Ir al contenido principal

Promesa cumplida




Este libro de Miqueas nos ha llevado en un relato entre el juicio contra Israel y las promesas de Dios que se repiten una y otra vez. Y es que, amada amiga; no hay nada que nos ubique en la realidad más que el juicio de Dios.

El primer juicio que podemos encontrar esta semana es el abandono de la tierra donde vivían y la falta de entendimiento acerca de Dios; todo esto a causa del pecado. Si recuerdas lo que hemos leído el pueblo estaba siguiendo el consejo de los profetas corrompidos, estaban adorando dioses falsos, tenían reyes y consejeros que seguían los malos pasos.
Esto describe muy bien hoy al pueblo de Dios ¿no crees?, hay líderes corrompidos, adorando falsos dioses incluso dentro de la Iglesia, siguiendo falsos consejos. Y si eres observadora te darás cuenta que cada vez es más difícil encontrar y entender a Dios por la misma razón que nos describe Miqueas; el pecado.

"Mas ellos no conocieron los pensamientos de Jehová, ni entendieron su consejo; por lo cual los juntó como gavillas en la era."
Miqueas 4:12

El segundo juicio que encontramos en la semana es de destrucción, una destrucción total; de todas las fuerzas que mueven una ciudad; los caballos, los carros, torres, etc.. (Miqueas 5:10-15)
Hoy Dios puede destruir todo cuanto conocemos a causa de nuestra desobediencia.

"...y con ira y con furor haré venganza en las naciones que no obedecieron."
Miqueas 5:15

¿Te das cuenta de la realidad en la que estamos? Es con el juicio de Dios que abrimos los ojos a lo que realmente hacemos como parte del pueblo, somos analíticas, nos arrepentimos, abandonamos pecado. Recordamos el temor Santo de Dios. Pero también recordamos esta hermosa promesa:

"Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados."
Romanos 8:28

Sin embargo no todo es triste en el libro de
Miqueas, podemos ver la otra cara de la moneda; tenemos las promesas que Dios hace al pueblo y es donde realmente quiero que nos enfoquemos.

Fíjate bien en las palabras de Dios para describir a las ovejas, dice coja; descarriada; castigada. (Miqueas 4:6-7) Muchas veces, o todo el tiempo; estamos así de una u otra manera pero Dios en su misericordia promete cuidarnos y levantarnos aún cuando fallamos continuamente.

"¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla?"
Lucas 15:1-7

Fíjate que Dios habla de su remanente, de una gran nación. Un remanente que aunque sean pocos, sean fieles a él. Y hace algunas descripciones de este remanente que me gustaría que veamos:

-Dios reinará sobre ellos. Dios ha tomado su puesto y nos ha dado un rey que gobierna con magnificencia, poder, firmeza y es eterno.
(Salmo 93)

-Rocío de Jehová, lluvias sobre la hierba, sin intervención humana.

-León entre las bestia, cachorro de león en medio de las ovejas.

Esto habla acerca de la mano de Dios sobre nuestros enemigos, podremos pelear contra ellos y salir victoriosos, serán destruidos los adversarios.

PERO…. ¡recuerda! los fieles, los pocos que han quedado. ¿Estamos dentro de los pocos? -Analizate y tomate un tiempo para orar por esto-

Esta es una promesa que Dios ya había hablado antes a su pueblo y que continúa hablando por medio de otros profetas. (Miqueas 2:12-13) Nosotras hoy podemos encontrarlas desde principio hasta en fin en nuestras biblias. ¡Qué gran consuelo es esta promesa!

Sabes, me gusta estudiar a Pablo y sus viajes misioneros. Me gusta ir imaginando cada detalle de las historias que iban sucediendo en cada ciudad, porque definitivamente Pablo es un buen ejemplo de remanente fiel. Sufrió de la envidia y el maltrato de los judíos en Tesalónica, predicaba de una ciudad a otra, soportó la burla en Atenas, insultos en Corinto, alborotos en Efeso; solo por mencionar algunas cosas. (Hechos 17,18,19)
Si te sientes perdida y no sabes que hacer; Pablo es un buen punto de partida.

"Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo."
1 Corintios 11:1

La última promesa que encontramos en esta semana de estudio es acerca de Jesús, y la deje de última ¡porque lo bueno siempre viene al final!

"Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad. Pero los dejará hasta el tiempo que dé a luz la que ha de dar a luz; y el resto de sus hermanos se volverá con los hijos de Israel. Y él estará, y apacentará con poder de Jehová, con grandeza del nombre de Jehová su Dios; y morarán seguros, porque ahora será engrandecido hasta los fines de la tierra.  Y éste será nuestra paz. (...)"
Miqueas 5:2-5

Si desmenuzamos un poquito este pasaje podemos encontrar más consuelo para nuestros corazones:

  1. Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad

¿Recuerdas donde nació Jesús? Jesús siempre ha cumplido con las promesas de Dios, no recuerdo ni una sola profecía mesiánica que
Jesús no se halla encargado de cumplir.

"¿No dice la Escritura que del linaje de David, y de la aldea de Belén, de donde era David, ha de venir el Cristo?"
Juan 7:42

  1. Pero los dejará hasta el tiempo que dé a luz la que ha de dar a luz; y el resto de sus hermanos se volverá con los hijos de Israel.

Jesús no vino antes, Jesús no vino después. Jesús vino en el tiempo preciso; justo cuando el mundo necesitaba más de él.

"Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley."
Gálatas 4:4

¿Te das cuenta? ¡Otra promesa cumplida!

  1. Y él estará, y apacentará con poder de Jehová, con grandeza del nombre de Jehová su Dios; y morarán seguros, porque ahora será engrandecido hasta los fines de la tierra.  Y éste será nuestra paz. (...)"

Jesús está en todo momento con nosotras

"Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, (...)"
Salmos 23:6

Jesús es nuestro buen Pastor

"Jehová es mi pastor; (...)"
Salmos 23:1

Jesús es Rey de Reyes

"Jesús, pues, estaba en pie delante del gobernador; y éste le preguntó, diciendo: ¿Eres tú el Rey de los judíos? Y Jesús le dijo: Tú lo dices."
Mateo 27:11

Jesús es quien nos da seguridad

"(...) porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré;  de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré Lo que me pueda hacer el hombre."
Hebreos 13:5-6

Jesús es Príncipe de paz

"Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz."
Isaías 9:6

Jesús es y siempre será nuestra mejor promesa cumplida. Hoy nosotras; gozosas y llenas de esperanza, esperamos la promesa de su segunda venida, con toda la majestuosidad que será.


¡Oh Aleluya!
Sea a quien me libertó
¡Aleluya!
De la muerte me arrancó
Las cadenas quebrantó
Y en su Nombre hay salvación
Mi esperanza está en Jesús

Mi esperanza está en Jesús
-Bethel Music-



Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.
Filipenses 2:9-11


🌺🌸🌺🌸🌺🌸🌺🌸🌺🌸🌺🌸🌺


ACERCA DEL AUTOR


Laura Alfaro  
Tiene 28 años, es Costarricense. Sirve a los jóvenes en una agencia misionera junto a su esposo, cree firmemente en el discipulado basado en el modelo de Jesús y establecer relaciones fuertes. Le apasiona servir a las mujeres dentro de ADG



🌺🌸🌺🌸🌺🌸🌺🌸🌺🌸🌺🌸🌺


Estamos estudiando el libro de Miqueas "Ser justas, amar la misericordia y caminar humildemente" 
¡Revisa el plan de lectura!

Semana 3


🌸🌺🌸🌺🌸🌺🌸🌺🌸🌺🌸🌺

Versículo para memorizar




Somos una comunidad de chicas que crecen en su conocimiento de la palabra de Dios. 
Si recién descubriste nuestra página y deseas incorporarte a la serie de estudio actual puedes consultar nuestro método de estudio.

¡Si estás siguiendo el estudio con tu grupo presencial o virtual no olvides compartir lo que aprendiste el día de hoy, tu aporte puede ser de estímulo para otra joven como tú!








Comentarios

También te recomendamos leer:

Mi Legado

Queremos honrar la vida de nuestra amiga, líder y mentora Edurne Mencia. Por eso hoy compartimos contigo uno de sus inspiradores artículos en su blog  - El viaje de una mujer -   que nos habla directamente a este momento en el que lloramos su partida y nos regocijamos en su llegada al reino de nuestro Padre. Ella nos ha dejado un legado. Así que te pedimos que mientras lo lees, ores por su esposo y sus tres hijos.

💦💛💦💛💦💛
Un legado es todo aquello que pasa de padres a hijos.

 Como mamá, quiero que mis hijos afronten su vida en las mejores condiciones posibles, trabajando para dejarles cosas materiales.

Como mamá a la manera de Dios, es mi deber trabajar igual de duro (o más) para dejarles a mis hijos un legado espiritual.

Mi legado espiritual.

El impacto que mi vida tiene y va a tener no sólo sobre mis hijos, sino sobre las generaciones futuras después de ellos.

Hay cosas que nuestros hijos heredan de nosotras sobre las que no tenemos ningún tipo de control: la estatura, el colo…

Tus palabras importan

“Hay [Jovencitas] cuyas palabras son como golpes de espada; más la lengua de los sabios es medicina”. Proverbios 12:18
Nos encantan las reuniones de chicas, las pijamadas, asistir a las fiestas de 15 años de nuestras amigas y un sin número de reuniones grupales en las que podemos compartir cuchicheos de lo que se nos atraviese por la cabeza para terminar reventadas de risa, o muertas de asombro.
A menudo pensamos que las palabras van y vienen como cualquier hoja en otoño, o como la ropa que nos cambiamos a diario o, como la punta que le sacamos constantemente al lápiz. Las descomponemos en gramática, las combinamos en la clase de lengua y también las utilizamos para rellenar nuestro día con tal de que no sea tan vacío. Pero las palabras no pueden ser tratadas como las hojas de otoño, ni como la ropa que mandas a la lavadora y mucho menos puedes desecharlas sin importancia como la basurita del lápiz. ¿Soñaste alguna vez con tener un súper poder?Pues las palabras son poderosas. Cada vez q…

Viviendo una Fe inquebrantable

Estoy viendo una serie de televisión titulada “David, nace un Héroe”. No es casualidad puesto que empezó antes que este devocional, es una producción brasilera excelente. Ha sido sorprendente  ver en escena el momento en que David se enfrenta con el gigante Goliat, pero más sorprendente ha sido cómo este joven, sin la estatura de un guerrero de tomo y lomo, se presenta ante Saúl con una confianza tan determinante que convence al propio rey de que él es la persona que va a enfrentar al enemigo. Pero espera, esto no es todo. Lo que impacta mi corazón, es que David, siendo un pastor de ovejas, sin el entrenamiento de un hombre de guerra, sin tener la experiencia de haber estado en un campo de batalla, se enfrenta, se para ante el gigante y con una Fe Inquebrantable, lo desafía sin más ni menos, mostrando una confianza tremenda en el Dios de Israel, leamos: Tú vienes a mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del SEÑOR de los ejércitos, el Dios de los escuadrones d…

Permanecer en victoria

¿Conoces la lista de los 30 derechos humanos universales? Probablemente al igual que yo, No. Durante las últimas décadas, las distintas fundaciones por la protección de los derechos humanos los han ampliado y diferenciado en civiles, políticos, económicos, sociales y muchos otros, pero todos ellos tienen su origen en un documento surgido en la Europa de finales de los años cuarenta. Más que enfocarme en este tipo de derechos dictaminados por la sociedad quisiera que nos enfocáramos en los derechos que tenemos como ciudadanas del Reino de Dios. Ya que Dios nos ha dado el derecho de ser llamadas “sus hijas”.
“Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”. Juan 1:2
Esto también genera un compromiso,ya que en toda relación padre e hija ambas partes deberán estar comprometidas de alguna manera el uno con el otro. Éste criterio no varía en nuestra relación con Dios a pesar que en éste caso Dios siempre lo hace,su fidelidad está …