Ir al contenido principal

Cristo es mi Protección




¿Alguna vez te has sentido desprotegida, como si no hubiera nadie a tu lado en medio de tus aflicciones? Justo cuando más necesitas de apoyo, todos se marchan, ni una llamada, ningún mensaje, ninguna palabra de aliento. Y para rematar, ves cómo aparentemente los malos prosperan, se gozan y se alegran. Por tu mente se cruzan algunas preguntas: ¿acaso el Señor no ve nuestros caminos? ¿Por qué los malos prosperan y los justos están desamparados? Podríamos cuestionarnos así, una y otra vez,  olvidando que los ojos del Señor están en todo lugar y momento observando a los malos y a los buenos, y que Él dará a cada uno conforme a sus obras. La palabra de Dios nos muestra un contraste entre el camino de los justos y el de los malos.

El justo: Salmos 1:1-3

💧 No anda en consejo de malos
💧 No ha estado en camino de pecadores
💧 No se ha sentado en silla de escarnecedores
💧 En la ley de Jehová está su delicia.
💧 Todo lo que hace prosperará.
💧 Es comparado a un árbol que crece junto a corrientes de aguas

Los malos: Salmos 1:4-5
💧 Son como el tamo que arrebata el viento. 
💧 No se levantarán los malos en el juicio, Ni los pecadores en la congregación de los justos. 

Finalmente, el versículo 6 del Salmo 1 resume el camino de los justos y la senda de los malos:


"Porque Jehová conoce el camino de los justos; Mas la senda de los malos perecerá."
Salmos 1:6

Dios conoce nuestros caminos; los justos pueden habitar tranquilos porque Dios amorosamente los cuida y protege aun cuando parece que los días malos son interminables. Pero su fin es glorioso al lado de su protector eterno. Mas la senda de los malos los conduce a la destrucción perpetua. Aunque aparentemente están llenos de dicha, finalmente perecerán.

Querida amiga, analicemos nuestra vida a la luz de la palabra de Dios, ¿qué camino estamos transitando? La vida es como un terreno del cual cosechamos lo que vamos sembrando día a día, sea bueno o sea malo. Bien haremos si nos aseguramos que nuestra siembra sea agradable a nuestro hacedor. Dios ha prometido proteger a los Suyos, a quienes a diario se esfuerzan en agradarle, en obedecerle y se apartan de la senda de los malos. ¿Lo estamos haciendo así?

¡Dios ha prometido y cumplirá!… me reconforta pensar en Sus promesas y que Él es fiel en cumplir lo que promete. Ha prometido protegernos si nos refugiamos en Él, si en Él espera nuestra alma. Ha prometido protegernos si en Él confiamos plenamente. Y todo esto es gracias a Jesucristo que vino a salvar a hombres y mujeres “malos” como tú y yo. Jesús vino y nos encontró y proveyó la entrada al refugio seguro, que es en los brazos del Padre celestial.

¿Aún te sientes desprotegida? Quizá sea porque todavía no has conocido verdaderamente al protector divino, o quizás te has alejado de Él. Mas  escucha hoy su voz que te llama a ir a Su luz, escúchalo y corre a refugiarte en Su presencia. No podemos saber, ni imaginarnos siquiera las dificultades que nos esperan. Sin embargo, la voluntad de Dios es perfecta para nosotras. Y su promesa es  guardarnos, protegernos de todo mal. ¿No es maravilloso saber que el creador de los cielos y de la tierra se interesa por ti y por mí? 


"Alzaré mis ojos a los montes;
¿De dónde vendrá mi socorro?
Mi socorro viene de Jehová,
Que hizo los cielos y la tierra.
No dará tu pie al resbaladero,
Ni se dormirá el que te guarda."
Salmos 121 1-3


💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧




ACERCA DEL AUTOR



Sandra Karina Condori

Tiene 28 años, de nacionalidad boliviana, soltera. Convencida que la voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta. Sirve al Señor en el Ministerio de niños de su Iglesia local y a mujeres y jovencitas a través de ADG






💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧


Recuerda que estamos estudiando de la serie Promesas de Dios 
¡Revisa el plan de lectura!

Semana 1 - Dios está contigo



Si recién descubriste nuestra página y deseas incorporarte a la serie de estudio actual puedes consultar nuestro método de estudio.

¡Si estás siguiendo el estudio con tu grupo presencial o virtual no olvides compartir lo que aprendiste el día de hoy, tu aporte puede ser de estímulo para otra joven como tú!
                 






Comentarios

También te recomendamos leer:

Denuncia contra la corrupción

“Tú que te dices casa de Jacob. ¿Se ha acortado el Espíritu de Jehová? ¿Son estas sus obras? ¿No hacen mis palabras bien al que camina rectamente?” Miqueas 2:7
Recientemente me encontré con una clasificación estadística del 2018 sobre los países más corruptos en América latina*, es lamentable que la mayoría de los países en que vivimos tengan altos índices de corrupción debido a la incapacidad de los gobiernos en identificar y satisfacer las necesidades de la población. Existe una marcada falta de compromiso para encarar con osadía la lucha contra este mal. Pero nuestro contexto crítico del siglo XXI no dista mucho de la realidad de Miqueas en el año 750 a.C aproximadamente.
El discurso profético de Miqueas oriundo del pueblo de Moreset en Judá (Reino del sur) se extendió durante los reinados de Jotam (750 – 735) quien aunque hizo lo recto ante los ojos de Jehová, no quitó de Judá los lugares de sacrificio y adoración a los ídolos (2 Crónicas 27:1-9). Acaz (735 – 715) un rey perverso…

la pureza sexual comienza en la mente

Cuando hablamos de pureza es necesario evaluar nuestras relaciones, debemos hacer un autoexamen y observar qué relaciones nos favorecen y cuáles nos perjudican.
La Biblia nos dice en primera de Corintios 15:33 que:
“las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.”
Y para tener pureza debemos poner atención a las conversaciones que estamos teniendo con nuestras amigas, con nuestros compañeros, con conocidos y desconocidos, con mayor atención debemos revisar qué hablamos con nuestro novio o con el chico que nos gusta.
Hay veces que llevamos las conversaciones con nuestras amigas a un grado que no es digno de una hija de Dios, y esas pláticas terminan despertando deseos que pudiéramos haber evitado con sólo cerrar nuestra boca a tiempo.
Nuestras conversaciones nos impulsan a deseos que no podemos dominar. Es normal que cuando te juntas con amigas que hablan de Dios y Le aman, te sientas más espiritual, con paz en tu corazón y te den ganas de buscar más de Dios. Pero si con …

Amar Sin Corresponder

En estas semanas estudiando Oseas, nos hemos podido ver frente al espejo, frente a un espejo donde hemos podido ver cada imperfección que tenemos, han sido semanas donde hemos podido ver el amor doliente de un Dios todopoderoso que esta amando sin ser amado.
Es tan cruel amar sin ser correspondido y es cruel amar, también, cuando te son infiel. Así hemos podido ver a Dios, amando pese a que la otra persona no responda de la misma manera y aun así, Dios le pide a Israel que se arrepienta, que Él está dispuesto a perdonar y restaurar.
De la misma manera como Dios le pedía a Israel que le buscara, así nos pide a nosotras que le búsquenos, nos recuerda que en Él nuestro pecado queda olvidado si nos acercamos con un corazón arrepentido.
“Acerca de a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; Y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.” Santiago 4:8
Si en estos momentos, al verte en el espejo de la Palabra de Dios te estas dando cuenta que has actuado …

El amor de Dios

Quien sea sabio, que entienda estas cosas; Quienquiera que esté discerniendo, que los conozca; porque los caminos del Señor son rectos, y los rectos anden en ellos, pero los transgresores tropiezan en ellos. - Oseas 14: 9
Quiero ser una mujer sabia. Y sé que la única manera de ser sabio es a través de conocer y vivir la Palabra de Dios todos los días.

Tenemos que ser sabios y humildes para ver y aceptar nuestros pecados. Y tenemos que ser sabios y humildes para que la Palabra de Dios cambie nuestras vidas desde adentro hacia afuera. ¡El libro de Oseas nos brinda una gran oportunidad para arrepentirnos de cualquier pecado oculto que pueda haber en nuestros corazones y comenzar a vivir una vida piadosa que agrada a Dios a partir de hoy!

"La insensatez de Dios es más sabia que los hombres, y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres" (1 Corintios 1:25).

Este versículo cambió mi vida para siempre cuando me di cuenta de que era sabia en mi propio entendimiento, que era sabia…