Ir al contenido principal

Misericordia a tu alcance



Innumerables veces hemos cometidos errores, pecados que nos han alejado de la presencia de nuestro Dios. Muchos de estos creímos o quizá creemos aun falsamente que la gracia del Señor no alcanza a cubrir, y con seguridad cada una tenemos diferentes historias de aquello que hicimos mal, que no quisimos que nadie se entere y decidimos esconderlo, no confesárselo al Señor. Pero sin duda los resultados de esta decisión no trajeron bendición a nuestras vidas. Porque no fuimos honestas con Dios.

El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia.
Proverbios 28:13

En este pasaje encontramos un contraste de dos personas: una que encubre  y la otra que confiesa y renuncia a su pecado. No cabe duda que existen diferentes maneras para ocultar nuestros pecados pero ninguna funciona frente al conocimiento supremo de nuestro Dios. Ahora bien, detengámonos un momento y pensemos en aquellas cosas secretas en nuestra vida, esos pecados ocultos que ciertamente están frenando la bendición que Dios quiere para nosotras: aquellas mentiras, aquello que estas ocultado a tus padres y piensas que jamás se enteraran, la forma en la que has robado el tiempo en tu trabajo o estudios, aquella falta de perdón, aquello que ocurrió años atrás y que en tu conciencia permanece por no haberlos confesado y que te quita la paz.

Las personas que no reciben el favor de Dios son las que deciden encubrir su pecado y como consecuencia endurecer su corazón, pues alcanzar misericordia depende de confesar y apartarnos de nuestros pecados, la misericordia abre la puerta para recibir, el perdón y la restauración de Dios. Cuando la gente adopta esta actitud, es poco probable que vuelva a caer en el mismo error, ya que sienten una profunda convicción de arrepentimiento y suplican a Dios por su compasión. Y cuando una persona le pide a Dios compasión, misericordia, esa persona encuentra que Él es misericordioso y compasivo.

La gran ciudad de Nínive había sido sentencia a destrucción pues su maldad estaba delante de Dios. Y para darles a conocer lo que les ocurriría el Señor envió a Jonás que luego de una dura lección por fin fue a proclamar en aquella ciudad el juicio que Dios enviaría. ¿Y qué ocurrió? Aquel pueblo se arrepintió de sus pecados y los confesó al Señor. Justo la respuesta que Dios espera de quienes transgredimos y ofendemos Su santo nombre. Leamos:

Y comenzó Jonás a entrar por la ciudad, camino de un día, y predicaba diciendo: De aquí a cuarenta días Nínive será destruida. Y los hombres de Nínive creyeron a Dios, y proclamaron ayuno, y se vistieron de cilicio desde el mayor hasta el menor de ellos.
Y llegó la noticia hasta el rey de Nínive, y se levantó de su silla, se despojó de su vestido, y se cubrió de cilicio y se sentó sobre ceniza. E hizo proclamar y anunciar en Nínive, por mandato del rey y de sus grandes, diciendo: Hombres y animales, bueyes y ovejas, no gusten cosa alguna; no se les dé alimento, ni beban agua; sino cúbranse de cilicio hombres y animales, y clamen a Dios fuertemente; y conviértase cada uno de su mal camino, de la rapiña que hay en sus manos.
Jonás 3:4-8

Querida amiga la misericordia de Dios es eterna, así como su amor inagotable por el pecador.

Y ¿qué harás?, ¿qué haremos ahora? ¿Continuaremos tratando de ocultar aquellos secretos en lugar de llevárselos todo ante el trono de la gracia de Dios para alcanzar misericordia y hallar gracia que nos ayudara cuando más lo necesitemos? Dios dio a Jesucristo, su único hijo para morir en la cruz por tu pecado y mi pecado para que así nuestros pecados puedan ser perdonados. Puedes hoy venir al Señor, admitir y confesar con toda honestidad aquellos errores aun encubiertos, te aseguro que alcanzaras la misericordia de Dios, su perdón y gracia.



💕💚💕💚💕💚💕

 ACERCA DEL AUTOR 



Sandra Karina Condori

Tiene 28 años, de nacionalidad boliviana, soltera. Convencida que la voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta. Sirve al Señor en el Ministerio de niños de su Iglesia local y a mujeres y jovencitas a través de ADG.







💕💚💕💚💕💚💕


Recuerda que estamos estudiando la serie Jonás - Amar al falto de amor 
chequea el plan de lectura de esta semana



Si recién descubriste nuestra página y deseas incorporarte a la serie de estudio actual puedes consultar nuestro método de estudio.

¡Si estás siguiendo el estudio con tu grupo presencial o virtual no olvides compartir lo que aprendiste el día de hoy, tu aporte puede ser de estímulo para otra joven como tú!

Comentarios

También te recomendamos leer:

Mi Legado

Queremos honrar la vida de nuestra amiga, líder y mentora Edurne Mencia. Por eso hoy compartimos contigo uno de sus inspiradores artículos en su blog  - El viaje de una mujer -   que nos habla directamente a este momento en el que lloramos su partida y nos regocijamos en su llegada al reino de nuestro Padre. Ella nos ha dejado un legado. Así que te pedimos que mientras lo lees, ores por su esposo y sus tres hijos.

💦💛💦💛💦💛
Un legado es todo aquello que pasa de padres a hijos.

 Como mamá, quiero que mis hijos afronten su vida en las mejores condiciones posibles, trabajando para dejarles cosas materiales.

Como mamá a la manera de Dios, es mi deber trabajar igual de duro (o más) para dejarles a mis hijos un legado espiritual.

Mi legado espiritual.

El impacto que mi vida tiene y va a tener no sólo sobre mis hijos, sino sobre las generaciones futuras después de ellos.

Hay cosas que nuestros hijos heredan de nosotras sobre las que no tenemos ningún tipo de control: la estatura, el colo…

Tus palabras importan

“Hay [Jovencitas] cuyas palabras son como golpes de espada; más la lengua de los sabios es medicina”. Proverbios 12:18
Nos encantan las reuniones de chicas, las pijamadas, asistir a las fiestas de 15 años de nuestras amigas y un sin número de reuniones grupales en las que podemos compartir cuchicheos de lo que se nos atraviese por la cabeza para terminar reventadas de risa, o muertas de asombro.
A menudo pensamos que las palabras van y vienen como cualquier hoja en otoño, o como la ropa que nos cambiamos a diario o, como la punta que le sacamos constantemente al lápiz. Las descomponemos en gramática, las combinamos en la clase de lengua y también las utilizamos para rellenar nuestro día con tal de que no sea tan vacío. Pero las palabras no pueden ser tratadas como las hojas de otoño, ni como la ropa que mandas a la lavadora y mucho menos puedes desecharlas sin importancia como la basurita del lápiz. ¿Soñaste alguna vez con tener un súper poder?Pues las palabras son poderosas. Cada vez q…

Viviendo una Fe inquebrantable

Estoy viendo una serie de televisión titulada “David, nace un Héroe”. No es casualidad puesto que empezó antes que este devocional, es una producción brasilera excelente. Ha sido sorprendente  ver en escena el momento en que David se enfrenta con el gigante Goliat, pero más sorprendente ha sido cómo este joven, sin la estatura de un guerrero de tomo y lomo, se presenta ante Saúl con una confianza tan determinante que convence al propio rey de que él es la persona que va a enfrentar al enemigo. Pero espera, esto no es todo. Lo que impacta mi corazón, es que David, siendo un pastor de ovejas, sin el entrenamiento de un hombre de guerra, sin tener la experiencia de haber estado en un campo de batalla, se enfrenta, se para ante el gigante y con una Fe Inquebrantable, lo desafía sin más ni menos, mostrando una confianza tremenda en el Dios de Israel, leamos: Tú vienes a mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del SEÑOR de los ejércitos, el Dios de los escuadrones d…

Permanecer en victoria

¿Conoces la lista de los 30 derechos humanos universales? Probablemente al igual que yo, No. Durante las últimas décadas, las distintas fundaciones por la protección de los derechos humanos los han ampliado y diferenciado en civiles, políticos, económicos, sociales y muchos otros, pero todos ellos tienen su origen en un documento surgido en la Europa de finales de los años cuarenta. Más que enfocarme en este tipo de derechos dictaminados por la sociedad quisiera que nos enfocáramos en los derechos que tenemos como ciudadanas del Reino de Dios. Ya que Dios nos ha dado el derecho de ser llamadas “sus hijas”.
“Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”. Juan 1:2
Esto también genera un compromiso,ya que en toda relación padre e hija ambas partes deberán estar comprometidas de alguna manera el uno con el otro. Éste criterio no varía en nuestra relación con Dios a pesar que en éste caso Dios siempre lo hace,su fidelidad está …