Ir al contenido principal

Las buenas relaciones son transparentes




La vida del profeta Daniel es un ejemplo contundente de transparencia en un mundo incierto. Esta cualidad es importante para las buenas relaciones, gracias a ella Daniel infundió en el rey una confianza tal que alcanzó altos lugares de prestigio y comunicó un mensaje fiel del carácter santo de Dios.

 Veamos qué ocurrió con Daniel en Daniel 6: 1-28

💚       Daniel lleva varios años sirviendo en la corte del palacio del rey, por su buena conducta se ha ganado el afecto y la aprobación del rey Darío, tanto que el rey planeaba colocarlo por encima de todo el reino. 

💚        Los gobernadores y sátrapas estaban llenos de envidia, celos y odio así que buscaban la más mínima falta en Daniel para acusarlo delante del rey.

💚          Los enemigos de Daniel realizaron una conspiración contra Daniel tratando de colocarlo en contra de su propia fe.

💚          El nuevo edicto firmado por el rey aseguraba la victoria de los enemigos de Daniel, este consistía en la adoración única a Darío por 30 días.

💚          La respuesta de Daniel con la noticia fue la misma de siempre, abrió las ventanas de su casa y oró al Señor como de costumbre.

Recuerda que la  noticia no debía tomarse a la ligera, era realmente serio lo que estaba aconteciendo, Daniel tenía a su disposición otras alternativas para evadir el edicto, podía orar en secreto o mantener su rutina y orar en la mente o también podía cambiar el horario de su oración. Sin embargo eligió ser lo que siempre había sido, y hacer lo que siempre había hecho. Daniel era una persona transparente.


 ¿Tiene algo que decirnos Dios sobre la transparencia?

💧Salmos 24:3-6 – Sólo el transparente estará delante de Dios

💧Proverbios 16:2 – podemos auto engañarnos y creer que estamos siendo o actuando de manera clara y correcta.

💧Salmos 51:10; Salmos 19:13 – La transparencia es una cualidad que sólo podemos obtener de parte de Dios.

💧1 Juan 3:3 – Dios es absolutamente transparente con nosotros, Su santidad contrasta con nuestra pecaminosidad, por eso lo reconocemos de inmediato y los que le seguimos somos llamados a imitarlo.

💧Salmos 19:8 – La misma palabra de Dios es limpia y pura, en este mundo contaminado es lo más limpio y transparente que podemos tener en nuestras manos.


¿Cómo puedes identificar una persona transparente?

 Tú sabes que un río tiene agua cristalina cuando puedes apreciar los colores de las piedras en el fondo del río e inclusive puedes apreciar los peces que nadan en él. Así mismo es una persona transparente, sus intenciones son claras respecto a algo o a alguien, no hace comentarios de doble intención, si le acusan de algo no se esconde ni presenta pretextos, no tiene nada que esconder y justamente por eso no se exaspera cuando otros invaden su privacidad.

“no divulgues informes falsos. No te hagas cómplice del malvado ni apoyes los testimonios del violento”. Éxodo 23:1 (NVI)

Descubre y evita a aquellos que se traen un haz bajo la manga, que juegan sucio a tus espaldas, no seas parte de ellos mejor elige ser una jovencita transparente.
Empieza por abrir las ventanas de tu privacidad, deja que otros entren a tu propia vida y muéstrate tal cual eres.
Si tienes secretos que ocultas con gran recelo no puedes ser una persona confiable, pero la buena noticia es  que un corazón limpio está disponible para ti si lo pides con sinceridad a Dios.

Reflexionemos:

💦¿Te gusta decir mentiras o inventar excusas para quedar bien frente a los demás o prefieres hablar con la verdad así te avergüence?

💦¿Si otra persona invade tu privacidad cómo reaccionas? ¿Te alteras exigiendo que salga de inmediato, te enojas, o le invitas a pasar y compartir contigo lo que estás haciendo?

💦 ¿La gente que te rodea puede hablar claramente de ti y de lo que haces, o se encuentran dudosos al responder sobre quien eres y qué haces?





💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧


ACERCA DEL AUTOR  


Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.


💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧

En las próximas semanas te daremos los enlaces para descargar los materiales del estudio y te explicaremos cómo puedes participar. Mientras tanto ¿por qué no invitas a algunas amigas para hacer el estudio juntas? Pueden hacerlo de manera presencial o en cualquier plataforma electrónica. ¡Anímate a participar! Va a ser hermoso ver en detalle algunas de las promesas que Dios nos ha dejado en Su Palabra.

Comentarios

También te recomendamos leer:

Hablar o callar

Hace unos días leí una frase que decía: “dile a las personas lo hermoso que ves en ellas. No para que te amen, sino para que se amen”. ¿Crees que es importante escuchar que alguien te recuerde lo bella que eres, que alguien te diga, eres valiente, inteligente, “tu puedes hacerlo”, etc.? A mí me anima mucho escucharlo y decirlo también. Pero aun para hablar de lo hermoso que vemos en los demás, tenemos que ser muy sabias y que nuestras palabras sean realmente sinceras de lo contrario se convertirían en mentiras hipócritas. ¡Querida! La verdad es que no siempre hablamos palabras alentadoras a los demás, muchas veces utilizamos nuestra lengua para ridiculizar, subestimar o difamar a otra persona.
Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. Mateo 12:36-37
La palabra que más llamó mi atención en los pasajes leídos fue la palabra “ociosa” así que me puse…

¿Piensas tú y Dios lo mismo acerca de ti?

Las palabras que te dices a ti misma son de mucha importancia, porque esas palabras que se repiten en tu interior crean un concepto que muchas veces no te identifica.
Pensar adecuadamente de ti misma es de suma importancia, porque ayuda a valorarte, amarte y no cree filosofías de este mundo que dicen mentiras sobre la mujer. Pensar correctamente de quien eres, la importancia y el valor que posees es de suma importancia para relacionarte correctamente con quienes te rodean, para crear lazos emocionales sanos y poder avanzar en esta vida sin ser herida o lastimada, sin ser pasada a llevar.
La única manera de tener un concepto correcto de sobre quien eres es buscando a Dios, poniéndolo en el centro de tu vida y creyendo lo que dice la Persona que te creó sobre ti. Porque Dios tiene un concepto hermoso de quien eres y quiere que saques de tu mente todas aquellas palabras negativas que crees de ti.
Las palabras que se repiten en tu cabeza sobre “no poder” "no ser capaz” y “no tener…

Tus palabras importan

“Hay [Jovencitas] cuyas palabras son como golpes de espada; más la lengua de los sabios es medicina”. Proverbios 12:18
Nos encantan las reuniones de chicas, las pijamadas, asistir a las fiestas de 15 años de nuestras amigas y un sin número de reuniones grupales en las que podemos compartir cuchicheos de lo que se nos atraviese por la cabeza para terminar reventadas de risa, o muertas de asombro.
A menudo pensamos que las palabras van y vienen como cualquier hoja en otoño, o como la ropa que nos cambiamos a diario o, como la punta que le sacamos constantemente al lápiz. Las descomponemos en gramática, las combinamos en la clase de lengua y también las utilizamos para rellenar nuestro día con tal de que no sea tan vacío. Pero las palabras no pueden ser tratadas como las hojas de otoño, ni como la ropa que mandas a la lavadora y mucho menos puedes desecharlas sin importancia como la basurita del lápiz. ¿Soñaste alguna vez con tener un súper poder?Pues las palabras son poderosas. Cada vez q…

Buenas Palabras

¿Sabías que las mujeres hablamos 27.000 palabras a día mientras que los hombres 10000? ¡Lo sé! Hablamos demasiado, sino que lo diga mi esposo. ¿Te pasa que te piden que te calles? Pero realmente me pregunto ¿Cuáles de esas 27 mil palabras que hablamos son correctas, a tiempo? ¿Cuándo entendemos que debemos callarnos? Por palabras hay miles de millones de palabras, hay palabras de oración, gratitud y alabanza; hay palabras de animo; palabras suaves; palabras que incitan el odio y el enojo; etc.
Hablemos de las palabras que expresan oración. Cuando buscamos en la Biblia podemos aprender de Abraham que nunca dejó de confiar en Dios y lo expresó en cada una de sus oraciones. Podemos ver a Isaac que oró por Rebeca. Podemos ver a Ezequías que clama a Dios en oración por su vida. Podemos ver a Jesús orando antes de tomar todas las decisiones de su vida. Podemos ver a Pedro orando por milagros. ¿Ves lo que está pasando aquí? Nuestras oraciones también cuentan más de lo que piensas, podemos …