Ir al contenido principal

Victoria en seguir las instrucciones



Rodearéis, pues, la ciudad todos los hombres de guerra, yendo alrededor de la ciudad una vez; y esto haréis durante seis días. Josué 6:3


¿Instrucciones?... esta semana vimos como hubo quien supo cumplir con instrucciones recibidas, aunque a decir verdad todos a lo largo de nuestra vida hemos recibido y recibimos diferentes instrucciones ya sean orales o escritas... pero ¿que es instrucción?

Segun la Real Academia Academia de la Lengua Española "instrucción" es el conjunto de reglas o advertencias para algún fin. Si estuviera ahora delante de ustedes y preguntara: ¡quien no ha recibido o no ha seguido instrucciones alguna vez que levante la mano!, y aunque no las tengo frente mio estoy segura que no habría ninguna mano levantada ¿cierto?
Josué y el pueblo de Israel estaban frente a Jericó y la ciudad se encontraba con las puertas bien cerradas (Josue 6:1). Jericó, debido a sus grandes y fortificadas murallas era considerada una ciudad poderosa y también con gran fuerza militar, la consideraban prácticamente invencible... pero el Dios de Israel y Dios nuestro iba a demostrarles al pueblo cananeo que él no solo era Poderoso y Fuerte, sino además superior a sus dioses, demostraría que el Dios de Israel era Invencible. Quiero que juntas veamos cuales fueron las instrucciones que El Señor dio a Josué para la batalla:

Y siete sacerdotes llevarán siete bocinas de cuernos de carnero delante del arca; y al séptimo día daréis siete vueltas a la ciudad, y los sacerdotes tocarán las bocinas. (Josué 6:4)  
 
 Y cuando toquen prolongadamente el cuerno de carnero, así que oigáis el sonido de la bocina, todo el pueblo gritará a gran voz, y el muro de la ciudad caerá; entonces subirá el pueblo, cada uno derecho hacia adelante. (Josué 6:5) 
Y naturalmente mas de uno se hubiese preguntado o por lo menos pensado... ¿y no utilizaremos armas?, ¡esto es una locura!... pero el método de Dios era totalmente diferente a lo que un humanamente pensaron o podemos pensar, ¿por qué? porque el Señor quería asegurarse que Israel comprendiera que la victoria en la batalla dependía únicamente de Él y no sus destrezas o de las armas, así que por ello fueron los sacerdotes y el arca que fueron delante del pueblo y no así los soldados (Josué 6:13)...
Amigas, hemos visto un ejemplo claro de una instrucción dada, y también un ejemplo cabal de cumplimiento del mismo y el resultado fue: ¡Victoria! e

Seguir instrucciones es un proceso cotidiano en cualquier ámbito de nuestra vida, en nuestra preparación profesional, en lo laboral, en el hogar, en lo espiritual, como esposas, como hijas, etc., es importante seguir instrucciones pero aun mas importante es, seguir instrucciones correctas, pues ellas traerán a nuestras vidas grandes beneficios, beneficios que prefiero llamarlos ¡Victorias! pero seguir instrucciones incorrectas o falsas puede llevarnos a consecuencias incluso fatales.
Querida amiga Dios nos ha dado instrucciones claras y seguras para caminar en victoria, esas instrucciones están escritas en el gran libro "La Biblia", Su palabra escrita, Su manual de instrucciones, que haremos bien en seguir y obedecer.

"¿Pero me dices esto ahora que fallé otra vez?" dirá alguna por ahí, y "¿a caso puedo tener la victoria después de mi derrota?" dirá otra, o quizá alguna dirá "ya es demasiado tarde para mi, he fallado tanto a Dios en obedecer sus instrucciones que ya no tengo fuerzas ni para levantar el rostro".

Amada jovencita, también me he sentido así y he estado en ese lugar de derrota, pero comprendí algo importante que quiero compartirte hoy:  "No importa cuan lejos hayas tratado de alejarte de Dios. Él te ama, Sus ojos están sobre ti, Él te ve. Dios te ama, y la Biblia dice que Dios envió a Su Hijo del cielo a esta tierra por ti, Jesucristo vino a esta tierra para cargar tus pecados sobre una cruz..." Billy Graham.

Ahora es tiempo de decidir por qué camino transitar, ¿elegirás seguir por el camino de derrota o elegirás el camino de victoria?
Elige caminar en victoria, elige a JESÚS...

💧💦💧💦💧💦💧



ACERCA DEL AUTOR

Sandra Karina Condori

Tiene 28 años, de nacionalidad boliviana, soltera. Convencida que la voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta. Sirve al Señor en el Ministerio de niños de su Iglesia local y a mujeres y jovencitas a través de ADG.


💧💦💧💦💧💦💧💦💧💦💧

Comentarios

También te recomendamos leer:

Hablar o callar

Hace unos días leí una frase que decía: “dile a las personas lo hermoso que ves en ellas. No para que te amen, sino para que se amen”. ¿Crees que es importante escuchar que alguien te recuerde lo bella que eres, que alguien te diga, eres valiente, inteligente, “tu puedes hacerlo”, etc.? A mí me anima mucho escucharlo y decirlo también. Pero aun para hablar de lo hermoso que vemos en los demás, tenemos que ser muy sabias y que nuestras palabras sean realmente sinceras de lo contrario se convertirían en mentiras hipócritas. ¡Querida! La verdad es que no siempre hablamos palabras alentadoras a los demás, muchas veces utilizamos nuestra lengua para ridiculizar, subestimar o difamar a otra persona.
Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado. Mateo 12:36-37
La palabra que más llamó mi atención en los pasajes leídos fue la palabra “ociosa” así que me puse…

¿Piensas tú y Dios lo mismo acerca de ti?

Las palabras que te dices a ti misma son de mucha importancia, porque esas palabras que se repiten en tu interior crean un concepto que muchas veces no te identifica.
Pensar adecuadamente de ti misma es de suma importancia, porque ayuda a valorarte, amarte y no cree filosofías de este mundo que dicen mentiras sobre la mujer. Pensar correctamente de quien eres, la importancia y el valor que posees es de suma importancia para relacionarte correctamente con quienes te rodean, para crear lazos emocionales sanos y poder avanzar en esta vida sin ser herida o lastimada, sin ser pasada a llevar.
La única manera de tener un concepto correcto de sobre quien eres es buscando a Dios, poniéndolo en el centro de tu vida y creyendo lo que dice la Persona que te creó sobre ti. Porque Dios tiene un concepto hermoso de quien eres y quiere que saques de tu mente todas aquellas palabras negativas que crees de ti.
Las palabras que se repiten en tu cabeza sobre “no poder” "no ser capaz” y “no tener…

Tus palabras importan

“Hay [Jovencitas] cuyas palabras son como golpes de espada; más la lengua de los sabios es medicina”. Proverbios 12:18
Nos encantan las reuniones de chicas, las pijamadas, asistir a las fiestas de 15 años de nuestras amigas y un sin número de reuniones grupales en las que podemos compartir cuchicheos de lo que se nos atraviese por la cabeza para terminar reventadas de risa, o muertas de asombro.
A menudo pensamos que las palabras van y vienen como cualquier hoja en otoño, o como la ropa que nos cambiamos a diario o, como la punta que le sacamos constantemente al lápiz. Las descomponemos en gramática, las combinamos en la clase de lengua y también las utilizamos para rellenar nuestro día con tal de que no sea tan vacío. Pero las palabras no pueden ser tratadas como las hojas de otoño, ni como la ropa que mandas a la lavadora y mucho menos puedes desecharlas sin importancia como la basurita del lápiz. ¿Soñaste alguna vez con tener un súper poder?Pues las palabras son poderosas. Cada vez q…

Buenas Palabras

¿Sabías que las mujeres hablamos 27.000 palabras a día mientras que los hombres 10000? ¡Lo sé! Hablamos demasiado, sino que lo diga mi esposo. ¿Te pasa que te piden que te calles? Pero realmente me pregunto ¿Cuáles de esas 27 mil palabras que hablamos son correctas, a tiempo? ¿Cuándo entendemos que debemos callarnos? Por palabras hay miles de millones de palabras, hay palabras de oración, gratitud y alabanza; hay palabras de animo; palabras suaves; palabras que incitan el odio y el enojo; etc.
Hablemos de las palabras que expresan oración. Cuando buscamos en la Biblia podemos aprender de Abraham que nunca dejó de confiar en Dios y lo expresó en cada una de sus oraciones. Podemos ver a Isaac que oró por Rebeca. Podemos ver a Ezequías que clama a Dios en oración por su vida. Podemos ver a Jesús orando antes de tomar todas las decisiones de su vida. Podemos ver a Pedro orando por milagros. ¿Ves lo que está pasando aquí? Nuestras oraciones también cuentan más de lo que piensas, podemos …