Ir al contenido principal

Refugiadas en Su costado herido somos libres de condenación


“No temas, porque no serás avergonzada. No te turbes porque no serás humillada. Olvidarás la vergüenza de tu juventud, y no recordarás más el oprobio de tu viudez”.   Isaías 54:4-5

¿Qué es la vergüenza? ¿La has experimentado? ¡Yo muchas veces! Es ese sentimiento de incomodidad, indignación, repulsión y hasta asco que nos sobrecoge cuando hacemos el ridículo, cometemos una falta o en palabras más comunes metemos la pata ¡Uy no, qué vergüenza!

¿Y la culpa? ¿Has sido presa de ella? Ese otro sentimiento que recae sobre nuestra conciencia y retumba cual martillo en la corte de un juez. Una tonelada nos aplasta, impidiéndonos levantar la vista. Nos avergonzamos de nosotras mismas y nuestra apariencia nos produce asco.

La culpa y la vergüenza las descubrimos cuando  por nuestra pecaminosidad nos hallamos en falta, pero muchas veces caemos en la trampa de creer que Dios es el autor de esos sentimientos. Pues bien querida amiga, Dios no nos restriega los pecados cometidos, quien hace esto es Satanás. Éste, con su astucia presenta el pecado como un pastel repleto de crema deliciosa, pero es un juego traicionero y fraudulento, ya que te invita a disfrutar del placer, se toma el tiempo necesario para juguetear con nuestras emociones y una vez que el corazón es seducido hasta caer en la trampa de morder, Satanás se mofa de nuestra cara untada. Y no conforme con ello, se asegura de que sus voces perturben nuestra mente a tal punto de que creamos que es Dios quien nos acusa. 

¿Sabes cómo lo hace? Con mentiras nocivas y destructoras como: Dios nunca te perdonará; eres una basura; tocaste fondo y ya nadie te sacará de allí; mírate, das asco; etc.   

 Me mostró al sumo sacerdote Josué, el cual estaba delante del ángel de Jehová, y Satanás estaba a su mano derecha para acusarle. Y dijo Jehová a Satanás: Jehová te reprenda, oh Satanás; Jehová que ha escogido a Jerusalén te reprenda. ¿No es este un tizón arrebatado del incendio?       
 Zacarías 3: 1-2

Amiga ese es Satanás y ese su juego fraudulento, ¡Descúbrelo! Dios no nos acusa por todos los cientos de errores que comentemos a diario y aunque tiene toda la libertad de hacerlo porque no somos dignas de estar delante de Su Santidad, Él no lo hace porque Dios que es superior no se rebaja al nivel de Satanás, sino que para demostrarnos su infinito amor ha hecho algo mucho mejor que acusarnos sin piedad; Él Envió a Cristo para que tomara nuestra culpa y vergüenza y la llevara Él mismo sobre sus hombros. Si alguien debería recibir castigo somos nosotras, pero Dios cargó sobre Jesús nuestros pecados, y Él pagó por ellos, porque nos ama. 

Ahora debemos saber que, si bien Dios no nos acusa, sí nos hace responsables de nuestro pecado, es decir: por su Espíritu Santo nos convencemos del pecado que hay en nosotras, señala lo que está mal pero en vez de acusarnos, provee un redentor pues por su Espíritu Santo somos guiadas en arrepentimiento hacia a la verdad de Cristo nuestro salvador.

Romanos 8:1  nos dice: “Por lo tanto ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús.” NVI

Si hay pensamientos en tu interior que te acusan de vergüenza y culpa llévalos ante la Cruz y crucifícalos allí porque en Cristo ya no hay condenación. Siempre que mores bajo su costado y te refugies en su sangre será quitada la culpa por tu pecado. 

“Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados”.
 Isaías 43:25





ACERCA DEL AUTOR  

Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Sé valiente para enfrentar tus miedos

"Sé valiente." Cuando leí el título de nuestro estudio me puse a pensar sobre las veces que había elegido ser valiente, y las veces que el temor había sido mi elección.
Pienso que no soy la única a quien el miedo ha llevado por rumbos equivocados a cometer tonterías, producto de haberle dejado vencer sobre nuestra fe, sobre la seguridad que Dios nos promete en Su palabra:


"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia."  Isaías 41:10
Este es uno de los versículos que sin duda ha sido de consuelo y fortaleza a lo largo de generaciones. El Señor comienza exhortando a no temer, y continúa dando razones claras para ello: “No temas porque…
       ➤ Yo estoy contigo"
➤ Yo Soy tu Dios"
➤ Te esfuerzo"
➤ Te ayudaré"
➤ Te sustentaré"

Querida lectora ¿A qué estás temiendo hoy? ¿Tal vez a alguna enfermedad, al desempleo, a no aprobar el examen de ing…