Ir al contenido principal

Dios es bueno



Susana asistía a la iglesia con su abuelita cuando era niña, pero después que su abuelita falleció nunca más quiso saber de la Iglesia y de Dios. Su abuelita era lo único que tenía en el mundo y según ella Dios se la había quitado (…)

Luego de la muerte de su abuelita Susana fue criada por otros parientes de la familia, pero lamentablemente ellos no la veían como parte de ellos sino que la hicieron su personal doméstico, la niña en lugar de crecer jugando y con risas, creció haciendo el aseo, cocinando y atendiendo a otros niños y también desafortunadamente sufriendo maltratos.

Cuando Susana cumplió 15 años decidió irse de aquella casa y lo hizo, pero en las calles experimento aún más crueldad y endureció más su corazón, después de un tiempo busco trabajo y lo encontró con personas muy bondadosas quienes  la acogieron en su casa y hasta la pusieron en una escuela, esta familia cada día se reunían frente a la chimenea y leían la Biblia y cantaban canciones, pero Susana se quedaba en su cuarto, ellos la invitaban a ir con ellos a la escuela dominical, Susana se negaba o ponía cualquier excusa.

No quería saber nada de Dios y creía que él tampoco quería saber nada de ella así que estaban a mano. De todos los miembros de aquella familia la señora de la casa no se daba por vencida con Susana, oraba todos los días por ella, le regalaba cuadros con versículos y sobre todo ella la trataba con un amor sincero, quizá así decía ella, Susana conocería realmente a la fuente de tanto cariño y comprensión.

Clemente y misericordioso es Jehová, Lento para la ira, y grande en misericordia.
Bueno es Jehová para con todos, Y sus misericordias sobre todas sus obras.
Salmos 145:8-9

Así como Susana quizá conoces a personas que por un pasado doloroso, han cerrado sus oídos y corazón a Dios y Su palabra, personas así son las más difíciles de amar y aceptar amor, pero Bueno es Jehová para con todos que ha dado la posibilidad a todos de alcanzar salvación del castigo que merecemos por su amor y misericordia.

¿Alguna vez tú te has sentido indigna de ser amada por Dios? quizá tu respuesta sea: -todos los días- . Cuando comprendemos que todo lo que recibimos es por pura gracia y misericordia del Señor, podemos declarar de lo más profundo de nuestro ser:  "mi Dios, tú me has dado todo". Y  despertar cada mañana se convierte en algo realmente maravilloso y conmovedor, pues Dios nos dice que nos ama y nos regala una nueva oportunidad para hacer mejor las cosas, para obedecerle, para amarle y amar a otros aun a aquellos que son difíciles de amar. Pero que necesitan al igual que tú y yo el perdón, el amor y la misericordia del único Dios Bondadoso.

¿Dónde hallaremos misericordia en este mundo lleno de maldad y confusión? En Jesús, en aquel quien desde su propia cruz le dijo a un criminal que le rogó que lo ayudara “… hoy estarás conmigo en el paraíso” (Lucas 23:43).

Hoy es un buen día para extender gracia y misericordia a otros. Recuerda: Dios ha demostrado su bondad y cuanto ama al mundo al ofrecer salvación a toda la humanidad del castigo que merecemos. Elevemos acciones de gracias al Señor por Su  misericordia y bondad y declaremos a una sola voz como David:

“El Señor es bueno con todos”.

Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres,
Tito 2:11


💜💧💜💧💜💧💜💧



ACERCA DEL AUTOR 


Sandra Karina Condori

Tiene 28 años, de nacionalidad boliviana, soltera. Convencida que la voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta. Sirve al Señor en el Ministerio de niños de su Iglesia local y a mujeres y jovencitas a través de ADG








💜💧💜💧💜💧💜💧


¡Felicitaciones chicas! hoy hemos culminado la serie de estudio Jonás - Amando al falto de amor. 
Si recién descubriste nuestra página y deseas ser parte de nuestras serie de estudio  puedes  comenzar consultando nuestro método de estudio.

¡Si seguiste el estudio con tu grupo presencial o virtual comparte lo que aprendiste en esta serie de estudio, tu aporte puede ser de estímulo para otra joven como tú!

Está atenta a nuestras próximas publicaciones, estaremos anunciando una nueva serie de estudio. 



Comentarios

También te recomendamos leer:

Haciendo lo correcto

Cuando éramos niñas y surgía un desacuerdo o pelea con nuestros hermanos o compañeros de escuela, tal vez por un juguete o porque “nos miraron mal”, etc., ¿recuerdas cual era tu reacción? y si alguien te empujaba, ¿tú también lo hacías? Yo viví muchas situaciones así; pero recuerdo una en especial; estando en la escuela primaria golpee a uno de mis compañeritos porque él había empujado a mi amiga y yo le hice lo mismo pero con más fuerza y además recuerdo que le di una patada en uno de sus pies, y como resultado de mis acciones recibí una severa llamada de atención en la dirección de la escuela, y mi respuesta fue: “el empujo a mi amiga y por eso lo hice”, lo cual era cierto, pero… sé que no justificaba mis acciones; más eso lo comprendí recién de grande: no debí cobrar el castigo por mi cuenta, y ahora al escribir esta anécdota me da cierta vergüenza y un poco de gracia. A muchos de mis compañeritos de primaria y secundaria no los he vuelto ver, y la verdad es que muchas veces quisie…

Creadas para adorar

“En quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu”.  Efesios 2:22
La mujer Samaritana quiere saber dónde y cómo adorar, es una pregunta interesante la que le hace ella a Jesús, mostrando así su interés de querer tener una relación con Dios. Pero Jesús le contesta que ellos adoran a quien no saben, ahí es dónde nos damos cuenta de que por naturaleza nosotras adoramos (a veces si se sabe bien a que o quien y en ocasiones no).

Nosotras fuimos creadas para adorar porque ese vacío que hay en nuestro corazón Dios lo puso en cada una de nosotras para poder ser llenado sólo por Él.

Buscando el significado de Adorar encontré que “es amar en extremo” y también es rendir nuestra voluntad ante alguien, en este caso es rendirnos ante los pies de nuestro Salvador, Él cual ya ha pagado la cuenta por nosotras y nos anhela cada día para seguir Su obra en cada una. Así como la mujer samaritana, Dios anhela que cada día tengamos un encuentro con Él para que le ador…

LA PIEZA DE UN ROMPECABEZAS

Recuerdan la historia del “patito feo”. Así se sienten muchas personas que se consideran excluidas de un determinado grupo social, sin una razónque lo justifique o ya sea porque haya suficientes motivos que hagan que puedan hacer sentirse así. Algunas veces son situaciones relacionadas con nuestra apariencia, limitaciones físicas, económicas, con nuestras actitudes o la moral.

Sí de algo podemos estar seguras y sin conocer mucho de lo que había en el corazón de la mujer samaritana, es que seguramente se sentía excluida. Los ojos de un pueblo que le juzgaba por su estilo de vida y su conciencia que la hacía auto condenarse.

A todas nos gusta relacionarnos con amigas, buscamos pretextos para estar juntas,horarios que nos conecten físicamente o de manera virtual para estar en comunicación.

La mujer Samaritana de nuestra historia necesitaba hacer diariamente una tarea que era común para las mujeres de su pueblo y de su época. Sin embargo opuesto a las demás ella lo hacía solitaria, sin una a…

MANOS A LA OBRA

Cada vez que alguien debe ponerse a trabajar de manera inmediata o debe comenzar a poner en práctica algo de forma urgente, decimos: ¡Manos a la obra! Con esta expresión se quiere decir que no hay lugar para aplazamientos y que el momento de actuar es ahora.
Entonces la mujer dejó su cántaro, y fue a la ciudad, y dijo a los hombres San Juan 24:8
La mujer de Samaria, la protagonista de ésta maravillosa historia tuvo un encuentro inesperado en el pozo donde solía recoger agua, su vida no volvió a ser la misma desde ese encuentro, porque descubrió una gran verdad para su vida.
Había conocido a Jesús, había escuchado de su propia voz lo que él podía ofrecer a su vida. La necesidad de compartir con los demás y el gozo que le provocaba la oportunidad de una nueva vida era como para no quedarse callada, así queenseguida se puso “manos a la obra”.
Llama la atención del porque el evangelista quería dejarnos en el relato el hecho de que dejaba el cántaro, recordemos que el motivo por el cual ella ha…