Ir al contenido principal

"Feliz todo el tiempo" ¿Es posible?



No pude asistir al velorio de mi abuelita, pero luego de unos días después que nos reencontramos con mi padre, nos contó todo en detalle. Aquel día todos los asistentes se vistieron de blanco, y llevaban flores de muchos colores en sus manos, cantaron y alabaron a Dios, después del entierro se reunieron en la casa de mi abuelo para compartir los alimentos, y allí luego de las lágrimas de dolor y expresiones de gratitud por la vida de mi piadosa abuela el llanto se convirtió en gozo, los primos tocaron sus instrumentos, las tías cantaron, los tíos contaron las anécdotas familiares. ¿Puede un acto fúnebre terminar en fiesta? ¡En una familia cristiana sí!   

“¡Dichoso el pueblo que recibe todo esto! ¡Dichoso el pueblo cuyo Dios es el Señor!” Salmos 144:15

Para las personas que hemos experimentado la regeneración, el nuevo nacimiento en Cristo y ¡Oh! El gozo de tener al Espíritu Santo morando en el interior, cualquier reunión con el cuerpo de Cristo es motivo de festejo y Koinonía.

En ocasiones me he enfrentado con no creyentes que desaprueban mi estilo de vida: ¡Todo el tiempo en la iglesia! ¡Tu vida es aburrida! ¡Deberías tener tiempo para ti misma! ¿También te han dicho expresiones así?

 “Muchos son los que me dicen: ¿Quién puede mostrarnos algún bien? ¡Haz Señor que sobre nosotros brille la luz de tu rostro! Tú has hecho que mi corazón rebose de alegría, alegría mayor que la que tienen los que disfrutan de trigo y vino en abundancia”. Salmos 4:6-7

El mundo engañado por el diablo tratará de convencerte que la vida cristiana es una pérdida de tiempo,  una restricción a la libertad y un estricto cuidado por no exceder el límite. Pero verás, en  cada oportunidad que tenemos de reunirnos con la familia de fe encontramos situaciones realmente provechosas para invertir nuestro tiempo:

Personas solitarias que necesitan ser escuchadas.

Oportunidades de servicios ocultos para hacer ¡Todo el tiempo!

Oportunidades para sonreír, expresar cumplidos y dar abrazos,etc.

¡Tú sigue con la lista!

El hecho de no tener bebidas alcohólicas en nuestras reuniones, ni ruido estridente y gente alborotada no significa que no sepamos divertirnos. Al desenmascarar las mentiras de Satanás te puedes dar cuenta que la felicidad que ofrece es rutinaria e insípida y muchas veces termina en tragedias, los excesos y el alboroto sólo conducen al desentreno de la carne y acarrea tristes consecuencias, esto es de lo que Satanás prefiere no hablar. La felicidad que pinta es de una noche en un fin de semana y que no se repite hasta el fin de semana siguiente, mientras la resaca se vive durante toda la tediosa jornada laboral.

“Has amado la justicia y odiado la maldad; por eso Dios, tu Dios, te ha ungido con aceite de alegría, exaltándote por encima de tus compañeros”. Hebreos 1:9

No me gustaría esperar el fin de semana para “Sentirme feliz” porque yo quiero “Ser feliz” todo el tiempo, y en Cristo tenemos la libertad de experimentar la felicidad que permanece en la medida que experimentamos Su presencia.

En la Escuela Dominical cantábamos algo así:

"Domingo siento gozo, lunes continuará,
 el martes siento paz que nada me quitará,
 el miércoles y el jueves camino con Jesús,
 el viernes veo su Gloria y el sábado su luz".  

Amiga si estás pensado que la vida en Cristo es monótona, es porque sencillamente estás viviendo esclavizada a una religión y cegada todavía a la verdad. La felicidad que permanece se encuentra en haber hallado al Salvador.

“Pero que los justos se alegren y se regocijen; que estén felices y alegres delante de Dios”.
Salmos 68:3

¿Buscas motivos para ser feliz en Cristo? ¡Tan solo con leer Su palabra ya tienes de sobra!





ACERCA DEL AUTOR  

Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.





💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧


Recuerda que estamos estudiando la serie la verdad que triunfa
chequea el plan de lectura de esta semana.



Si recién descubriste nuestra página y deseas incorporarte a la serie de estudio actual puedes consultar nuestro método de estudio.

¡Si estás siguiendo el estudio con tu grupo presencial o virtual no olvides compartir lo que aprendiste el día de hoy, tu aporte puede ser de estímulo para otra joven como tú!

Comentarios

También te recomendamos leer:

Con amor eterno te he amado

“Incluso antes de haber hecho el mundo, Dios nos amó y nos eligió en Cristo para que seamos santos e intachables a sus ojos” Efesios 1:4 (NTV)

Dios nos conoce desde antes de haber creado este mundo. Dios, mi querida amiga, nos amó mucho antes de que nosotras existiéramos.

A menudo trabajamos para ganarnos el amor de nuestras amigas. En ocasiones, también el de nuestros familiares, y si pensamos en el amor romántico, esperamos lograr que ese chico que nos gusta nos mire, para comenzar a ganarnos su amor. Si pensamos que así también debemos ganarnos el amor de Dios, es que nuestra mente no alcanza a comprender el verdadero amor, y esto sucede porque nuestro concepto de amor está totalmente distorsionado por el pecado.

Conocimos el amor cuando alguien nos lo manifestó primero. Cuando éramos pequeñas, nuestros padres nos cuidaban, nos protegían y demostraban su amor hacia nosotras cuando nos cargaban, abrazaban, consolaban e incluso cuando nos llenaban de besos y caricias.

Alguien nos most…

Introducción a Miedo y Ansiedad - Descarga tus materiales

¿Puedes imaginar la vida sin miedo o preocupación? No puedo porque es una parte de nuestras vidas, imaginar una vida sin el menor miedo, preocupación o ansiedad es prácticamente imposible. Adán y Eva fueron los únicos que pudieron experimentar este tipo de vida, hasta que desobedecieron la ley perfecta de Dios. A partir de ese momento, el miedo y todos sus parientes convirtieron en su hogar nuestros corazones.

Nadie es inmune. Todos lo experimentamos, desde una leve inquietud y preocupación hasta una ansiedad paralizante y un terror total. Podríamos pasar semanas hablando de todas las cosas que nos roban el sueño y atormentan nuestras mentes. En lugar de centrarnos en lo que nos afecta, debemos ver el miedo y la preocupación a la luz de quién es Dios y cómo podemos superarlo a través del poder de las Escrituras.

Pero, ¿qué es el miedo?

El miedo se define de muchas maneras diferentes. Es una sensación de ansiedad o temor sobre el resultado de algo, o el estrés de preguntarse si tus nec…

Dios te ama infinitamente

“Amados hijos míos, debemos amarnos unos a otros, porque el amor viene de Dios. Todo el que ama es hijo de Dios, y conoce a Dios.” 1 Juan 4: 7
Dios te ama, no es solo una frase que has escuchado o leído mucho, no son solo palabras que alguien te dice para hacerte sentir mejor.
Es algo más, va más allá de ser solo palabras. Es algo más profundo, Dios es efectivamente Dios ES amor y Su naturaleza es amarte.
El amor ES Dios y  aquel que ama es hijo de Dios y conoce a Dios, pero…  ¿qué es el amor?
Como aprendimos esta semana el amor: -No es envidioso -No busca lo suyo -No se enoja fácilmente -No juzga -No critica -Es paciente -Todo lo cree -Todo lo espera -

Dios te eligió

“Recuerden lo que ustedes eran cuando Dios los eligió. Según la gente, muy pocos de ustedes eran sabios, y muy pocos de ustedes ocupaban puestos de poder o pertenecían a familias importantes”. 1 Corintios 1:26-31 (TLA) Reflexionar es un tiempo que se invierte para pensar, meditar y recordar. Hoy es un buen día para tomar ese tiempo y recordar de donde Dios nos rescató. Es una buena oportunidad de echar una mirada al pasado y con agradecimiento y alegría reconocer lo mucho que necesitábamos de Él. Cada historia que tenemos para contar es diferente, los casos son únicos, pues como dice  un dicho muy famoso “cada cabeza es un mundo”  eso quiere decir que todos tenemos un testimonio diferente que contar. Puede que Dios te haya rescatado de la soledad, de la desesperación, de alguna adicción. Sin embargo algo que debemos de tomar en cuenta es que Dios te eligió, y no tú a Él. Tal vez alguien te decía que ya no tenías remedio, te tomaban como un caso difícil y perdido pero gracias al sacrific…