Ir al contenido principal

Valiente en medio de la tentación


Tenía yo apenas trece años, y mi mamá me decía: “Anto, aprende a decir que no.”  Crecí, y a los dieciocho años mi mamá seguía diciéndome: “Anto aprende a decir que no.”    
Hoy estoy a menos de sesenta días de casarme y ¡cuánto me ayudó cada palabra de mi madre, cada advertencia de decir que no!  

A lo largo de estos pocos años que el Señor me permitió vivir, me di cuenta de lo  difícil que es decir que no a ……………. (puedes agregar la frase que te venga en mente, aquello a lo que siempre dices que sí y cedes) ¡Cuán débiles somos! 

 🔼 Eva, cuando fue tentada a tomar del fruto prohibido, ¿pudo decir que no? 
 🔼 David, cuando vio a Betsabé y la deseó, ¿pudo decir que no?
 🔼 Sansón, ante la insistencia de Dalila, ¿pudo decir que no?

La respuesta es NO. Cedieron a la tentación y cayeron. Pero todos ellos, luego del quebranto y arrepentimiento, fueron restaurados. ¡Cuánto placer, alivio y gratitud llegó después de haber experimentado la gracia del perdón de Su Salvador!

A lo largo de toda la historia, hubo sólo Uno que pudo decir que no a todas las tentaciones que se le presentaron.

Hoy no me quiero referir a aquellos pecados más visibles como la drogadicción, la comida en exceso, el sexo fuera del matrimonio, que aparentan ser más graves que aquellos que nadie ve. Me refiero a cuando cedes ante un pensamiento malo acerca de algo y le permites que anide en tu mente; un chisme disfrazado de ’la buena intención de orar‘ por algo tan aberrante; una raíz de amargura que crece en tu corazón por aquello que no quisiste perdonar…. todos aquellos “pecaditos” que nadie ve.  Nadie, excepto Dios.

Es difícil decir que no,  más bien decidir que NO. 
Decidir que NO, porque hacer eso deshonra a Dios.
Decidir que NO, porque eso no ayudaría en mi santificación. 
Decidir que NO, porque en esa área no puedo seguir derrotada.
Decidir que NO, porque las tinieblas no van a prevalecer contra la luz. 

Todo esto, decidir que NO ante cualquier tentación, pareciera una utopía.

Pero no, es una lucha constante, cada día estamos batallando contra el peor enemigo de nuestras almas, el pecado. 

Eso que, en primer lugar, nos aleja de Dios, nos da muerte antes que vida, nos hace tener miedo y escondernos, nos hace vernos como las peores al ceder. Pero no olvides, mi querida amiga, que existe una salida.

En el Edén, después que Eva cediera a la tentación y pecara, fue necesario el primer sacrificio para cubrir su pecado.  Se necesitó la muerte de un inocente animalito para obtener la piel que cubriera la desnudez de Adán y de Eva. Así estaba Dios revelando que para cubrir el pecado del hombre, alguien debía morir; y el sacrificio de estos animalitos estaba siendo figura del “sacrificio perfecto de nuestro Señor”  

Y hoy nuestro gran Salvador nos invita a acercarnos con confianza al trono de la gracia, para hallar misericordia y el socorro oportuno para huir del pecado, para huir de la tentación.  

Porque nuestro Señor, que fue tentado en todo pero sin pecar, es también nuestro abogado compasivo, que nos entiende y nos defiende.

“Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.  Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.”
Hebreos 4.15-16

Jesucristo venció al pecado, y para las que estamos en Él ya no hay condenación, sino que somos más que vencedoras por medio de Él.

Así que te animo a que creas, confíes y dependas total, rendida y enteramente de tu Salvador Jesús, para poder ser así una chica valiente ante la tentación.  







💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧


ACERCA DEL AUTOR



Antonella Azuaga
Tiene 21 años y sirve al Señor a través de Mujer Virtuosa, escribe para llevar las buenas noticias a los quebrantados y afligidos. Es parte la congregación más que vencedores, vive en Paraguay junto con su familia, quienes también apoyan la familia de Ama a Dios Grandemente.




💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧


Recuerda que estamos estudiando la serie "Sé Valiente" 
¡Revisa el plan de lectura!

Semana 4 


💦💧💦💧💦💧💦





Si recién descubriste nuestra página y deseas incorporarte a la serie de estudio actual puedes consultar nuestro método de estudio.

¡Si estás siguiendo el estudio con tu grupo presencial o virtual no olvides compartir lo que aprendiste el día de hoy, tu aporte puede ser de estímulo para otra joven como tú!

Comentarios

También te recomendamos leer:

Valiente para obedecer a Dios

“Amarás, pues, a Jehová tu Dios, y guardarás sus ordenanzas, sus estatutos, sus decretos y sus mandamientos, todos los días”. Deuteronomio 11:1
Para ir en contra de la voluntad de Dios lo único que necesitas es simplemente dejarte llevar; no hagas nada, sólo vive de la manera más humana posible, así como se te antoja ¡y listo!

En contraparte Dios nos reta a vivir de manera diferente, pero el estándar de santidad que nos marca es demasiado alto, imagínate lo que dice Santiago 2:10 “Pero cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos”. No tienes la capacidad de obedecer toda la ley de Dios, es imposible, a menos que te aferres a Cristo quien fue el único hombre capacitado para obedecer la ley de Dios a la perfección.


Es la gracia de Dios por medio de Cristo la que nos capacita para obedecer.
¿Cuántas veces te has frustrado porque no logras hacer lo mínimo para agradar a Dios? Muchas comenzamos el 2019 con resoluciones a cumplir, pero a estas altura…

Valiente para hacer el bien

¿Qué es el bien? ¿Qué es ser valiente? Piensa por un momento en alguna persona, héroe o heroína, que te haya impactado. ¿Cómo es su vida? ¿Qué es lo que llama tu atención? 

Los versículos de este estudio nos enseñan tres verdades:

👌 No debo cansarme de hacer el bien, porque Dios me recompensará por ello. (Gálatas 6:9)

👌 Dios nos creó por medio de Jesús para hacer el bien, y lo planeó desde mucho antes; todo lo que sucede en nuestra vida fue predestinado para que así sucediera. (Efesios 2:10)

¿Has escuchado esa canción que dice “...si todo fue creado para ti, yo también…” ?
Fuimos hechas con un diseño divino que trae incluido hacer el bien pero en nuestra condición humana es muy sencillo poner los ojos en nosotras mismas, olvidamos hacer el bien a otros. 
Entonces recordemos: “yo también fui creada para Él”. Fui creada para hacer el bien, incluso a nivel de Jesús que aún estando en la cruz intercede al Padre por nosotros. 

“...perdónalos, porque no saben lo que hacen…”  Lucas 23:34
👌 Dios be…

La batalla de toda cristiana

El plan de lectura para nuestro estudio ¡Sé VALIENTE! inicia con los versículos 11 y 12 del capítulo 6 de la primera carta de Pablo a Timoteo, que en mi biblia, y tal vez también en la tuya, tienen como encabezado: ‘’La buena batalla de la fe’’. Me llama la atención que el apóstol enumera cosas de las que debemos huir, y otras que debemos seguir. Lo primero que leemos en el v 11 es:

“Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas”

¿Cuáles son aquellas cosas de las que Timoteo, como hijo de Dios, debía huir? Las podemos encontrar al inicio del capítulo, y son:
➥ Deshonra a las autoridades (vs.1-2) ➥ Lucha de argumentos (vs.4-5) ➥ Doctrinas falsas (v. 4) ➥ Falsos maestros que se aprovechan (vs. 5-9) ➥ Amor al dinero (v. 9)

Todas estas cosas, definitivamente, son un estorbo para poder pelear la buena batalla de la fe.

Continuamos leyendo:
“Persigue la justicia y la vida sujeta a Dios, junto con la fe, el amor, la perseverancia y la mansedumbre.” (v 11 NTV)
¿Dónde podremos encontrar todos esto…