Ir al contenido principal

Deja de revolotear de aquí para allá



“Sécase la hierba, marchítese la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre”. 
 Isaías 40:8

Los colores en el paisaje que pinta el otoño me fascinan. Me gusta caminar con las manos en los bolsillos del abrigo, buscando las hojas secas recién caídas de los árboles para hacerlas crujir debajo de mis pies. Lo cierto durante toda esa época es que las hojas verdes de verano ya no tienen vida y dejan de ser parte de los árboles para caer al suelo y ser pisoteadas, quedando a merced del viento que las revolotea por donde él quiere. 

Mi vida es como la hierba, y mi belleza es como una flor.  Un día parezco estar en la cúspide de logros, sentimientos y fuerza de voluntad para llevarme el mundo por delante, pero de un momento a otro ando perdida divagando entre ¿quién soy? ¿qué hago aquí? y no puedo dejar de sentir que la vida misma me pisotea y que las circunstancias me despedazan hasta quedar como nada.  

Este es el planteamiento que hace la primera parte del verso de Isaías, los seres humanos no están libres de padecer enfermedades terminales, abuso sexual, abandono, discriminación, fracasos amorosos, proyectos inconclusos, etc.  Son realidades que nos tocan de cerca a todos, inclusive a los cristianos. Todos los estilos de vida posibles sobre la faz de la tierra son como la hierba que se seca, y todas las fuentes de felicidad humana son como las flores que se marchitan.  Así de frágiles son nuestros días.  

Pero así como un arco iris cambia el paisaje de un día nublado, la promesa del mismo Señor de que Su palabra permanence para siempre me conforta, me da seguridad y me refugia en la Roca. No es una roca que nació conmigo y se extinguirá cuando yo muera, como un ángel guardián. Tampoco es esa clase de amuleto de la suerte que me infunde una seguridad para ciertos temores. Mucho menos, es una roca producto de mi imaginación, que puedo moldear con mi pensamiento y fantasear que saldrá a mi rescate cuando la necesito. 

Es la Roca que ha estado presente desde la eternidad y estará firme hasta la eternidad. Es la Roca que le dio vida física al hombre y puede darle redención eterna, es la Roca que se ofreció al mundo para ser su soporte pero fue desechada por los hombres, y sigue siendo la única capaz de sostener el universo entero. Esa Roca es Cristo, el Verbo, la Palabra de Dios. 

Isaías dice que la Palabra de Dios permanece por siempre, y esta Palabra es Dios hecho hombre que descendió del cielo para mostrarnos que sólo restableciendo la relación con Él podemos hallar eterno refugio en la Roca.  Es allí donde nuestros pies serán afirmados y dejaremos de revolotear como hierba seca arrastrada por el viento cuando atravesamos las circunstancias dolorosas de la vida. Entonces podremos decir como el salmista:


"Porque tú eres mi roca y mi castillo; Por tu nombre me guiarás y me encaminarás."
Salmos 31:3 

Cristo no nos promete que quitará el dolor que sufrimos, ni tampoco eliminará los recuerdos que tratamos de olvidar, pero Él será para nosotras una roca suficientemente fuerte como para sostener todo nuestro peso, no los 40 – 50 – 60 kilos que pesamos, sino las toneladas de secretos, heridas y pecados que nos pesan en el corazón. Cristo cargó con todos ellos en la cruz. No los volvamos a poner en nuestra mochila. 

Porque ¿quién es Dios sino sólo Jehová? ¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios?” 

 Salmos 18:31






💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧


ACERCA DEL AUTOR  


Angélica Jiménez
Hija de Pastores misioneros de nacionalidad Colombiana, ha servido desde los 9 años junto a sus padres en los países de Bolivia y Argentina. Diagnosticada alrededor del año 2009 con Síndrome de Eisenmenger ha propuesto en su corazón servir a Dios hasta el día en que él se lo permita. Sus experiencias en la obra misionera continúan labrando el sueño de brindar herramientas bíblicas para las jóvenes de hoy.


💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧


Recuerda que estamos estudiando la serie "Promesas de Dios" 
¡Revisa el plan de lectura!

Semana 2 - Dios te guiará


Si recién descubriste nuestra página y deseas incorporarte a la serie de estudio actual puedes consultar nuestro método de estudio.

¡Si estás siguiendo el estudio con tu grupo presencial o virtual no olvides compartir lo que aprendiste el día de hoy, tu aporte puede ser de estímulo para otra joven como tú!

Comentarios

También te recomendamos leer:

Vulnerables ante Cristo - Descarga tus materiales

¿Qué harías si tus más íntimos secretos, aquello que realmente eres y que nadie sabe fueran descubiertos?
Cada vez que sales de casa repites toda una serie de acciones para estar lista, tu mente también lo hace, sin darte cuenta preparas máscaras invisibles y en ocasiones murallas que te protegen y te aíslan de las demás personas, insistes en mantenerte al margen de todos para evitar el dolor.
La Biblia nos cuenta nada más que una sola escena en la historia de una mujer, que siendo presa de sus secretos más íntimos moría lentamente. Aislada de la sociedad, hacía un sobre esfuerzo por mantener una vida normal, hasta que el Hijo de Dios se le cruzó en el camino.
En esta única conversación, donde sólo participan Cristo, ella y un cántaro vacío, los secretos más ocultos serán revelados por el poder de Dios. Ella no está obligada a continuar con esa incómoda situación, ella tiene la opción de regresar corriendo a casa y recomponer sus murallas para mantenerse a salvo, o tiene la opción de ha…

Sedienta de algo más

Dios es nuestro creador, y como creador absoluto de todo y de todos, él ha puesto en nuestro corazón un vacío que solo puede ser llenado por su amor, un deseo que solo puede ser satisfecho por su presencia. Cada ser humano tiene en su ser la necesidad de abastecerse con algo o alguien; sin embargo, ese algo o alguien nunca será suficiente a pesar que lo busque, y la razón mi querida amiga, es porque esa necesidad es espiritual y solamente Dios puede llenarla por ser quien es.
Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua. Jeremías 2:13
El pueblo Israel en vez de satisfacer su necesidad espiritual con Dios, el único con la potestad de hacerlo y en toda su plenitud, desvió su mirada de Dios inclinando su corazón a la idolatría, ya que se volvieron negligentes en el andar de la fe, descuidaron la palabra de Dios y sus ordenanzas. Además, buscaron sustitutos a la percepción de sus ojos para abaste…

Hablar o callar

Hace unos días leí una frase que decía: “dile a las personas lo hermoso que ves en ellas. No para que te amen, sino para que se amen”. ¿Crees que es importante escuchar que alguien te recuerde lo bella que eres, que alguien te diga, eres valiente, inteligente, “tu puedes hacerlo”, etc.? A mí me anima mucho escucharlo y decirlo también. Pero aun para hablar de lo hermoso que vemos en los demás, tenemos que ser muy sabias y que nuestras palabras sean realmente sinceras de lo contrario se convertirían en mentiras hipócritas. ¡Querida! La verdad es que no siempre hablamos palabras alentadoras a los demás, muchas veces utilizamos nuestra lengua para ridiculizar, subestimar o difamar a otra persona.
Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. Mateo 12:36-37
La palabra que más llamó mi atención en los pasajes leídos fue la palabra “ociosa” así que me puse…

Lo que no quieres que nadie sepa acerca de ti

“Porque tú dices: Yo soy rico y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo”. Apocalipsis 3:17
Era como la hora sexta. Justamente la hora más calurosa del día, donde todo el mundo estaba resguardado del calor abrasador a menos que una emergencia le obligara a salir de la sombra fresca. Pero hay una mujer en Sicar que se prepara todos los días para salir a esa misma hora, ella prefiere pasar por el sacrificio de insolación que aguantar las miradas escandalosas de la gente que critica sin piedad.
Clara no puede permanecer en un trabajo estable, al principio es puntual, responsable y de excelente empatía, pero cuando la presión del trabajo comienza a emerger y sus superiores le corrigen pequeños errores, ella prefiere ser impuntual, tomar días de reposo por enfermedad hasta el punto de abandonar su trabajo que soportar la corrección de sus jefes y sugerencias de sus compañeros.
Briana es reconocida por la …