Ir al contenido principal

Nada es demasiado difícil para Dios



"He aquí que yo soy Jehová, Dios de toda carne; ¿habrá algo que sea difícil para mí?"
Jeremías 32:27 

Me encanta que Dios haya puesto este versículo en la Biblia.
 Me he hecho esa pregunta muchas veces durante mi vida. Estoy segura de que tú también.
 Quizás el día en el que el diagnóstico de cáncer ya no fue de alguien más, sino tuyo. 
Quizás el día en el que tu esposo se fue dejándote con la hipoteca, las cuentas y cuatro hijos pequeños.
 Quizás el día en el que tu jefe te ha dicho que tu puesto ha sido eliminado y ya no te necesitan en la compañía.
 Quizás en el día en el que esas palabras tan hirientes se dijeron y tu corazón se rompió en dos.


Recuerdo que, cuando mis hijas eran pequeñas, me dijeron que una de las cosas más importantes que puedo darles a mis hijos es la comprensión de la majestad de Dios. Sin tener una visión correcta de Dios, nuestros hijos crecerán viendo a Dios como alguien pequeño, sin poder y distante, incapaz de manejar los problemas que vendrán a su vida. 

Cuando los niños tienen una visión pequeña de Dios, ellos ven a Dios pequeño...y creo que eso puede aplicarse a los adultos también.
 Tener una visión apropiada de Dios es importante en nuestra relación con Él. 
Cuando nuestra visión de Dios es pequeña, vemos nuestros problemas, nuestros miedos, nuestras "montañas" y "Goliats" más grandes que Él.


Una de las maneras en las que he intentado que mis hijas comprendan que NADA es demasiado grande o demasiado difícil para Dios es que vean la naturaleza...lo que Dios ha creado para que nosotras veamos, toquemos y experimentemos.


He llevado a  mis hijas al océano Pacífico y al Atlántico para que vean por ellas mismas la grandeza de Dios al caminar por la playa frente a las olas y la inmensidad del océano. 
Las he llevado a los bosques Redwoods de California para ver de primera mano el tamaño de los árboles que arañan el cielo.
 Han estudiado el sistema solar en la escuela y las he llevado a un viaje a la NASA preguntándoles cosas como "¿Se imaginan lo grande que Dios debe ser si creó el sol, la luna y los planetas?"


Y ha habido veces en las que ni siquiera hemos tenido que viajar más allá de nuestro jardín para ver el detalle de las flores o los insectos en nuestra hierba.
 He tenido también la misma conversación al mirar a través del microscopio, preguntándoles "¿Pueden creer el detalle con el que Dios ha hecho todas las cosas?".
 Todo lo he hecho con el mismo propósito, ayudar a mis hijas a ver que nada es demasiado grande, demasiado pequeño o está demasiado lejos para Dios.


Y esa verdad es la misma para nosotras. 
No importa qué estemos enfrentando en nuestras vidas, nada es demasiado difícil para el Único que creó los cielos y la tierra. 
Nada está fuera del alcance de Su soberanía.
 Si Él pudo separar las aguas para que los israelitas huyeran de Egipto y colocar la tierra en el lugar exacto de nuestro sistema solar, puede manejar nuestros problemas.


Así que la próxima vez que estés luchando con tus problemas, tus preocupaciones o tus miedos, mira al cielo.
 No estás sola. Dios ha prometido que Él estará contigo y te ayudará. No tienes que luchar esta batalla sola. No tienes que luchar con tus propias fuerzas...vuélvete a Él. Búscale, Él lo puede manejar.


Ama a Dios Grandemente,


Ángela







💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧



Recuerda que estamos estudiando la serie "Promesas de Dios" 
¡Revisa el plan de lectura!

Semana 3 - Dios te ayudará


Si recién descubriste nuestra página y deseas incorporarte a la serie de estudio actual puedes consultar nuestro método de estudio.

¡Si estás siguiendo el estudio con tu grupo presencial o virtual no olvides compartir lo que aprendiste el día de hoy, tu aporte puede ser de estímulo para otra joven como tú!

Comentarios

También te recomendamos leer:

Mi Legado

Queremos honrar la vida de nuestra amiga, líder y mentora Edurne Mencia. Por eso hoy compartimos contigo uno de sus inspiradores artículos en su blog  - El viaje de una mujer -   que nos habla directamente a este momento en el que lloramos su partida y nos regocijamos en su llegada al reino de nuestro Padre. Ella nos ha dejado un legado. Así que te pedimos que mientras lo lees, ores por su esposo y sus tres hijos.

💦💛💦💛💦💛
Un legado es todo aquello que pasa de padres a hijos.

 Como mamá, quiero que mis hijos afronten su vida en las mejores condiciones posibles, trabajando para dejarles cosas materiales.

Como mamá a la manera de Dios, es mi deber trabajar igual de duro (o más) para dejarles a mis hijos un legado espiritual.

Mi legado espiritual.

El impacto que mi vida tiene y va a tener no sólo sobre mis hijos, sino sobre las generaciones futuras después de ellos.

Hay cosas que nuestros hijos heredan de nosotras sobre las que no tenemos ningún tipo de control: la estatura, el colo…

Tus palabras importan

“Hay [Jovencitas] cuyas palabras son como golpes de espada; más la lengua de los sabios es medicina”. Proverbios 12:18
Nos encantan las reuniones de chicas, las pijamadas, asistir a las fiestas de 15 años de nuestras amigas y un sin número de reuniones grupales en las que podemos compartir cuchicheos de lo que se nos atraviese por la cabeza para terminar reventadas de risa, o muertas de asombro.
A menudo pensamos que las palabras van y vienen como cualquier hoja en otoño, o como la ropa que nos cambiamos a diario o, como la punta que le sacamos constantemente al lápiz. Las descomponemos en gramática, las combinamos en la clase de lengua y también las utilizamos para rellenar nuestro día con tal de que no sea tan vacío. Pero las palabras no pueden ser tratadas como las hojas de otoño, ni como la ropa que mandas a la lavadora y mucho menos puedes desecharlas sin importancia como la basurita del lápiz. ¿Soñaste alguna vez con tener un súper poder?Pues las palabras son poderosas. Cada vez q…

Viviendo una Fe inquebrantable

Estoy viendo una serie de televisión titulada “David, nace un Héroe”. No es casualidad puesto que empezó antes que este devocional, es una producción brasilera excelente. Ha sido sorprendente  ver en escena el momento en que David se enfrenta con el gigante Goliat, pero más sorprendente ha sido cómo este joven, sin la estatura de un guerrero de tomo y lomo, se presenta ante Saúl con una confianza tan determinante que convence al propio rey de que él es la persona que va a enfrentar al enemigo. Pero espera, esto no es todo. Lo que impacta mi corazón, es que David, siendo un pastor de ovejas, sin el entrenamiento de un hombre de guerra, sin tener la experiencia de haber estado en un campo de batalla, se enfrenta, se para ante el gigante y con una Fe Inquebrantable, lo desafía sin más ni menos, mostrando una confianza tremenda en el Dios de Israel, leamos: Tú vienes a mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del SEÑOR de los ejércitos, el Dios de los escuadrones d…

Permanecer en victoria

¿Conoces la lista de los 30 derechos humanos universales? Probablemente al igual que yo, No. Durante las últimas décadas, las distintas fundaciones por la protección de los derechos humanos los han ampliado y diferenciado en civiles, políticos, económicos, sociales y muchos otros, pero todos ellos tienen su origen en un documento surgido en la Europa de finales de los años cuarenta. Más que enfocarme en este tipo de derechos dictaminados por la sociedad quisiera que nos enfocáramos en los derechos que tenemos como ciudadanas del Reino de Dios. Ya que Dios nos ha dado el derecho de ser llamadas “sus hijas”.
“Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”. Juan 1:2
Esto también genera un compromiso,ya que en toda relación padre e hija ambas partes deberán estar comprometidas de alguna manera el uno con el otro. Éste criterio no varía en nuestra relación con Dios a pesar que en éste caso Dios siempre lo hace,su fidelidad está …