Ir al contenido principal

Experimenta a Cristo




Aún recuerdo cuando era adolescente y discutía con mi mamá por alguna cosa, que obviamente ella tenía la razón pero yo quería demostrar que estaba equivocada. Recuerdo que terminaba diciéndole cosas horribles y por la noche me sentía mal, no podía dormir y lloraba arrepentida por lo que había dicho. A la mañana siguiente siempre corría a buscarla para pedirle perdón por lo que había dicho y ella siempre me decía que ya no lo recordaba, que estaba todo bien y me recibía en sus brazos. ¡Cuánto alivio sentía de saber que me perdonaba!
Esa actitud de mi mamá me recuerda a la historia del Hijo Pródigo que se encuentra en Lucas 15:11-31. Por un lado tenemos un hijo malcriado que quiere “hacer su vida” y por otro lado tenemos un padre que deja que el hijo tome sus decisiones, experimentado por cabeza propia. Pero que lo perdona porque le ama, se regocija porque su hijo perdido ha vuelto.
Esta historia sin lugar a dudas se trata de Dios y de nosotras; sus hijas, a veces malcriadas y descarriadas, que queremos demostrar que Él es el que se equivoca y que nosotras estamos en la razón; y cometemos en todo este ciclo un sinfín de pecados.

“Si tomaras en cuenta todos nuestros pecados,
nadie podría presentarse ante ti.
Pero tú nos perdonas. ¡Por eso mereces nuestra adoración!”
Salmos 130:3-4 (TLA)

Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados.”
Isaías 43:25

Dios nos extiende su perdón y su misericordia día a día. No recuerda ni un solo de nuestros pecados cuando vamos delante de Él arrepentidas. Las palabras escritas por el salmista calan hondo dentro de mí, si no fuera por su amor y perdón, si Dios llevara la cuenta de cada uno de los pecados que he cometido, y los que cometo día a día; ni siquiera me atrevería a presentarme delante de Él. Me siento completamente identificada en las palabras de este salmo.

¿Cuántas veces he clamado a Dios, en desesperación, con angustia… para que Él atienda mi súplica? Así como corría a mi madre con desesperación y lágrimas implorando su perdón; así voy al Padre cuando me he equivocado y lo más hermoso de esto, amiga es que Dios nos escucha y nos atiende. Sin importar lo que somos, lo que hemos hecho, lo que hemos dicho.

Y podemos encontrar 3 claves en el Salmo 130, que nos ayudan en la vida diaria:
  1. Confiar plenamente en Él {v.5}
  2. Ansiar verlo {v.6}
Recuerdas cuando has estado enamorada, que cuentas los minutos y las horas para encontrarte de nuevo con él, realmente lo anhelas.
¿Lo recuerdas? De eso estoy hablando, anhelar al Señor, con ansias encontrarme con Él.
  1. Recordar que Dios es bueno y nos perdona nos libra de las cadenas del pecado y nos salva. {v.7-8}
Isaías 61:1; Isaías 42:7; Isaías 9:4

A lo largo de la biblia podemos encontrar muchas historias de perdón, pero la más significativa para mí siempre será Jesús; quien aún colgado en la cruz; intercede al Padre para que nos perdone “Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen...” Lucas 23:34  Y Dios por medio de su muerte siempre nos perdona y nos salva. “[…] al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados.” Colosenses 1:13-14


“Por lo cual te digo que sus muchos pecados le son perdonados, porque amó mucho; mas aquel a quien se le perdona poco, poco ama.”
Lucas 7:47

¿Cuántas cosas nos ha perdonado Dios? Muchos pecados definitivamente. Esto se trata de gratitud, se trata de alabarlo, se trata de reverenciarlo por lo que hace por amor a nosotros.

Dios nos ofrece cada día la oportunidad de experimentar su amor, su perdón y su misericordia en Cristo. 

“En realidad, no es que el Señor sea lento para cumplir su promesa, como algunos piensan. Al contrario, es paciente por amor a ustedes. No quiere que nadie sea destruido; quiere que todos se arrepientan.”
2 Pedro 3:9

Yo soy su hija y puedo gozar de amor completo, amor genuino de un padre que se regocija el verme, puedo gozar de perdón eterno de un padre que olvida mis errores y puedo gozar de misericordia de un padre que día a día piensa en mí. Y también puedo gozar de un padre que me disciplina cuando lo necesitó. ¿Y tú?






💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦


ACERCA DEL AUTOR

Laura Alfaro  
Tiene 28 años, es Costarricense. Sirve a los jóvenes en una agencia misionera junto a su esposo, cree firmemente en el discipulado basado en el modelo de Jesús y establecer relaciones fuertes. Le apasiona servir a las mujeres dentro de ADG.



🌼 🌻 🌷 

Recuerda que estamos estudiando el libro de Jonás -  amando al falto de amor, puedes seguir el plan de lectura correspondiente a esta semana.


Si recién descubriste nuestra página y deseas incorporarte a la serie de estudio actual puedes consultar nuestro método de estudio.

¡Si estás siguiendo el estudio con tu grupo presencial o virtual no olvides compartir lo que aprendiste el día de hoy, tu aporte puede ser de estímulo para otra joven como tú!

Comentarios

También te recomendamos leer:

Amor fiel (Oseas) - Descarga tus materiales

No habían permanecido fieles a Dios, sino que Él permaneció fiel a ellos.

El libro de Oseas fue escrito para mostrarle al pueblo de Israel el amor fiel de Dios. Israel se había rebelado contra Dios una y otra vez. Los reyes de Israel habían extraviado al pueblo, seguían a los dioses falsos y profanaban el templo de Dios. La gente había olvidado quiénes eran y de quién eran. Israel se había apartado de Dios, de Aquel que los había elegido, los había protegido, los había provisto y los había bendecido. Se habían prostituido con otros dioses y otras naciones. Sus corazones adúlteros e idólatras los habían alejado de Dios.

Oseas era solo un hombre.

Fue un profeta en Israel con un llamamiento único de Dios. Le pidieron que se casara con una prostituta y permaneciera fiel y leal a ella. Oseas se casó con Gomer, que le fue infiel. Sin embargo, una y otra vez, Oseas redime a Gomer y la devuelve a sí misma.

Dios le dio a Oseas un llamado específico y un mensaje específico para el pueblo de Is…

Un llamado inusual

El reto de este 2019 es memorizar porciones bíblicas, y comencé con 2 Timoteo capítulo 2, he estado repitiendo y repitiendo en cada porción de tiempo libre, pero hoy me detengo aquí: “…Si fuéremos infieles, él permanece fiel. Él no puede negarse a sí mismo…”.  En realidad, el Señor me ha retenido aquí poniendo una señal de PARE en mi camino para comprender cuál es el profundo significado de nuestra infidelidad a la luz de Su fidelidad; creo francamente que también es lo que quiere hacer con cada una de nosotras. Así que abramos nuestras Biblias en el pequeño libro de Oseas para desplegar el abanico infinito de la Fidelidad de Dios. 

Pero antes, analicemos el contexto en el que Oseas se encuentra: 
1 Reyes 12 nos narra la división de las doce tribus de Israel en dos: 
Israel, también conocido con los nombres de Reino del Norte, Jacob y Efraín (este último, usado en el libro de Oseas), formado por diez tribus.  
Judá, también llamado Reino del Sur, conformado por las tribus de Judá, Benjamí…

Valiente en medio de la tentación

Tenía yo apenas trece años, y mi mamá me decía: “Anto, aprende a decir que no.”  Crecí, y a los dieciocho años mi mamá seguía diciéndome: “Anto aprende a decir que no.”
Hoy estoy a menos de sesenta días de casarme y ¡cuánto me ayudó cada palabra de mi madre, cada advertencia de decir que no!  

A lo largo de estos pocos años que el Señor me permitió vivir, me di cuenta de lo  difícil que es decir que no a ……………. (puedes agregar la frase que te venga en mente, aquello a lo que siempre dices que sí y cedes) ¡Cuán débiles somos! 

 🔼 Eva, cuando fue tentada a tomar del fruto prohibido, ¿pudo decir que no? 
 🔼 David, cuando vio a Betsabé y la deseó, ¿pudo decir que no?
 🔼 Sansón, ante la insistencia de Dalila, ¿pudo decir que no?

La respuesta es NO. Cedieron a la tentación y cayeron. Pero todos ellos, luego del quebranto y arrepentimiento, fueron restaurados. ¡Cuánto placer, alivio y gratitud llegó después de haber experimentado la gracia del perdón de Su Salvador!

A lo largo de toda la histori…

P.S. Te amo

Algo característico de las chicas, y me atrevería a decir, de todas las edades,  es que somos muy sensibles y emocionales, por lo que nos apasionamos con  las historias de amor ¿cierto? 

Puede que en estos momentos estés viviendo una de ellas, o quizá vivas de cerca la de alguien más, o la estés encontrando en la lectura de algún libro. 

Las historias de Amor involucran a dos personas que están unidas a través de un mismo sentimiento y emociones del uno hacia el otro.  Esperamos siempre que concluyan en esa frase tan trillada …. Y fueron felices para siempre.

Lo que ya no parece tan bonito, sino por el contrario lastima y duele, es la aparición de La Infidelidad dentro de una relación.

Durante la primer semana de este estudio de Oseas nos fuimos familiarizando con sus personajes, algunos de los cuales ya pintan como villanos, como es el caso de Gomer, una mujer infiel.

Quisiéramos entender el porqué de su actitud, y seguramente la juzgamos y somos duras en la sentencia, sin tener en cuenta…