Ir al contenido principal

El aborto, ¿es legal?


Un argumento actual, a la hora de hablar de aborto, es el que tiene que ver con el derecho de la mujer sobre su cuerpo. Es cierto que, como mujeres, tenemos que hacernos respetar y valorar por lo que somos: creación de Dios. Pero hay que tener mucho cuidado con todo lo que este movimiento feminista incluye en su ideología actual. Nosotras, como hijas de Dios, tenemos el deber y la responsabilidad de informarnos acerca de lo que este mundo quiere legalizar, compararlo con lo que la biblia nos enseña, y tomar una postura acorde a ella. Tenemos que ser señoritas con convicciones firmes basadas en principios establecidos por Dios, y estar preparadas para saber defender nuestra postura. 

Ya en tiempos remotos, como vemos en el libro de Éxodo, Dios le explica a Moisés, mediante parámetros de comportamiento para la sociedad judía, qué pena tenia el lastimar a una mujer embarazada y qué hacer si ésta, en consecuencia, abortaba: 


“Si algunos riñeren, e hirieren a mujer embarazada, y ésta abortare, pero sin haber muerte, serán penados conforme a lo que les impusiere el marido de la mujer y juzgaren los jueces. Mas si hubiere muerte, entonces pagarás vida por vida.”
Éxodo 21: 22-23

Está claro que nuestro Dios defiende la vida, defiende Su creación. Por más que este mundo quiera hacerte creer que un feto no es vida, Dios nos dice lo contrario. La ciencia misma aprueba lo que la Palabra de Dios dice, un feto tiene latidos cardíacos desde la semana cinco de gestación ¡Es vida! El salmista dijo: 


“Porque tú formaste mis entrañas;
Tú me hiciste en el vientre de mi madre.”
Salmo 139:13

Dios es quien da la vida, es Él quien nos forma, para Él nada es oculto desde que comienza la concepción, pues Él ya sabe el color de ojos, la forma de su cabello y hasta cuánto va a medir. Desde que somos formadas en el vientre, Él tiene un plan para ti ¿Cómo podemos creer que Dios apruebe matar a Su propia creación?  ¿Cómo podemos pensar en asesinar algo tan inocente como un bebé no nacido? 

Puedes tener control sobre tu cuerpo, puedes tomar tus propias decisiones, pero Dios un día te pedirá cuenta de todo lo que hayas hecho con lo que Él te prestó, y esto incluye tu cuerpo. Además, ten presente que el bebé crece dentro de tu cuerpo, pero no es tu cuerpo, él tiene el suyo propio. 

El aborto es un asesinato, porque ni una de sus prácticas es libre de dolor. En todas sus formas hay sufrimiento, tanto para la mujer como para el feto. Ya sea con la inyección de solución salina, donde el bebé no nacido sufre quemaduras hasta perder la vida;  la extracción a través de una aceleración del parto donde el bebé muere en un mesón frío o en el peor de los casos en un basurero; o la más horrible, donde lo descuartizan dentro del útero. Nada de lo mencionado es una manera natural de morir, son asesinatos provocados a inocentes que no pueden defenderse. 

Como hijas de Dios debemos defender la vida, defender la creación de Dios y estar firmes en nuestra posición, saber responder con amor y mansedumbre, pero no quedarnos calladas, decirle al mundo que es Dios quien da y quien quita la vida (1 Samuel 2:6) y mostrar al mundo que Dios es soberano y no se equivoca cuando otorga vida, cuando regala un hijo. 







ACERCA DEL AUTOR


Andrea Donoso
Chilena radicada en Puebla, México. Feliz de servir al Señor y a las mujeres de su alrededor. Estudió teología básica en Palabra de Vida Argentina, actualmente continúa sus estudios a distancia en la universidad bautista de Lousiana, Puedes leer más de sus escritos en "Mujer a paso firme"

Comentarios

También te recomendamos leer:

Sé Valiente - descarga tus materiales

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas". Josué 1:9 A todas nos gustan las historias de valentía y heroísmo porque en ese héroe o heroína vemos algo que nos falta, deseamos parecernos a alguien que es noble o audaz, justo o audaz, y deseamos poder ser así. Muchas, si no todas, hemos experimentado un miedo que nos ha impedido tomar un camino desconocido. Sabemos el tipo de debilidad que puede hacernos rendir o ni siquiera intentarlo. También hemos experimentado una cobardía que nos hace dudar, sentirnos abrumadas y alejarnos de lo que Dios quiere que hagamos. Entonces, cuando leemos o vemos historias de heroísmo y valentía, nos animamos. Cuando observamos a alguien tener coraje en medio del miedo, sin desanimarnos en medio de la adversidad, y resueltos en medio de la debilidad, nos sentimos inspiradas a ser valientes. Pero esta valentía suele durar poco porque la motivación terrenal …

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

Darle la Gloria a Él

"Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es  CRISTO el Señor." Lucas 2:8-11
Imagina la escena bucólica de los pastores vigilando sus rebaños por la noche. Estoy segura de que los pastores esperaban una noche tranquila, incluso aburrida. De repente, la noche se llena de luz y aparece un ángel, diciéndoles que el Mesías ha nacido, que el Salvador ha nacido. Y entonces, un coro de ángeles se une para dar gloria a Dios. 

¿Alguna vez te has preguntado por qué el ángel dio el mensaje a los pastores en lugar de a sacerdotes, escribas o gente “más importante”? Me encanta cómo Warren Wiersbe responde esta pregunta en su libro – “Sé compasivo”/“Be …