Ir al contenido principal

Victoria en seguir las instrucciones



Rodearéis, pues, la ciudad todos los hombres de guerra, yendo alrededor de la ciudad una vez; y esto haréis durante seis días. Josué 6:3


¿Instrucciones?... esta semana vimos como hubo quien supo cumplir con instrucciones recibidas, aunque a decir verdad todos a lo largo de nuestra vida hemos recibido y recibimos diferentes instrucciones ya sean orales o escritas... pero ¿que es instrucción?

Segun la Real Academia Academia de la Lengua Española "instrucción" es el conjunto de reglas o advertencias para algún fin. Si estuviera ahora delante de ustedes y preguntara: ¡quien no ha recibido o no ha seguido instrucciones alguna vez que levante la mano!, y aunque no las tengo frente mio estoy segura que no habría ninguna mano levantada ¿cierto?
Josué y el pueblo de Israel estaban frente a Jericó y la ciudad se encontraba con las puertas bien cerradas (Josue 6:1). Jericó, debido a sus grandes y fortificadas murallas era considerada una ciudad poderosa y también con gran fuerza militar, la consideraban prácticamente invencible... pero el Dios de Israel y Dios nuestro iba a demostrarles al pueblo cananeo que él no solo era Poderoso y Fuerte, sino además superior a sus dioses, demostraría que el Dios de Israel era Invencible. Quiero que juntas veamos cuales fueron las instrucciones que El Señor dio a Josué para la batalla:

Y siete sacerdotes llevarán siete bocinas de cuernos de carnero delante del arca; y al séptimo día daréis siete vueltas a la ciudad, y los sacerdotes tocarán las bocinas. (Josué 6:4)  
 
 Y cuando toquen prolongadamente el cuerno de carnero, así que oigáis el sonido de la bocina, todo el pueblo gritará a gran voz, y el muro de la ciudad caerá; entonces subirá el pueblo, cada uno derecho hacia adelante. (Josué 6:5) 
Y naturalmente mas de uno se hubiese preguntado o por lo menos pensado... ¿y no utilizaremos armas?, ¡esto es una locura!... pero el método de Dios era totalmente diferente a lo que un humanamente pensaron o podemos pensar, ¿por qué? porque el Señor quería asegurarse que Israel comprendiera que la victoria en la batalla dependía únicamente de Él y no sus destrezas o de las armas, así que por ello fueron los sacerdotes y el arca que fueron delante del pueblo y no así los soldados (Josué 6:13)...
Amigas, hemos visto un ejemplo claro de una instrucción dada, y también un ejemplo cabal de cumplimiento del mismo y el resultado fue: ¡Victoria! e

Seguir instrucciones es un proceso cotidiano en cualquier ámbito de nuestra vida, en nuestra preparación profesional, en lo laboral, en el hogar, en lo espiritual, como esposas, como hijas, etc., es importante seguir instrucciones pero aun mas importante es, seguir instrucciones correctas, pues ellas traerán a nuestras vidas grandes beneficios, beneficios que prefiero llamarlos ¡Victorias! pero seguir instrucciones incorrectas o falsas puede llevarnos a consecuencias incluso fatales.
Querida amiga Dios nos ha dado instrucciones claras y seguras para caminar en victoria, esas instrucciones están escritas en el gran libro "La Biblia", Su palabra escrita, Su manual de instrucciones, que haremos bien en seguir y obedecer.

"¿Pero me dices esto ahora que fallé otra vez?" dirá alguna por ahí, y "¿a caso puedo tener la victoria después de mi derrota?" dirá otra, o quizá alguna dirá "ya es demasiado tarde para mi, he fallado tanto a Dios en obedecer sus instrucciones que ya no tengo fuerzas ni para levantar el rostro".

Amada jovencita, también me he sentido así y he estado en ese lugar de derrota, pero comprendí algo importante que quiero compartirte hoy:  "No importa cuan lejos hayas tratado de alejarte de Dios. Él te ama, Sus ojos están sobre ti, Él te ve. Dios te ama, y la Biblia dice que Dios envió a Su Hijo del cielo a esta tierra por ti, Jesucristo vino a esta tierra para cargar tus pecados sobre una cruz..." Billy Graham.

Ahora es tiempo de decidir por qué camino transitar, ¿elegirás seguir por el camino de derrota o elegirás el camino de victoria?
Elige caminar en victoria, elige a JESÚS...

💧💦💧💦💧💦💧



ACERCA DEL AUTOR

Sandra Karina Condori

Tiene 28 años, de nacionalidad boliviana, soltera. Convencida que la voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta. Sirve al Señor en el Ministerio de niños de su Iglesia local y a mujeres y jovencitas a través de ADG.


💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧

Comentarios

También te recomendamos leer:

Haciendo lo correcto

Cuando éramos niñas y surgía un desacuerdo o pelea con nuestros hermanos o compañeros de escuela, tal vez por un juguete o porque “nos miraron mal”, etc., ¿recuerdas cual era tu reacción? y si alguien te empujaba, ¿tú también lo hacías? Yo viví muchas situaciones así; pero recuerdo una en especial; estando en la escuela primaria golpee a uno de mis compañeritos porque él había empujado a mi amiga y yo le hice lo mismo pero con más fuerza y además recuerdo que le di una patada en uno de sus pies, y como resultado de mis acciones recibí una severa llamada de atención en la dirección de la escuela, y mi respuesta fue: “el empujo a mi amiga y por eso lo hice”, lo cual era cierto, pero… sé que no justificaba mis acciones; más eso lo comprendí recién de grande: no debí cobrar el castigo por mi cuenta, y ahora al escribir esta anécdota me da cierta vergüenza y un poco de gracia. A muchos de mis compañeritos de primaria y secundaria no los he vuelto ver, y la verdad es que muchas veces quisie…

LA PIEZA DE UN ROMPECABEZAS

Recuerdan la historia del “patito feo”. Así se sienten muchas personas que se consideran excluidas de un determinado grupo social, sin una razónque lo justifique o ya sea porque haya suficientes motivos que hagan que puedan hacer sentirse así. Algunas veces son situaciones relacionadas con nuestra apariencia, limitaciones físicas, económicas, con nuestras actitudes o la moral.

Sí de algo podemos estar seguras y sin conocer mucho de lo que había en el corazón de la mujer samaritana, es que seguramente se sentía excluida. Los ojos de un pueblo que le juzgaba por su estilo de vida y su conciencia que la hacía auto condenarse.

A todas nos gusta relacionarnos con amigas, buscamos pretextos para estar juntas,horarios que nos conecten físicamente o de manera virtual para estar en comunicación.

La mujer Samaritana de nuestra historia necesitaba hacer diariamente una tarea que era común para las mujeres de su pueblo y de su época. Sin embargo opuesto a las demás ella lo hacía solitaria, sin una a…

MANOS A LA OBRA

Cada vez que alguien debe ponerse a trabajar de manera inmediata o debe comenzar a poner en práctica algo de forma urgente, decimos: ¡Manos a la obra! Con esta expresión se quiere decir que no hay lugar para aplazamientos y que el momento de actuar es ahora.
Entonces la mujer dejó su cántaro, y fue a la ciudad, y dijo a los hombres San Juan 24:8
La mujer de Samaria, la protagonista de ésta maravillosa historia tuvo un encuentro inesperado en el pozo donde solía recoger agua, su vida no volvió a ser la misma desde ese encuentro, porque descubrió una gran verdad para su vida.
Había conocido a Jesús, había escuchado de su propia voz lo que él podía ofrecer a su vida. La necesidad de compartir con los demás y el gozo que le provocaba la oportunidad de una nueva vida era como para no quedarse callada, así queenseguida se puso “manos a la obra”.
Llama la atención del porque el evangelista quería dejarnos en el relato el hecho de que dejaba el cántaro, recordemos que el motivo por el cual ella ha…

Verdadero descanso

Imagina por un momento: el cielo azul sin una sola nube, la arena cálida bajo tus pies, la brisa del mar rozando tus mejillas, el sonido de las olas golpeando contra las rocas, la sombra de una palmera sobre tu cara, el calor del sol sobre tu cuerpo… todo esto disfrutando de un rico ponche de frutas bien frío mientras contemplas el paisaje. ¿Cuántas no imaginamos así un descanso perfecto? Para mí, el ir a una playa siempre es sinónimo de descanso. ¿Pero has notado que cuando vamos de vacaciones usualmente volvemos más cansadas de lo que nos fuimos? Con más trabajo o estudio, más preocupaciones por retomar la rutina diaria y lo que dejamos para la vuelta, más agobiadas. 

Entonces me surge una pregunta ¿Cuál es el verdadero descanso? Jesús nos enseña con su propia vida de qué se trata realmente descansar.


“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.” Mateo 11:28
Jesús nos pide que vayamos a Él para experimentar un descanso verdadero. Esto significa cuerpo