Ir al contenido principal

Cristo se sacrificó




Muchas veces me he preguntado ¿Cómo se sintió Dios al ver a su hijo en la clavado en la cruz del calvario? ... Bueno, resulta que nunca sabremos con exactitud lo que sintió nuestro Dios, pero hagámonos más o menos la idea de lo que sentimos cuando la persona que más amamos está sufriendo hasta morir, ¡Doloso, cierto!


Amiga, el Señor Jesús en la cruz consumó toda la obra que Dios en su amor planeó con antelación para darnos vida eterna, sin embargo, la obra de Cristo, comenzó desde su nacimiento, y a medida que fue creciendo su ministerio la oposición a él también fue notable.

Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.
Isaías 53:5

El dolor y el sufrimiento del Señor no solo comenzó en la crucifixión, este proceso inició en el momento de su sentencia, desde ese momento el Señor Jesús fue atormentado hasta llegar al calvario, siendo el monte la calavera la estocada final por decirlo así

Nuestros precioso Jesús fue herido, con palabras hirientes, ásperas, grotescas, burlas, humillantes y adicional a ello, lo que albergaba su pensamientos y corazones, también fue escupido, sus vestidos rasgados, abofeteado, azotado, una corona de espinas punzando su cabeza, perforación en sus manos, pies, su costado... ¡Bella!, nunca sabremos el costo de este sacrificio que Jesús hizo por amor a nosotros, ese padecimiento por nuestras transgresiones, para poder redimirnos y reconciliarnos con el Padre.

Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.  
Isaías 53:6
El Señor fue magullado por nuestro pecado, sufrimiento internos y externos de forma severa, él estaba bajo tal peso de tristeza a causa de nuestros pecados, aplastado por así decirlo; nuestro redentor se sometió a la voluntad de Dios soportando el castigo por nuestra paz. La palabra castigo en este contexto tiene un diferente significado, ya que, donde no hay culpa, no hay castigo, pues nuestro amado Jesús nunca pecó; este castigo se refiere a que tomó nuestro lugar para expiar nuestro pecado, tomó sobre si los sufrimientos que asegurarían la paz con Dios de aquellos por quienes murió y de esta manera, ser aceptadas en él y libres de la ira venidera.
Para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,
 Efesios 1:5
Amiga, nuestro amado Jesús, además de restaurar nuestra relación con Dios y justificándonos antes el Padre, eximiendo toda culpa y librando nuestras almas de la condenación eterna; sus llagas nos han curado, esas cicatrices como resultado de su plan de salvación, hacen posible que todos lo que creemos y le recibimos en nuestro corazón dándonos la potestad de ser hijos de Dios (Juan 1:12.), hoy podamos disfrutar de su sanidad, un alma restaurada dispuesta y lista para someterse al propósito divino.  
Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.
Hebreos 10:14
Mis hermanas, Cristo resucitó y ahora vive en nuestros corazones, así que tengamos un corazón no solamente agradecido sino contrito, quebrantado y humillado ante él. A continuación, los fragmentos del himno “Mi vida di por ti”, para que reflexionemos.  
Por ti, por ti mi vida di, ¿qué has hecho tú por Mí?
Sí, todo Yo dejé por ti, ¿qué dejas tú por Mí?
Reproches Yo por ti sufrí, ¿qué sufres tú por Mí?
Mi don de amor te traigo a ti, ¿qué ofreces tú por Mí?



💧💦💧💦💧💦💧

Acerca del autor

Shirly Paulin 

Shirly vive en la ciudad de Bucaramanga Colombia, Sirve en su iglesia local a través del ministerio Oansa. ¡Ella es muy feliz haciendo nuevas amigas!
Le agrada componer música y mantenerse activa. Ella también colabora en el ministerio de Ama a Dios Grandemente en portugues. 





💧💦💧💦💧💦💧



recuerda que estamos estudiando la serie: Samaritana - vulnerables ante Cristo 



puedes revisar aquí la semana 1  - Él nos busca 


Si recién descubriste nuestra página y deseas incorporarte a la serie de estudio actual puedes consultar nuestro método de estudio.

¡Si estás siguiendo el estudio con tu grupo presencial o virtual no olvides compartir lo que aprendiste el día de hoy, tu aporte puede ser de estímulo para otra joven como tú!



Comentarios

También te recomendamos leer:

Emanuel, Dios con nosotros – José

Echemos un vistazo hoy a la historia de José. José no sería el padre de Jesús aunque, como era el prometido de María, Jesús sería legalmente identificado como su hijo (Lucas 3:23; 4:22; Juan 1:45; 6:42). José no estaba en una posición fácil. Él era solo un hombre, algo que podemos ver por la manera en la que se comporta cuando se da cuenta de que María está embarazada. No quiere ponerla en una situación que pudiera avergonzarla y se dispone a dejarla sin llamar la atención. 

Por supuesto, el hombre que sería cabeza de hogar en el que Jesús iba a crecer, tenía que ser un buen hombre. Él no tenía ni idea de lo que había pasado. Solo sabía que María, su María, estaba embarazada y que él no era el padre. Aun así, no quería avergonzarla, lo que habla muy bien de él. 

Cuando estaba pensando en estas cosas, un ángel del Señor se le apareció en un sueño para calmar su corazón y decirle qué tenía que hacer. El ángel le explicó todo y José, un hombre fiel, creyó que María estaba esperando al Mesí…

Dios te eligió

“Recuerden lo que ustedes eran cuando Dios los eligió. Según la gente, muy pocos de ustedes eran sabios, y muy pocos de ustedes ocupaban puestos de poder o pertenecían a familias importantes”. 1 Corintios 1:26-31 (TLA) Reflexionar es un tiempo que se invierte para pensar, meditar y recordar. Hoy es un buen día para tomar ese tiempo y recordar de donde Dios nos rescató. Es una buena oportunidad de echar una mirada al pasado y con agradecimiento y alegría reconocer lo mucho que necesitábamos de Él. Cada historia que tenemos para contar es diferente, los casos son únicos, pues como dice  un dicho muy famoso “cada cabeza es un mundo”  eso quiere decir que todos tenemos un testimonio diferente que contar. Puede que Dios te haya rescatado de la soledad, de la desesperación, de alguna adicción. Sin embargo algo que debemos de tomar en cuenta es que Dios te eligió, y no tú a Él. Tal vez alguien te decía que ya no tenías remedio, te tomaban como un caso difícil y perdido pero gracias al sacrific…

Una pacificadora más

El Premio Nobel de la Paz es uno de los cinco premiosque fueron instituidos por el inventorAlfred Nobel. Este premio se otorga "a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitosy la promoción de procesos de paz". Hemos admirado a éstas personalidades por hacer histórica pasando por alto que nosotras mismas en el reino de los cielos somos ya acreedoras de un gran galardón otorgado por Dios mismo.
Las bienaventuranzas recogen y perfeccionan las promesas de Dios desde el antiguo testamento ordenándolas al Reino de los cielos. Estas palabras de bien, responden al deseo de gozo que Dios ha puesto en el corazón del hombre, en este caso nuestro corazón.
Jesús pronunció las palabras citadas en Mateo 5:9
“Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios”.

Refiriéndose a una recompensa para quienes vivamos a través de ellas. Nada más y nada menos que ser llamadas sus hijas. La in…

¡Muy Dichosas!

Cada vez que leo estos pasajes que hablan acerca de las Bienaventuranzas siento como que me están tomando el pelo. Sentirme muy dichosa cuando suceden cosas que se salen por completo de mi confort parece ser una mala broma; pero definitivamente cada palabra que sale de la boca de Jesús tiene razón de ser.
Esta semana agregamos otra cualidad que debemos imitar en nuestro carácter; Mansedumbre. Pero, ¿de qué se trata esto realmente?
"Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad." Mateo 5:5
Bienaventurados los humildes, Bienaventurados los que se humillan a sí mismos para de servir a otros, Bienaventurados los que menguan su yo para que sea exaltado Cristo, Bienaventurados los que ponen la otra mejilla, Bienaventurados los que sacrifican lo que más aman en obediencia, Bienaventurados los que son obedientes, Bienaventurados… y podemos seguir profundizando y agregando a la lista. Déjame decirte que todas estas acciones, y las que Dios traiga a tu coraz…