Ir al contenido principal

Fiel: Un requisito para ser confiable






¿Cómo descubres la infidelidad en una persona? ¿Te has considerado a ti misma como una persona infiel?
En el escenario de la vida la gente se coloca la mejor careta y el mejor atuendo, puedes llegar a creer que todos a tu alrededor son confiables hasta que ocurre algo que revela la verdadera apariencia detrás de la fachada.  Hoy quiero llevarte a un escenario similar:

Daniel 3: 1-23 -  ¿Qué está ocurriendo en esta historia?

💜         El rey Nabucodonosor manda construir una gran estatua para unificar la adoración conjunta a las deidades de Babilonia y para exaltar la grandeza de su reino.
(Dn. 3:1)

💜         Es interesante que aquí no está todo el pueblo, sino que están los representantes oficiales, todos figuras de autoridad en el reino de Nabucodonosor. (Dn. 3:2)

💜         No se trata de un gobierno democrático de lo contrario los de izquierda probablemente estuvieran haciendo protestas en contra del monumento. Este era un gobierno centralizado, autoritario e intimidante, lo vemos por el castigo del horno de fuego como amenaza a la subversión.   

💜        El toque de trompeta e instrumentos se convirtió en una rápida selección de personal que proporcionó estadísticas inmediatas sobre la  obediencia de los súbditos del rey. 


Al toque de trompeta vemos gráficamente todos los aparentemente fieles al reino. Y sólo tres rebeldes que no han respetado al rey. ¿Son realmente fieles todos los que se arrodillaron?

Si realizáramos una encuesta a todos los adoradores de la estatua, nos encontraríamos con la sorpresa de que algunos de ellos no están de acuerdo con el reinado de Nabucodonosor, ni son 100% fieles al renio del monarca, están arrodillados por intereses económicos, personales u otros. Pero eso Nabucodonosor no lo sabe, a su vista todos los postrados son sus fieles.  
 
Una persona que no es digna de confianza, evita el sufrimiento a toda costa porque prefiere la recompensa inmediata y sin esfuerzo, solamente será fiel cuando se trata de su propia conveniencia. Son aquellos que no están dispuestos a pagar el precio, no les gusta esforzarse, les agrada vivir una vida fácil, brindan su amistad esperando obtener algo a cambio. Además esta clase de personas están dispuestas a sacrificar sus “valores” con tal de mantener amistades, vínculos, y mantener en alto su imagen. Es decir, se amoldan a las circunstancias y responden conforme el panorama pinta, porque no hay valores de peso en su sistema de normas que los hagan retroceder.

¿Qué pasa con Sadrac, Mesac y Abed-nego?

Estos tres jóvenes podían tranquilamente arrodillarse ante la estatua de oro y pasar desapercibidos, podían incluso haber pensado que arrodillándose tenían la oportunidad de librar sus vidas y hacer algo mucho más grande por el reino de Dios. Pero ellos eligieron permanecer de pie sin importar las terribles consecuencias; la fidelidad a ellos mismos, a su pueblo y a su Dios primó por encima de todo, Aun si Dios no los librara del horno de fuego, ellos hicieron lo correcto.Ellos no estaban dispuestos a traicionar a su pueblo, no negociarían con la verdad y mucho menos defraudarían a Dios.

Así como su Santidad y otros atributos divinos, la fidelidad es esencial en el carácter de Dios
(Deuteronomio 7:9) y hay promesa para sus hijos cuando imitan el carácter de Dios (Salmos 101:6; Mateo 25:23)

Si la fidelidad es tan importante para Dios entonces nuestro estándar debe elevarse por encima del promedio y aspirar al estándar de Dios modelado por Cristo. La cultura del Reino nos demanda ser fieles en una época donde la fidelidad está empolvada, obsoleta y en desuso. Para Dios es importante que tu ejemplo convierta el significado de la palabra fiel en algo visible y palpable de lo que es la fidelidad, solamente así podrás atraer a otros a la luz de Cristo.   




💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧


ACERCA DEL AUTOR  


Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.



💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧





En las próximas semanas te daremos los enlaces para descargar los materiales del estudio y te explicaremos cómo puedes participar. Mientras tanto ¿por qué no invitas a algunas amigas para hacer el estudio juntas? Pueden hacerlo de manera presencial o en cualquier plataforma electrónica. ¡Anímate a participar! Va a ser hermoso ver en detalle algunas de las promesas que Dios nos ha dejado en Su Palabra.



Comentarios

También te recomendamos leer:

Con amor eterno te he amado

“Incluso antes de haber hecho el mundo, Dios nos amó y nos eligió en Cristo para que seamos santos e intachables a sus ojos” Efesios 1:4 (NTV)

Dios nos conoce desde antes de haber creado este mundo. Dios, mi querida amiga, nos amó mucho antes de que nosotras existiéramos.

A menudo trabajamos para ganarnos el amor de nuestras amigas. En ocasiones, también el de nuestros familiares, y si pensamos en el amor romántico, esperamos lograr que ese chico que nos gusta nos mire, para comenzar a ganarnos su amor. Si pensamos que así también debemos ganarnos el amor de Dios, es que nuestra mente no alcanza a comprender el verdadero amor, y esto sucede porque nuestro concepto de amor está totalmente distorsionado por el pecado.

Conocimos el amor cuando alguien nos lo manifestó primero. Cuando éramos pequeñas, nuestros padres nos cuidaban, nos protegían y demostraban su amor hacia nosotras cuando nos cargaban, abrazaban, consolaban e incluso cuando nos llenaban de besos y caricias.

Alguien nos most…

Renuncio a mí

A todos nos ha pasado que cuando somos niños nos preguntaron que queríamos ser cuando fuéramos grandes y pues nuestras respuestas eran maestra, bombero, policía o en mi caso diseñadora de modas; cuando llega el día en que debemos decidir nuestro futuro evaluamos muchos factores, como el empleo, los costos de la carrera, los años, si te gusta realmente, entre muchos más, pero nunca nos preguntamos si la carrera que llevaremos y será el resto de nuestra vida será una carrera que le sirva a Dios.
En Hechos 20 versículo 24 Pablo dice “Pero mi vida no vale nada para mí a menos que la use para terminar la tarea que me asignó el Señor Jesús…” Meditando en esté versículo recordaba como Pablo renuncio a muchas cosas en su vida por servirle a Jesús, por ser usado para llevar el evangelio y aunque muchas veces no fue bien recibido, como el mismo lo dice prefería morir a causa de Jesús.
A pesar de que se encontraba con pruebas, Pablo nunca dejo ese llamado del Espíritu Santo, siempre cumplía y ent…

Viviendo una Fe inquebrantable

Estoy viendo una serie de televisión titulada “David, nace un Héroe”. No es casualidad puesto que empezó antes que este devocional, es una producción brasilera excelente. Ha sido sorprendente  ver en escena el momento en que David se enfrenta con el gigante Goliat, pero más sorprendente ha sido cómo este joven, sin la estatura de un guerrero de tomo y lomo, se presenta ante Saúl con una confianza tan determinante que convence al propio rey de que él es la persona que va a enfrentar al enemigo. Pero espera, esto no es todo. Lo que impacta mi corazón, es que David, siendo un pastor de ovejas, sin el entrenamiento de un hombre de guerra, sin tener la experiencia de haber estado en un campo de batalla, se enfrenta, se para ante el gigante y con una Fe Inquebrantable, lo desafía sin más ni menos, mostrando una confianza tremenda en el Dios de Israel, leamos: Tú vienes a mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del SEÑOR de los ejércitos, el Dios de los escuadrones d…

Dios te eligió

“Recuerden lo que ustedes eran cuando Dios los eligió. Según la gente, muy pocos de ustedes eran sabios, y muy pocos de ustedes ocupaban puestos de poder o pertenecían a familias importantes”. 1 Corintios 1:26-31 (TLA) Reflexionar es un tiempo que se invierte para pensar, meditar y recordar. Hoy es un buen día para tomar ese tiempo y recordar de donde Dios nos rescató. Es una buena oportunidad de echar una mirada al pasado y con agradecimiento y alegría reconocer lo mucho que necesitábamos de Él. Cada historia que tenemos para contar es diferente, los casos son únicos, pues como dice  un dicho muy famoso “cada cabeza es un mundo”  eso quiere decir que todos tenemos un testimonio diferente que contar. Puede que Dios te haya rescatado de la soledad, de la desesperación, de alguna adicción. Sin embargo algo que debemos de tomar en cuenta es que Dios te eligió, y no tú a Él. Tal vez alguien te decía que ya no tenías remedio, te tomaban como un caso difícil y perdido pero gracias al sacrific…