Ir al contenido principal

Sostenida por las manos de Cristo


“enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”
Mateo 28:20

Esta semana Dios nos ha estado hablando de una manera hermosa, proporcionándonos seguridad. Seguridad para el presente, para el día a día, enseñándonos que Sus ojos están puestos sobre nosotras, vigilando cada paso en nuestro camino, exhortándonos a esforzarnos, a ser valientes, a no temer ni desmayar ante las presiones.

La mayoría de los versículos en los que meditamos estos días, o su contexto inmediato, demanda de nosotras una acción. Dios nos pide que no nos apartemos de Su ley, que confiemos y que tengamos fe, que nos acerquemos a Él, en quien hallaremos refugio y segura protección.

Hoy leemos, en el capítulo veintiocho de Mateo, un versículo que está dentro de la tan conocida Gran Comisión, las últimas palabras de Jesús antes de ascender al cielo. Sus últimas instrucciones fueron que prediquemos el evangelio, que hagamos discípulos y los bauticemos, culminando en el versículo veinte con el encargo de enseñarles a guardar todas las cosas que Él ordenó. Pero para poder enseñar a otros, y así cumplir con lo que Jesús nos pidió, tenemos que estar preparadas, debemos haber aprendido nosotras en primer lugar: no podemos enseñar lo que todavía no hemos incorporado primero, ¿no?
Nuestro amado Padre quiere que aprendamos a confiar en Él de tal forma que seamos un vivo testimonio de lo que hace Su fidelidad, para así poder también enseñar a otros a confiar en Dios. 


Imagina por un instante conmigo, recrea en tu mente la escena: Jesús en Su cuerpo celestial, todos expectantes al obrar de Jesús: ¿qué iría a decir? ¿tendría otra parábola para enseñar? ¿haría otro milagro? Y lo que Jesús tiene para dar es esta última y gran comisión. ¡Qué peso! ¡Qué responsabilidad! Pero no fue solo el encargue, lo acompaña de una confortante frase: “yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”. 

Amiga, nuestro Dios quiere que estemos tan cerca de Él que nada pueda atemorizarnos, que aunque andemos en valle de sombra de muerte, no temamos mal alguno, porque Su vara y Su callado nos infundirán aliento (Salmo 23: 4). Él quiere hacernos experimentar lo sobrenatural que es vivir cerca de Él, sostenidas por Su mano.


“El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; mi Dios, en quien confiaré.”
Salmos 91:1,2

“Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y adarga es su verdad. No temerás el terror nocturno, ni saeta que vuele de día”
Salmos 91:4,5

Experimenta a Dios, deposita tu confianza en Él, búscale y lee Su Palabra, ¡está llena de promesas para ti!

No temas, que nada en este mundo te paralice, porque tu Dios es más grande y es Él quien te cuida. No dejes que el enemigo te infunda temor, no dejes que la ansiedad te consuma, esfuérzate y sé valiente, porque Dios promete ser tu protección, hacerte fuerte en Él y estar contigo todos los días hasta el fin.

Ponte a cuentas con Dios, y comienza a confiar. 


“echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.”
1 Pedro‬ 5:7

💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧
ACERCA DEL AUTOR


Andrea Donoso
Chilena radicada en Puebla, México. Feliz de servir al Señor y a las mujeres de su alrededor. Estudió teología básica en Palabra de Vida Argentina, actualmente continúa sus estudios a distancia en la universidad bautista de Lousiana, Puedes leer más de sus escritos en "Mujer a paso firme"



💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧

Recuerda que estamos estudiando la serie "Promesas de Dios" 
¡Revisa el plan de lectura!

Semana 1 - Dios está contigo


Si recién descubriste nuestra página y deseas incorporarte a la serie de estudio actual puedes consultar nuestro método de estudio.

¡Si estás siguiendo el estudio con tu grupo presencial o virtual no olvides compartir lo que aprendiste el día de hoy, tu aporte puede ser de estímulo para otra joven como tú!

Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Sé valiente para enfrentar tus miedos

"Sé valiente." Cuando leí el título de nuestro estudio me puse a pensar sobre las veces que había elegido ser valiente, y las veces que el temor había sido mi elección.
Pienso que no soy la única a quien el miedo ha llevado por rumbos equivocados a cometer tonterías, producto de haberle dejado vencer sobre nuestra fe, sobre la seguridad que Dios nos promete en Su palabra:


"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia."  Isaías 41:10
Este es uno de los versículos que sin duda ha sido de consuelo y fortaleza a lo largo de generaciones. El Señor comienza exhortando a no temer, y continúa dando razones claras para ello: “No temas porque…
       ➤ Yo estoy contigo"
➤ Yo Soy tu Dios"
➤ Te esfuerzo"
➤ Te ayudaré"
➤ Te sustentaré"

Querida lectora ¿A qué estás temiendo hoy? ¿Tal vez a alguna enfermedad, al desempleo, a no aprobar el examen de ing…