe, ni perdón de pecados, ni eternidad con Dios.
Al comenzar la temporada de Pascua, nos preparamos para celebrar la resurrección de Cristo. A menudo ponemos mucho énfasis en la muerte de Cristo, y por una buena razón, ¿Pero también le damos la misma importancia a su resurrección?
La resurrección de Jesús lo cambió todo. Nos cambió y cambió el mundo. Durante las próximas seis semanas, vamos a estudiar el impacto de la resurrección.
La resurrección nos cambió físicamente, ya que un día experimentaremos la resurrección de nuestros cuerpos físico…

Dios te eligió

“Recuerden lo que ustedes eran cuando Dios los eligió. Según la gente, muy pocos de ustedes eran sabios, y muy pocos de ustedes ocupaban puestos de poder o pertenecían a familias importantes”. 1 Corintios 1:26-31 (TLA) Reflexionar es un tiempo que se invierte para pensar, meditar y recordar. Hoy es un buen día para tomar ese tiempo y recordar de donde Dios nos rescató. Es una buena oportunidad de echar una mirada al pasado y con agradecimiento y alegría reconocer lo mucho que necesitábamos de Él. Cada historia que tenemos para contar es diferente, los casos son únicos, pues como dice  un dicho muy famoso “cada cabeza es un mundo”  eso quiere decir que todos tenemos un testimonio diferente que contar. Puede que Dios te haya rescatado de la soledad, de la desesperación, de alguna adicción. Sin embargo algo que debemos de tomar en cuenta es que Dios te eligió, y no tú a Él. Tal vez alguien te decía que ya no tenías remedio, te tomaban como un caso difícil y perdido pero gracias al sacrific…