Ir al contenido principal

Amor fiel (Oseas) - Descarga tus materiales





No habían permanecido fieles a Dios, sino que Él permaneció fiel a ellos.

El libro de Oseas fue escrito para mostrarle al pueblo de Israel el amor fiel de Dios. Israel se había rebelado contra Dios una y otra vez. Los reyes de Israel habían extraviado al pueblo, seguían a los dioses falsos y profanaban el templo de Dios. La gente había olvidado quiénes eran y de quién eran. Israel se había apartado de Dios, de Aquel que los había elegido, los había protegido, los había provisto y los había bendecido. Se habían prostituido con otros dioses y otras naciones. Sus corazones adúlteros e idólatras los habían alejado de Dios.

Oseas era solo un hombre.

Fue un profeta en Israel con un llamamiento único de Dios. Le pidieron que se casara con una prostituta y permaneciera fiel y leal a ella. Oseas se casó con Gomer, que le fue infiel. Sin embargo, una y otra vez, Oseas redime a Gomer y la devuelve a sí misma.

Dios le dio a Oseas un llamado específico y un mensaje específico para el pueblo de Israel. El amor fiel de Oseas a Gomer estaba destinado a mostrar el amor fiel de Dios por Israel.

El libro de Oseas es una profecía, con prosa y narrativa que a menudo es desafiante y confusa. Mientras estudiamos esta increíble historia, nuestra oración es que podamos obtener una nueva perspectiva del carácter de Dios. Incluso en las duras palabras de la profecía, podemos ver el titulo de Dios, su amor fiel y que guarda el pacto que persigue los corazones de su pueblo.

El amor de Dios está en exhibición a lo largo de las páginas de esta hermosa historia de redención. Su amor fiel todavía está trabajando, redimiendo nuestras historias y devolviéndonos a Él.

Tal vez te identifiques más con Gomer, la esposa infiel que huyó de Oseas durante mucho tiempo, a pesar de sus esfuerzos por ganarse su amor. Tal vez te veas en Oseas, desanimado de que tus esfuerzos parecen no ser suficientes sin importar lo que hagas. O tal vez te identificarás con la manera en que a Oseas se le da un duro llamado y serás alentado por la forma en que permanece fiel hasta el final. Pero sobre todo, verás que el amor fiel de Dios persigue tu corazón y tu vida una y otra vez.

Mientras exploramos el gran amor de Dios por nosotros, podemos, a su vez, aprender a amarlo grandemente con nuestras vidas.


💛💛💛💛💛


El próximo lunes 11 de Marzo comenzamos nuestro estudio"Amor fiel", un estudio sobre el libro de Oseas en el que nos sumergiremos durante seis semanas.

En esta ocasión, en lugar de publicar en el blog cada lunes, miércoles y viernes, estaremos publicando un sólo artículo al inicio de la semana para ayudarte a profundizar en el estudio.

Puedes descargar aquí de manera totalmente gratuita la GUÍA DE ESTUDIO y la GUÍA DEVOCIONAL.

Este es el momento para invitar a algunas amigas, hermanas de la iglesia, compañeras de trabajo...para que puedan estudiar juntas este, a veces complicado, pero hermoso libro.

Si te animas, te estaremos esperando aquí en el blog y en redes sociales a partir del próximo lunes para que podamos acompañarte en el estudio del libro de Oseas.

¡Te esperamos!

💛💛💛💛💛








Comentarios

También te recomendamos leer:

Hablar o callar

Hace unos días leí una frase que decía: “dile a las personas lo hermoso que ves en ellas. No para que te amen, sino para que se amen”. ¿Crees que es importante escuchar que alguien te recuerde lo bella que eres, que alguien te diga, eres valiente, inteligente, “tu puedes hacerlo”, etc.? A mí me anima mucho escucharlo y decirlo también. Pero aun para hablar de lo hermoso que vemos en los demás, tenemos que ser muy sabias y que nuestras palabras sean realmente sinceras de lo contrario se convertirían en mentiras hipócritas. ¡Querida! La verdad es que no siempre hablamos palabras alentadoras a los demás, muchas veces utilizamos nuestra lengua para ridiculizar, subestimar o difamar a otra persona.
Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. Mateo 12:36-37
La palabra que más llamó mi atención en los pasajes leídos fue la palabra “ociosa” así que me puse…

¿Piensas tú y Dios lo mismo acerca de ti?

Las palabras que te dices a ti misma son de mucha importancia, porque esas palabras que se repiten en tu interior crean un concepto que muchas veces no te identifica.
Pensar adecuadamente de ti misma es de suma importancia, porque ayuda a valorarte, amarte y no cree filosofías de este mundo que dicen mentiras sobre la mujer. Pensar correctamente de quien eres, la importancia y el valor que posees es de suma importancia para relacionarte correctamente con quienes te rodean, para crear lazos emocionales sanos y poder avanzar en esta vida sin ser herida o lastimada, sin ser pasada a llevar.
La única manera de tener un concepto correcto de sobre quien eres es buscando a Dios, poniéndolo en el centro de tu vida y creyendo lo que dice la Persona que te creó sobre ti. Porque Dios tiene un concepto hermoso de quien eres y quiere que saques de tu mente todas aquellas palabras negativas que crees de ti.
Las palabras que se repiten en tu cabeza sobre “no poder” "no ser capaz” y “no tener…

Tus palabras importan

“Hay [Jovencitas] cuyas palabras son como golpes de espada; más la lengua de los sabios es medicina”. Proverbios 12:18
Nos encantan las reuniones de chicas, las pijamadas, asistir a las fiestas de 15 años de nuestras amigas y un sin número de reuniones grupales en las que podemos compartir cuchicheos de lo que se nos atraviese por la cabeza para terminar reventadas de risa, o muertas de asombro.
A menudo pensamos que las palabras van y vienen como cualquier hoja en otoño, o como la ropa que nos cambiamos a diario o, como la punta que le sacamos constantemente al lápiz. Las descomponemos en gramática, las combinamos en la clase de lengua y también las utilizamos para rellenar nuestro día con tal de que no sea tan vacío. Pero las palabras no pueden ser tratadas como las hojas de otoño, ni como la ropa que mandas a la lavadora y mucho menos puedes desecharlas sin importancia como la basurita del lápiz. ¿Soñaste alguna vez con tener un súper poder?Pues las palabras son poderosas. Cada vez q…

Buenas Palabras

¿Sabías que las mujeres hablamos 27.000 palabras a día mientras que los hombres 10000? ¡Lo sé! Hablamos demasiado, sino que lo diga mi esposo. ¿Te pasa que te piden que te calles? Pero realmente me pregunto ¿Cuáles de esas 27 mil palabras que hablamos son correctas, a tiempo? ¿Cuándo entendemos que debemos callarnos? Por palabras hay miles de millones de palabras, hay palabras de oración, gratitud y alabanza; hay palabras de animo; palabras suaves; palabras que incitan el odio y el enojo; etc.
Hablemos de las palabras que expresan oración. Cuando buscamos en la Biblia podemos aprender de Abraham que nunca dejó de confiar en Dios y lo expresó en cada una de sus oraciones. Podemos ver a Isaac que oró por Rebeca. Podemos ver a Ezequías que clama a Dios en oración por su vida. Podemos ver a Jesús orando antes de tomar todas las decisiones de su vida. Podemos ver a Pedro orando por milagros. ¿Ves lo que está pasando aquí? Nuestras oraciones también cuentan más de lo que piensas, podemos …