Ir al contenido principal

Clama por un nuevo nacimiento





Todos hemos luchado por nacer, el alumbramiento es un misterio divino ¿Cómo sabe el bebé que ha terminado su tiempo en el vientre? Allí la criatura comienza una lucha por la vida y la muerte. Algo así estaba experimentando Jonás en aquel apretujado vientre baboso y con poco oxígeno con olor a pescado. Estaba librando una lucha no física por salir del vientre del pez, sino una lucha de tipo espiritual, entre la muerte de su voluntad para dar paso a la vida dirigida por la voluntad de Dios.   

Puedo imaginar a Jonás todavía jadeando esos tres días:

Día 1: ¿Puedes ver aquí el control de su ego sobre los designios de Dios?

-          - ¡No voy a pregonar esperanza para una gente despreciable que merece morir!
-          - ¡Mi reputación de profeta está en juego! ¡Dios los perdonará y yo seré el ridículo!
-          - ¡Antes muerto que profeta falso!

Día 2: Puedo especular un debate entre morir al yo y vivir para Dios

-          - ¡Ah no lo soporto! ¡Quiero morir aquí pero no así!
-          - ¡Ay ya no puedo más! ¡¿Qué estoy haciendo con mi vida?!
-          - ¡Miserable, todo me ha salido mal! ¿Qué voy a hacer ahora?

Día 3: ¡Hay signos de un nuevo nacimiento espiritual!

-          - ¡Me rindo Señor! ¡Tú tienes toda la razón en esto!
-          - ¡Me sacaste de tu Presencia, pero estoy vivo todavía, tengo esperanza de volver a mirar tu Santo templo! ¡Perdóname!

Allí está Jonás recorriendo el océano a merced del pez, tenía la idea de ponerle fin al plan misericordioso de Dios con Nínive, pero no se había dado cuenta que él mismo estaba gozando de misericordia. Sólo hasta que estuvo acorralado en su propia terquedad se vio confrontado con todos los mensajes que había predicado antes a Israel. Él mismo era el reflejo de un pueblo que profesaba ser elegido de Dios pero que le volvía la espalda a Dios, no tenía ninguna justicia de la cuál jactarse, era tan apóstata como Israel. Todo ese revoltijo de ideas erróneas acerca de sí mismo y de Dios entre paredes de carne viva lo llevan hasta el clímax de agonía hasta que por fin se rinde.

Desde la tierra de los muertos

Jonás expresa en su oración haber acudido por auxilio desde las mismas entrañas del Seol (Hades, muerte) Y desde ese lugar es testigo de cómo llegó el eco resonante de su petición hasta los oídos de Dios.

“Clamé, y mi voz oíste”. Jonás 2:2

Nosotras también estamos en la tierra de los muertos cuando expresamos desagrado por las tareas que Dios nos encomienda hacer y tratamos de escabullirnos entre la multitud de chats o estudios, como si todo anduviera bien llevamos una vida de aparente éxito pero en el corazón todo aquello de lo que fluía verdadera vitalidad espiritual ya no está, entonces cuando el olor putrefacto de pensamientos erróneos en los que nos empeñamos creer que están bien no se puede evitar con aerosoles comunes, allí comenzamos a jadear, los retorcijones de malas decisiones nos hacen apretar los puños, los ojos y los dientes y se inaugura la batalla campal entre el grito de auxilio desesperado por rendir nuestra voluntad a los pies de la Cruz o dejar que la tierra de los muertos termine de hacer su efecto en nosotras. Amiga clama por el nacimiento de una vida sujeta a la voluntad de Cristo. 

Pero incluso desde allí, en la peor tormenta o desde la misma tierra de los muertos puedes clamar por socorro al cielo y estar completamente segura que no es demasiado lejos para que en los oídos divinos resuene tu gemir porque sobre tu peor situación Dios sigue teniendo el control. 

Jehová Sama, Dios está allí”, y si Él está, hay esperanza de renacer a una nueva vida dirigida por Dios.    


💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧







ACERCA DEL AUTOR  

Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.



💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧


Recuerda que estamos estudiando de la serie Jonás - Amar al falto de amor
¡Revisa el plan de lectura!

Semana 2 - Dios está en medio de nuestras tormentas incluso cuando somos desobedientes




Si recién descubriste nuestra página y deseas incorporarte a la serie de estudio actual puedes consultar nuestro método de estudio.

¡Si estás siguiendo el estudio con tu grupo presencial o virtual no olvides compartir lo que aprendiste el día de hoy, tu aporte puede ser de estímulo para otra joven como tú!

Comentarios

También te recomendamos leer:

Denuncia contra la corrupción

“Tú que te dices casa de Jacob. ¿Se ha acortado el Espíritu de Jehová? ¿Son estas sus obras? ¿No hacen mis palabras bien al que camina rectamente?” Miqueas 2:7
Recientemente me encontré con una clasificación estadística del 2018 sobre los países más corruptos en América latina*, es lamentable que la mayoría de los países en que vivimos tengan altos índices de corrupción debido a la incapacidad de los gobiernos en identificar y satisfacer las necesidades de la población. Existe una marcada falta de compromiso para encarar con osadía la lucha contra este mal. Pero nuestro contexto crítico del siglo XXI no dista mucho de la realidad de Miqueas en el año 750 a.C aproximadamente.
El discurso profético de Miqueas oriundo del pueblo de Moreset en Judá (Reino del sur) se extendió durante los reinados de Jotam (750 – 735) quien aunque hizo lo recto ante los ojos de Jehová, no quitó de Judá los lugares de sacrificio y adoración a los ídolos (2 Crónicas 27:1-9). Acaz (735 – 715) un rey perverso…

la pureza sexual comienza en la mente

Cuando hablamos de pureza es necesario evaluar nuestras relaciones, debemos hacer un autoexamen y observar qué relaciones nos favorecen y cuáles nos perjudican.
La Biblia nos dice en primera de Corintios 15:33 que:
“las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.”
Y para tener pureza debemos poner atención a las conversaciones que estamos teniendo con nuestras amigas, con nuestros compañeros, con conocidos y desconocidos, con mayor atención debemos revisar qué hablamos con nuestro novio o con el chico que nos gusta.
Hay veces que llevamos las conversaciones con nuestras amigas a un grado que no es digno de una hija de Dios, y esas pláticas terminan despertando deseos que pudiéramos haber evitado con sólo cerrar nuestra boca a tiempo.
Nuestras conversaciones nos impulsan a deseos que no podemos dominar. Es normal que cuando te juntas con amigas que hablan de Dios y Le aman, te sientas más espiritual, con paz en tu corazón y te den ganas de buscar más de Dios. Pero si con …

Amar Sin Corresponder

En estas semanas estudiando Oseas, nos hemos podido ver frente al espejo, frente a un espejo donde hemos podido ver cada imperfección que tenemos, han sido semanas donde hemos podido ver el amor doliente de un Dios todopoderoso que esta amando sin ser amado.
Es tan cruel amar sin ser correspondido y es cruel amar, también, cuando te son infiel. Así hemos podido ver a Dios, amando pese a que la otra persona no responda de la misma manera y aun así, Dios le pide a Israel que se arrepienta, que Él está dispuesto a perdonar y restaurar.
De la misma manera como Dios le pedía a Israel que le buscara, así nos pide a nosotras que le búsquenos, nos recuerda que en Él nuestro pecado queda olvidado si nos acercamos con un corazón arrepentido.
“Acerca de a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; Y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.” Santiago 4:8
Si en estos momentos, al verte en el espejo de la Palabra de Dios te estas dando cuenta que has actuado …

El amor de Dios

Quien sea sabio, que entienda estas cosas; Quienquiera que esté discerniendo, que los conozca; porque los caminos del Señor son rectos, y los rectos anden en ellos, pero los transgresores tropiezan en ellos. - Oseas 14: 9
Quiero ser una mujer sabia. Y sé que la única manera de ser sabio es a través de conocer y vivir la Palabra de Dios todos los días.

Tenemos que ser sabios y humildes para ver y aceptar nuestros pecados. Y tenemos que ser sabios y humildes para que la Palabra de Dios cambie nuestras vidas desde adentro hacia afuera. ¡El libro de Oseas nos brinda una gran oportunidad para arrepentirnos de cualquier pecado oculto que pueda haber en nuestros corazones y comenzar a vivir una vida piadosa que agrada a Dios a partir de hoy!

"La insensatez de Dios es más sabia que los hombres, y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres" (1 Corintios 1:25).

Este versículo cambió mi vida para siempre cuando me di cuenta de que era sabia en mi propio entendimiento, que era sabia…