Ir al contenido principal

Sé valiente para enfrentar tus miedos


"Sé valiente." Cuando leí el título de nuestro estudio me puse a pensar sobre las veces que había elegido ser valiente, y las veces que el temor había sido mi elección.
Pienso que no soy la única a quien el miedo ha llevado por rumbos equivocados a cometer tonterías, producto de haberle dejado vencer sobre nuestra fe, sobre la seguridad que Dios nos promete en Su palabra:


"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia."    Isaías 41:10

Este es uno de los versículos que sin duda ha sido de consuelo y fortaleza a lo largo de generaciones. El Señor comienza exhortando a no temer, y continúa dando razones claras para ello: “No temas porque…
       ➤ Yo estoy contigo"
       ➤ Yo Soy tu Dios"
       ➤ Te esfuerzo"
       ➤ Te ayudaré"
       ➤ Te sustentaré"

Querida lectora ¿A qué estás temiendo hoy? ¿Tal vez a alguna enfermedad, al desempleo, a no aprobar el examen de ingreso a la Universidad,  al fracaso, al abandono, a la traición, al futuro, a los hombres,  a este mundo cambiante que se torna cada día más inseguro y con aparentes exigencias para encajar en él? La lista puede seguir. Pero para tu tranquilidad, por así decirlo, el miedo no es algo nuevo, o que sólo le pasa a unos pocos... nuestros primeros padres ya lo experimentaron en el Edén como consecuencia de la desobediencia al Hacedor, y este sentimiento no ha cambiado porque hemos nacido con una naturaleza de temor (de pecado).  Tal vez digas: “yo recibí a Cristo en mi corazón pero aún tengo miedo muchas veces, ¿eso está mal?”

Déjame recordarte que gracias a Jesucristo hemos sido libres de la esclavitud del pecado, y el mismo día que alguien deposita su confianza en Él y en su obra de redención, comienza el proceso de transformación, el cual no será concluido sino hasta el encuentro con nuestro Salvador (Filipenses 1:6). Entonces, será completado nuestro proceso y estaremos para siempre con el Señor.  Así que, bella lectora, no está mal sentir miedo. Lo que sería incorrecto es que después de haber sido liberadas, volvamos a la esclavitud, a ser esclavas del temor, y ¿cómo ocurriría esto? dejando que nuestros miedos nos dominen y se antepongan a nuestra fe y esperanza que tenemos en Cristo Jesús.

Ahora bien, ¿dónde vas cuando sientes miedo, cuando estás desesperada, ansiosa, cuando las circunstancias a tu alrededor parecen ir de mal en peor? La mejor decisión que podemos tomar es depositar nuestra confianza en Dios, no confiando en algo o en alguien más que en el Soberano (Salmos 118:8). Él no nos defrauda, Él es fiel y cumple sus promesas. Ha llegado el tiempo de esforzarse y ser valiente y declarar con seguridad como el salmista: 


"Jehová está conmigo; no temeré lo que me pueda hacer el hombre."
Salmos 118:6

o como el apóstol Pablo:


"¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?
Romanos 8:31

¿Te consideras valiente? Si tu respuesta es sí, ¡felicidades! Aplica esa valentía en toda circunstancia, puestos los ojos en Cristo, y continúa dando pasos de fe cada vez mayores.
Pero si tu respuesta es no, llegó el tiempo de dejar los miedos y apropiarse de las promesas de Dios que son para nosotras. Él nos dice hoy: "yo te esfuerzo" para que seas valiente, siempre te ayudaré y sustentaré. Echemos fuera todo miedo al escuchar Su dulce voz que nos dice ¡No temas más; porque yo estoy contigo! ¡Sé Valiente para enfrentar tus miedos!



💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧



ACERCA DEL AUTOR 


Sandra Karina Condori

Tiene 28 años, de nacionalidad boliviana, soltera. Convencida que la voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta. Sirve al Señor en el Ministerio de niños de su Iglesia local y a mujeres y jovencitas a través de ADG


💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧




Recuerda que estamos estudiando la serie "Sé Valiente" 
¡Revisa el plan de lectura!

Semana 1 


💦💧💦💧💦💧💦




Si recién descubriste nuestra página y deseas incorporarte a la serie de estudio actual puedes consultar nuestro método de estudio.

¡Si estás siguiendo el estudio con tu grupo presencial o virtual no olvides compartir lo que aprendiste el día de hoy, tu aporte puede ser de estímulo para otra joven como tú!

Comentarios

También te recomendamos leer:

Valiente en medio de la tentación

Tenía yo apenas trece años, y mi mamá me decía: “Anto, aprende a decir que no.”  Crecí, y a los dieciocho años mi mamá seguía diciéndome: “Anto aprende a decir que no.”
Hoy estoy a menos de sesenta días de casarme y ¡cuánto me ayudó cada palabra de mi madre, cada advertencia de decir que no!  

A lo largo de estos pocos años que el Señor me permitió vivir, me di cuenta de lo  difícil que es decir que no a ……………. (puedes agregar la frase que te venga en mente, aquello a lo que siempre dices que sí y cedes) ¡Cuán débiles somos! 

 🔼 Eva, cuando fue tentada a tomar del fruto prohibido, ¿pudo decir que no? 
 🔼 David, cuando vio a Betsabé y la deseó, ¿pudo decir que no?
 🔼 Sansón, ante la insistencia de Dalila, ¿pudo decir que no?

La respuesta es NO. Cedieron a la tentación y cayeron. Pero todos ellos, luego del quebranto y arrepentimiento, fueron restaurados. ¡Cuánto placer, alivio y gratitud llegó después de haber experimentado la gracia del perdón de Su Salvador!

A lo largo de toda la histori…

Valiente para obedecer a Dios

“Amarás, pues, a Jehová tu Dios, y guardarás sus ordenanzas, sus estatutos, sus decretos y sus mandamientos, todos los días”. Deuteronomio 11:1
Para ir en contra de la voluntad de Dios lo único que necesitas es simplemente dejarte llevar; no hagas nada, sólo vive de la manera más humana posible, así como se te antoja ¡y listo!

En contraparte Dios nos reta a vivir de manera diferente, pero el estándar de santidad que nos marca es demasiado alto, imagínate lo que dice Santiago 2:10 “Pero cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos”. No tienes la capacidad de obedecer toda la ley de Dios, es imposible, a menos que te aferres a Cristo quien fue el único hombre capacitado para obedecer la ley de Dios a la perfección.


Es la gracia de Dios por medio de Cristo la que nos capacita para obedecer.
¿Cuántas veces te has frustrado porque no logras hacer lo mínimo para agradar a Dios? Muchas comenzamos el 2019 con resoluciones a cumplir, pero a estas altura…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…