Ir al contenido principal

Completa protección



"Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad”.  
Salmos 91:4

Dadas las circunstancias en la tierra y fuera de ella, todos los seres humanos estamos obligados a reconocer que no somos inmunes a los peligros que nos rodean,  y que necesitamos desarrollar un instinto de protección si queremos sobrevivir. Todos utilizamos el ingenio para buscar resguardo con los recursos que encontramos a disposición: 
en el siglo XXI usamos protector solar contra nocivos rayos solares, 
 los antiguos guerreros usaban escudos de hierro para protegerse de los enemigos, 
 hemos desarrollado tecnologías que nos permiten vivir más tiempo, por eso usamos vacunas protectoras contra virus corporales, 
 y además nos aseguramos de extender nuestra existencia mediante la vida en red, utilizando contraseñas digitales contra virus cibernéticos.

Pero al ser humano no le es suficiente una protección física, requiere también una protección interior para vencer enemigos que provocan dolor, angustia y miedo. Estos amenazan nuestra identidad de tal manera que cada cerebro ingenia recursos inconscientes para mantener el equilibrio emocional olvidando ciertos detalles que pueden asociarse a cosas perjudiciales. Una persona puede hacer  como si aquello que le causa gran dolor no existiera u otros pueden tapar sentimientos desagradables con acciones que la sociedad aplauda. También hay personas que llevan todo al límite como manera de descargar emociones por situaciones que les perturban. 

Pero como todo recurso humano, estas protecciones no son perfectas ni eficaces en un cien por ciento. Así el mundo ha tenido que complejizar cada vez más sus métodos de protección. Cada tanto actualizas las copias de seguridad en WhatsApp, las empresas contratan equipos sofisticados contra robos y ni qué decir de los centros de salud que reparten condones gratuitos bajo título de sexo seguro, aunque en realidad, si este método de protección contra enfermedades de transmisión sexual no se combina con otras barreras de protección, no garantiza su eficacia.  

¿Y emocionalmente?  La paradoja de la creatividad mental para evadir las situaciones frustrantes es que aunque nuestra mente lo hace inconscientemente como auto defensa en aras de mantener una imagen, estos mecanismos resultan en un auto-engaño que complica y enreda nuestros sentimientos y pensamientos, impidiéndonos acceder a una comprensión clara de la realidad.  

Dios sabe que nuestros recursos de protección son fracasos asegurados, por eso se presenta ante nosotros como el único resguardo para vivir seguras. Su palabra dice: ¡Su verdad será tu escudo y tu baluarte!  La verdad de Cristo es la única capaz de mantenernos a salvo de las presiones tanto externas como internas.

La palabra de Dios es tan útil que,  en la medida que te dejes enseñar por ella, te entrena para descubrir ataques de maldad externos y al mismo tiempo revela tu propia concupiscencia. La verdad de Cristo te protege y te libera. Te protege porque te previene, te libera porque te muestra lo incapaz que eres para enfrentar la vida por ti sola, y además te ofrece el rescate inmediato. 


"Toda la escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra."
 2 Timoteo 3:16-17

Deja de negar que tienes un problema, deja la obsesión por la perfección, la comida, la limpieza u otra actividad, suelta por fin el brazo de ese chico como alternativas de refugio que parecen prometedoras pero que te llevarán a un vacío de confusión. 
Aférrate a las promesas de seguridad y protección que posees en Cristo. Él lo ha dado todo por ti.     






💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧



ACERCA DEL AUTOR



Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.



💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧


Recuerda que estamos estudiando la serie "Promesas de Dios" 
¡Revisa el plan de lectura!

Semana 3 - Dios te ayudará

Si recién descubriste nuestra página y deseas incorporarte a la serie de estudio actual puedes consultar nuestro método de estudio.

¡Si estás siguiendo el estudio con tu grupo presencial o virtual no olvides compartir lo que aprendiste el día de hoy, tu aporte puede ser de estímulo para otra joven como tú!

Comentarios

También te recomendamos leer:

Tus palabras importan

“Hay [Jovencitas] cuyas palabras son como golpes de espada; más la lengua de los sabios es medicina”. Proverbios 12:18
Nos encantan las reuniones de chicas, las pijamadas, asistir a las fiestas de 15 años de nuestras amigas y un sin número de reuniones grupales en las que podemos compartir cuchicheos de lo que se nos atraviese por la cabeza para terminar reventadas de risa, o muertas de asombro.
A menudo pensamos que las palabras van y vienen como cualquier hoja en otoño, o como la ropa que nos cambiamos a diario o, como la punta que le sacamos constantemente al lápiz. Las descomponemos en gramática, las combinamos en la clase de lengua y también las utilizamos para rellenar nuestro día con tal de que no sea tan vacío. Pero las palabras no pueden ser tratadas como las hojas de otoño, ni como la ropa que mandas a la lavadora y mucho menos puedes desecharlas sin importancia como la basurita del lápiz. ¿Soñaste alguna vez con tener un súper poder?Pues las palabras son poderosas. Cada vez q…

Hablar o callar

Hace unos días leí una frase que decía: “dile a las personas lo hermoso que ves en ellas. No para que te amen, sino para que se amen”. ¿Crees que es importante escuchar que alguien te recuerde lo bella que eres, que alguien te diga, eres valiente, inteligente, “tu puedes hacerlo”, etc.? A mí me anima mucho escucharlo y decirlo también. Pero aun para hablar de lo hermoso que vemos en los demás, tenemos que ser muy sabias y que nuestras palabras sean realmente sinceras de lo contrario se convertirían en mentiras hipócritas. ¡Querida! La verdad es que no siempre hablamos palabras alentadoras a los demás, muchas veces utilizamos nuestra lengua para ridiculizar, subestimar o difamar a otra persona.
Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. Mateo 12:36-37
La palabra que más llamó mi atención en los pasajes leídos fue la palabra “ociosa” así que me puse…

¿Piensas tú y Dios lo mismo acerca de ti?

Las palabras que te dices a ti misma son de mucha importancia, porque esas palabras que se repiten en tu interior crean un concepto que muchas veces no te identifica.
Pensar adecuadamente de ti misma es de suma importancia, porque ayuda a valorarte, amarte y no cree filosofías de este mundo que dicen mentiras sobre la mujer. Pensar correctamente de quien eres, la importancia y el valor que posees es de suma importancia para relacionarte correctamente con quienes te rodean, para crear lazos emocionales sanos y poder avanzar en esta vida sin ser herida o lastimada, sin ser pasada a llevar.
La única manera de tener un concepto correcto de sobre quien eres es buscando a Dios, poniéndolo en el centro de tu vida y creyendo lo que dice la Persona que te creó sobre ti. Porque Dios tiene un concepto hermoso de quien eres y quiere que saques de tu mente todas aquellas palabras negativas que crees de ti.
Las palabras que se repiten en tu cabeza sobre “no poder” "no ser capaz” y “no tener…

Mi Legado

Queremos honrar la vida de nuestra amiga, líder y mentora Edurne Mencia. Por eso hoy compartimos contigo uno de sus inspiradores artículos en su blog  - El viaje de una mujer -   que nos habla directamente a este momento en el que lloramos su partida y nos regocijamos en su llegada al reino de nuestro Padre. Ella nos ha dejado un legado. Así que te pedimos que mientras lo lees, ores por su esposo y sus tres hijos.

💦💛💦💛💦💛
Un legado es todo aquello que pasa de padres a hijos.

 Como mamá, quiero que mis hijos afronten su vida en las mejores condiciones posibles, trabajando para dejarles cosas materiales.

Como mamá a la manera de Dios, es mi deber trabajar igual de duro (o más) para dejarles a mis hijos un legado espiritual.

Mi legado espiritual.

El impacto que mi vida tiene y va a tener no sólo sobre mis hijos, sino sobre las generaciones futuras después de ellos.

Hay cosas que nuestros hijos heredan de nosotras sobre las que no tenemos ningún tipo de control: la estatura, el colo…