Ir al contenido principal

Necesitas dinero para estar feliz


“El que ama el dinero, no se saciará de dinero; y el que ama el mucho tener, no sacará fruto. También esto es vanidad”.  
Eclesiastés 5:10

Amiga ¿Cuánto dinero necesitas para ser feliz?
Benjamín Franklin dijo esta frase: “El tiempo es dinero” -un claro ejemplo de la mentalidad capitalista en la que vivimos.

Todo el sistema gira en torno a la ganancia desmedida y acumulación de riqueza: quien logró amasar una buena cantidad de billetes supo aprovechar la vida. Inconscientemente, cuando interactuamos con otras personas, establecemos jerarquías, lo hacemos por estatus de poder en cuanto a la riqueza y lo/a consideramos superior por el acceso que tiene a sectores que nosotros no alcanzamos. Quien tiene estabilidad económica tiene mejores oportunidades, hasta pareciera que el cielo se hizo para ellos. ¿Cierto?

¿Cuántas veces te afligiste por no tener suficientes recursos económicos?  ¿Con cuánta frecuencia envidiaste lo que la niña rica tenía? Y ¿Cuántas cosas materiales le ruegas a Dios poder obtener? El sistema económico de este siglo nos ha engañado tanto, que la identidad de una persona muchas veces se define por la cantidad de ceros hacia la derecha acumulados en una cuenta bancaria.

Satanás quiso comprar la adoración de Jesús con posesiones materiales, lo llevó a lo alto de un monte y le mostró todo lo que podía obtener si tan sólo se arrodillaba para reconocer al príncipe de este mundo. Pero Jesús no accedió.

Hoy Satanás sigue en su plan de engaño haciéndonos creer que entre más tengamos, mayor felicidad obtendremos, y nosotras nos preguntamos ¿Será esto cierto? Estuve revisando algunos estudios científicos sobre la relación que existe entre dinero y felicidad.  ¿Sabes qué encontré? La felicidad sí tiene una correlación con el dinero, nuestro cerebro tiene la capacidad de asociar el sentimiento de bienestar, seguridad y felicidad con la cantidad de dinero obtenido. Tener dinero en nuestras manos nos hace sentir poderosas por el hecho de que podemos acceder a mayores beneficios.

Pero lo que también descubrí es que el dinero brinda una sensación de felicidad mientras lo tienes en las manos, una vez acabado debes volver a esforzarte por obtenerlo, algo parecido a una montaña rusa.  Además, si crees que puedes ser feliz siendo rica, déjame decirte que no hay un aumento de felicidad en aquellas personas que aseguran cantidades millonarias de dinero, al contrario, tener sumas estrambóticas les produce estrés.

Como ves, una sensación es algo efímero, que así como viene se va y no permanece. Se puede estar feliz por tener dinero, lo cual no significa que seas feliz. Estar feliz es una condición pasajera, se puede estar feliz por muchas cosas y al rato no, pero ser feliz es algo que solo proviene de un corazón que descansa en la provisión del Señor. 

La palabra de Dios nos aconseja:

“Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: no te desampararé, ni te dejaré”. 
Hebreos 13:5

¡Conténtate con lo que tienes ahora!  ¡lo que tienes es suficiente!
Si tienes la oportunidad de generar una ganancia extra, inviértela para la gloria de Dios, considerando siempre que sólo Cristo es suficiente y que aunque necesitemos del dinero para movilizarnos por el mundo, nuestra dependencia debe estar radicalmente centrada en Cristo.

Toma la decisión firme de permitir que sea el Espíritu Santo quien te ayude a distribuir tus finanzas, asegúrate de sujetar este desenfreno de la carne para que no sea la avaricia la que decida, recuerda  el consejo bíblico:

“Pues el amor al dinero es la raíz de toda clase de mal; y algunas personas, en su intenso deseo por el dinero, se han desviado de la fe verdadera y se han causado muchas heridas dolorosas”. 
1 Timoteo 6:10 (NTV)





ACERCA DEL AUTOR  

Angélica Jiménez

Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.




💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧


Recuerda que estamos estudiando la serie la verdad que triunfa
chequea el plan de lectura de esta semana.



Si recién descubriste nuestra página y deseas incorporarte a la serie de estudio actual puedes consultar nuestro método de estudio.

¡Si estás siguiendo el estudio con tu grupo presencial o virtual no olvides compartir lo que aprendiste el día de hoy, tu aporte puede ser de estímulo para otra joven como tú!

Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Sé valiente para enfrentar tus miedos

"Sé valiente." Cuando leí el título de nuestro estudio me puse a pensar sobre las veces que había elegido ser valiente, y las veces que el temor había sido mi elección.
Pienso que no soy la única a quien el miedo ha llevado por rumbos equivocados a cometer tonterías, producto de haberle dejado vencer sobre nuestra fe, sobre la seguridad que Dios nos promete en Su palabra:


"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia."  Isaías 41:10
Este es uno de los versículos que sin duda ha sido de consuelo y fortaleza a lo largo de generaciones. El Señor comienza exhortando a no temer, y continúa dando razones claras para ello: “No temas porque…
       ➤ Yo estoy contigo"
➤ Yo Soy tu Dios"
➤ Te esfuerzo"
➤ Te ayudaré"
➤ Te sustentaré"

Querida lectora ¿A qué estás temiendo hoy? ¿Tal vez a alguna enfermedad, al desempleo, a no aprobar el examen de ing…