Ir al contenido principal

Valiente para hablar a otros de Su amor


"Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén."
Mateo 28:19-20

“Poco después de conocer a Jesús, observé que cuando se realizaba una actividad evangelística en el barrio, pocos creyentes apoyaban asistiendo. Me preguntaba ¿por qué? ¿Qué tan difícil sería compartir de Jesús a los vecinos? También notaba que cuando esa actividad era en otro lugar, concurrían hermanos que rara vez veía en esas actividades. Volvía a preguntarme ¿por qué? La respuesta vino de una hermanita que justamente no iba a evangelizar al barrio con los demás hermanos, sino que prefería las salidas a otros lugares. Me dijo: “hay muchas cosas que hice estando joven de las cuales no me siento orgullosa, y aunque Jesús me perdonó y limpió, las personas que me conocieron antes no me han perdonado; las heridas que provoqué no han sanado aun”. Y con lágrimas en sus ojos prosiguió: “¿Sabes Sandra? yo me porté muy mal con mucha gente, fui mala y egoísta… oro para que ese gigante de mi pasado sea derrotado, porque aun no me siento digna para ir y compartirles a esas personas de nuestro Jesucristo, aun no”.

El estudio que hoy concluimos fue muy desafiante cada semana, cada día, y hoy no es la excepción, porque se necesita valentía para compartir a otros el evangelio. Jesús dijo ¡vayan! Y no fue una sugerencia sino un mandato, pero quizá, como a nuestra hermana, algo aun te impide hacerlo. Tal vez el temor a tu pasado; las heridas que provocaste o te provocaron; el temor a dejar tu zona de confort e ir a lugares alejados; dejar tu familia, tu carrera o profesión; en fin la lista puede continuar. Pero el mandato sigue vigente, y hoy también nuestro Señor Jesucristo nos dice: ¡VAYAN y HAGAN discípulos! No iremos solas, Su Santo Espíritu estará con nosotras hasta el fin del mundo.

Me maravilla cómo el Señor usa a personas comunes como tú y yo para alcanzar a esos corazones oprimidos por el pecado y llevarles esperanza.  Él sólo necesita de gente que esté dispuesta a hacer Su voluntad por amor a su prójimo -conocido o desconocido. Me maravilla saber que muchos dejaron sus países, sus familias, dejaron todo diciéndole: “Heme aquí Señor, envíame a mí, yo iré; dispuesto estoy a llevar tu nombre a las naciones." No estoy insinuando, querida amiga,  que debamos dejarlo todo en este momento e irnos a otra nación o pueblo a predicar, porque podemos comenzar justamente ahí donde nos encontramos ahora, en nuestra casa, con nuestros familiares; en nuestro barrio; en nuestro lugar de trabajo o estudio. Aquí la cuestión es obedecer y hacer discípulos. Sin duda, Dios hubiese podido encomendar esta responsabilidad a Sus ángeles, o con una sola palabra dar la orden y hecho estaba. Pero no, decidió en Su soberana voluntad escogernos para ser parte de Su plan de salvación. No podemos permanecer calladas. Dejemos de ser egoístas, y compartamos el gran regalo de la salvación con otros. Si tú y yo no vamos, ¿quién por nosotras hablará?


"¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?
¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!"
Romanos 10:14-15

Que Dios nos ayude y nos haga valientes para hablar a otros de Su amor.





💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧



ACERCA DEL AUTOR

Sandra Karina Condori

Tiene 28 años, de nacionalidad boliviana, soltera. Convencida que la voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta. Sirve al Señor en el Ministerio de niños de su Iglesia local y a mujeres y jovencitas a través de ADG.


💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧





Recuerda que estamos estudiando la serie "Sé Valiente" 
¡Revisa el plan de lectura!

Semana 6 

💦💧💦💧💦💧💦



Si recién descubriste nuestra página y deseas incorporarte a la serie de estudio actual puedes consultar nuestro método de estudio.

¡Si estás siguiendo el estudio con tu grupo presencial o virtual no olvides compartir lo que aprendiste el día de hoy, tu aporte puede ser de estímulo para otra joven como tú!

Comentarios

También te recomendamos leer:

Amor fiel (Oseas) - Descarga tus materiales

No habían permanecido fieles a Dios, sino que Él permaneció fiel a ellos.

El libro de Oseas fue escrito para mostrarle al pueblo de Israel el amor fiel de Dios. Israel se había rebelado contra Dios una y otra vez. Los reyes de Israel habían extraviado al pueblo, seguían a los dioses falsos y profanaban el templo de Dios. La gente había olvidado quiénes eran y de quién eran. Israel se había apartado de Dios, de Aquel que los había elegido, los había protegido, los había provisto y los había bendecido. Se habían prostituido con otros dioses y otras naciones. Sus corazones adúlteros e idólatras los habían alejado de Dios.

Oseas era solo un hombre.

Fue un profeta en Israel con un llamamiento único de Dios. Le pidieron que se casara con una prostituta y permaneciera fiel y leal a ella. Oseas se casó con Gomer, que le fue infiel. Sin embargo, una y otra vez, Oseas redime a Gomer y la devuelve a sí misma.

Dios le dio a Oseas un llamado específico y un mensaje específico para el pueblo de Is…

Un llamado inusual

El reto de este 2019 es memorizar porciones bíblicas, y comencé con 2 Timoteo capítulo 2, he estado repitiendo y repitiendo en cada porción de tiempo libre, pero hoy me detengo aquí: “…Si fuéremos infieles, él permanece fiel. Él no puede negarse a sí mismo…”.  En realidad, el Señor me ha retenido aquí poniendo una señal de PARE en mi camino para comprender cuál es el profundo significado de nuestra infidelidad a la luz de Su fidelidad; creo francamente que también es lo que quiere hacer con cada una de nosotras. Así que abramos nuestras Biblias en el pequeño libro de Oseas para desplegar el abanico infinito de la Fidelidad de Dios. 

Pero antes, analicemos el contexto en el que Oseas se encuentra: 
1 Reyes 12 nos narra la división de las doce tribus de Israel en dos: 
Israel, también conocido con los nombres de Reino del Norte, Jacob y Efraín (este último, usado en el libro de Oseas), formado por diez tribus.  
Judá, también llamado Reino del Sur, conformado por las tribus de Judá, Benjamí…

Valiente en medio de la tentación

Tenía yo apenas trece años, y mi mamá me decía: “Anto, aprende a decir que no.”  Crecí, y a los dieciocho años mi mamá seguía diciéndome: “Anto aprende a decir que no.”
Hoy estoy a menos de sesenta días de casarme y ¡cuánto me ayudó cada palabra de mi madre, cada advertencia de decir que no!  

A lo largo de estos pocos años que el Señor me permitió vivir, me di cuenta de lo  difícil que es decir que no a ……………. (puedes agregar la frase que te venga en mente, aquello a lo que siempre dices que sí y cedes) ¡Cuán débiles somos! 

 🔼 Eva, cuando fue tentada a tomar del fruto prohibido, ¿pudo decir que no? 
 🔼 David, cuando vio a Betsabé y la deseó, ¿pudo decir que no?
 🔼 Sansón, ante la insistencia de Dalila, ¿pudo decir que no?

La respuesta es NO. Cedieron a la tentación y cayeron. Pero todos ellos, luego del quebranto y arrepentimiento, fueron restaurados. ¡Cuánto placer, alivio y gratitud llegó después de haber experimentado la gracia del perdón de Su Salvador!

A lo largo de toda la histori…

P.S. Te amo

Algo característico de las chicas, y me atrevería a decir, de todas las edades,  es que somos muy sensibles y emocionales, por lo que nos apasionamos con  las historias de amor ¿cierto? 

Puede que en estos momentos estés viviendo una de ellas, o quizá vivas de cerca la de alguien más, o la estés encontrando en la lectura de algún libro. 

Las historias de Amor involucran a dos personas que están unidas a través de un mismo sentimiento y emociones del uno hacia el otro.  Esperamos siempre que concluyan en esa frase tan trillada …. Y fueron felices para siempre.

Lo que ya no parece tan bonito, sino por el contrario lastima y duele, es la aparición de La Infidelidad dentro de una relación.

Durante la primer semana de este estudio de Oseas nos fuimos familiarizando con sus personajes, algunos de los cuales ya pintan como villanos, como es el caso de Gomer, una mujer infiel.

Quisiéramos entender el porqué de su actitud, y seguramente la juzgamos y somos duras en la sentencia, sin tener en cuenta…