Ir al contenido principal

Deja de revolotear de aquí para allá



“Sécase la hierba, marchítese la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre”. 
 Isaías 40:8

Los colores en el paisaje que pinta el otoño me fascinan. Me gusta caminar con las manos en los bolsillos del abrigo, buscando las hojas secas recién caídas de los árboles para hacerlas crujir debajo de mis pies. Lo cierto durante toda esa época es que las hojas verdes de verano ya no tienen vida y dejan de ser parte de los árboles para caer al suelo y ser pisoteadas, quedando a merced del viento que las revolotea por donde él quiere. 

Mi vida es como la hierba, y mi belleza es como una flor.  Un día parezco estar en la cúspide de logros, sentimientos y fuerza de voluntad para llevarme el mundo por delante, pero de un momento a otro ando perdida divagando entre ¿quién soy? ¿qué hago aquí? y no puedo dejar de sentir que la vida misma me pisotea y que las circunstancias me despedazan hasta quedar como nada.  

Este es el planteamiento que hace la primera parte del verso de Isaías, los seres humanos no están libres de padecer enfermedades terminales, abuso sexual, abandono, discriminación, fracasos amorosos, proyectos inconclusos, etc.  Son realidades que nos tocan de cerca a todos, inclusive a los cristianos. Todos los estilos de vida posibles sobre la faz de la tierra son como la hierba que se seca, y todas las fuentes de felicidad humana son como las flores que se marchitan.  Así de frágiles son nuestros días.  

Pero así como un arco iris cambia el paisaje de un día nublado, la promesa del mismo Señor de que Su palabra permanence para siempre me conforta, me da seguridad y me refugia en la Roca. No es una roca que nació conmigo y se extinguirá cuando yo muera, como un ángel guardián. Tampoco es esa clase de amuleto de la suerte que me infunde una seguridad para ciertos temores. Mucho menos, es una roca producto de mi imaginación, que puedo moldear con mi pensamiento y fantasear que saldrá a mi rescate cuando la necesito. 

Es la Roca que ha estado presente desde la eternidad y estará firme hasta la eternidad. Es la Roca que le dio vida física al hombre y puede darle redención eterna, es la Roca que se ofreció al mundo para ser su soporte pero fue desechada por los hombres, y sigue siendo la única capaz de sostener el universo entero. Esa Roca es Cristo, el Verbo, la Palabra de Dios. 

Isaías dice que la Palabra de Dios permanece por siempre, y esta Palabra es Dios hecho hombre que descendió del cielo para mostrarnos que sólo restableciendo la relación con Él podemos hallar eterno refugio en la Roca.  Es allí donde nuestros pies serán afirmados y dejaremos de revolotear como hierba seca arrastrada por el viento cuando atravesamos las circunstancias dolorosas de la vida. Entonces podremos decir como el salmista:


"Porque tú eres mi roca y mi castillo; Por tu nombre me guiarás y me encaminarás."
Salmos 31:3 

Cristo no nos promete que quitará el dolor que sufrimos, ni tampoco eliminará los recuerdos que tratamos de olvidar, pero Él será para nosotras una roca suficientemente fuerte como para sostener todo nuestro peso, no los 40 – 50 – 60 kilos que pesamos, sino las toneladas de secretos, heridas y pecados que nos pesan en el corazón. Cristo cargó con todos ellos en la cruz. No los volvamos a poner en nuestra mochila. 

Porque ¿quién es Dios sino sólo Jehová? ¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios?” 

 Salmos 18:31






💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧


ACERCA DEL AUTOR  


Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.


💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧


Recuerda que estamos estudiando la serie "Promesas de Dios" 
¡Revisa el plan de lectura!

Semana 2 - Dios te guiará


Si recién descubriste nuestra página y deseas incorporarte a la serie de estudio actual puedes consultar nuestro método de estudio.

¡Si estás siguiendo el estudio con tu grupo presencial o virtual no olvides compartir lo que aprendiste el día de hoy, tu aporte puede ser de estímulo para otra joven como tú!

Comentarios

También te recomendamos leer:

Denuncia contra la corrupción

“Tú que te dices casa de Jacob. ¿Se ha acortado el Espíritu de Jehová? ¿Son estas sus obras? ¿No hacen mis palabras bien al que camina rectamente?” Miqueas 2:7
Recientemente me encontré con una clasificación estadística del 2018 sobre los países más corruptos en América latina*, es lamentable que la mayoría de los países en que vivimos tengan altos índices de corrupción debido a la incapacidad de los gobiernos en identificar y satisfacer las necesidades de la población. Existe una marcada falta de compromiso para encarar con osadía la lucha contra este mal. Pero nuestro contexto crítico del siglo XXI no dista mucho de la realidad de Miqueas en el año 750 a.C aproximadamente.
El discurso profético de Miqueas oriundo del pueblo de Moreset en Judá (Reino del sur) se extendió durante los reinados de Jotam (750 – 735) quien aunque hizo lo recto ante los ojos de Jehová, no quitó de Judá los lugares de sacrificio y adoración a los ídolos (2 Crónicas 27:1-9). Acaz (735 – 715) un rey perverso…

la pureza sexual comienza en la mente

Cuando hablamos de pureza es necesario evaluar nuestras relaciones, debemos hacer un autoexamen y observar qué relaciones nos favorecen y cuáles nos perjudican.
La Biblia nos dice en primera de Corintios 15:33 que:
“las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.”
Y para tener pureza debemos poner atención a las conversaciones que estamos teniendo con nuestras amigas, con nuestros compañeros, con conocidos y desconocidos, con mayor atención debemos revisar qué hablamos con nuestro novio o con el chico que nos gusta.
Hay veces que llevamos las conversaciones con nuestras amigas a un grado que no es digno de una hija de Dios, y esas pláticas terminan despertando deseos que pudiéramos haber evitado con sólo cerrar nuestra boca a tiempo.
Nuestras conversaciones nos impulsan a deseos que no podemos dominar. Es normal que cuando te juntas con amigas que hablan de Dios y Le aman, te sientas más espiritual, con paz en tu corazón y te den ganas de buscar más de Dios. Pero si con …

Amar Sin Corresponder

En estas semanas estudiando Oseas, nos hemos podido ver frente al espejo, frente a un espejo donde hemos podido ver cada imperfección que tenemos, han sido semanas donde hemos podido ver el amor doliente de un Dios todopoderoso que esta amando sin ser amado.
Es tan cruel amar sin ser correspondido y es cruel amar, también, cuando te son infiel. Así hemos podido ver a Dios, amando pese a que la otra persona no responda de la misma manera y aun así, Dios le pide a Israel que se arrepienta, que Él está dispuesto a perdonar y restaurar.
De la misma manera como Dios le pedía a Israel que le buscara, así nos pide a nosotras que le búsquenos, nos recuerda que en Él nuestro pecado queda olvidado si nos acercamos con un corazón arrepentido.
“Acerca de a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; Y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.” Santiago 4:8
Si en estos momentos, al verte en el espejo de la Palabra de Dios te estas dando cuenta que has actuado …

El amor de Dios

Quien sea sabio, que entienda estas cosas; Quienquiera que esté discerniendo, que los conozca; porque los caminos del Señor son rectos, y los rectos anden en ellos, pero los transgresores tropiezan en ellos. - Oseas 14: 9
Quiero ser una mujer sabia. Y sé que la única manera de ser sabio es a través de conocer y vivir la Palabra de Dios todos los días.

Tenemos que ser sabios y humildes para ver y aceptar nuestros pecados. Y tenemos que ser sabios y humildes para que la Palabra de Dios cambie nuestras vidas desde adentro hacia afuera. ¡El libro de Oseas nos brinda una gran oportunidad para arrepentirnos de cualquier pecado oculto que pueda haber en nuestros corazones y comenzar a vivir una vida piadosa que agrada a Dios a partir de hoy!

"La insensatez de Dios es más sabia que los hombres, y la debilidad de Dios es más fuerte que los hombres" (1 Corintios 1:25).

Este versículo cambió mi vida para siempre cuando me di cuenta de que era sabia en mi propio entendimiento, que era sabia…