Ir al contenido principal

Descansa en Dios



“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias”.

Filipenses 4:6

Imagina que vas en un maratón donde ya corriste varios kilómetros pero todavía faltan algunos más para que puedas llegar a la meta. Tu mente dice que ya no puedes más, pero hay algo en ti que te impulsa a seguir dando un paso más. Pierdes un poco la concentración con el bullicio de las personas pero logras retomarla. En ese momento te sientes algo destanteada y confundida al no saber si podrás llegar a la meta.

Muchas veces los afanes de la vida hacen que perdamos el enfoque y al pasar esto perdemos el sentido de vivir con propósito.

En ocasiones estamos envueltas en tantas cosas que llega un punto que nos cansa e incluso nos podemos sentir algo abrumadas.

Es momento de retomar el camino

Vuelve tu mirada a lo Verdadero y descansa en  las promesas de Dios. Mucho afán nos distrae del propósito que Dios tiene para nuestras vidas. Por eso es necesario ir a Él cada día y decirle lo que pasa en nosotras. Aunque ya sabemos que Él lo sabe todo, aun así es necesario que se lo digamos.

Si te sientes cansada  y preocupada en este día, puedes ir a Dios y desahogar tu corazón.

Dios nos entiende y quiere ayudarnos.
                                                                 
          Si estás pasando por una situación que aflige tu corazón, exponlo delante de Su trono. Dios tiene una respuesta oportuna para eso. Solo tenemos que ir en oración con Dios y decirle cual es nuestra petición. Demos gracias por la respuesta que vendrá. Incluso da gracias aun sin verla.

Activa tu fe

          La oración tiene un gran poder de transformación en nuestras vidas. Cuando vamos ante Dios y le decimos lo que nos preocupa o angustia, somos fortalecidas y Dios nos da las estrategias sobre qué hacer. Él nos lleva a Su Palabra la cual es nuestra guía.

          Así que, no permitas que el problema que vives nuble tu mirada y mejor decide alzar tus ojos al cielo que es de donde viene tu socorro y tu pronta ayuda.

¡No estas sola!

          Así es, ¡no estamos solas! Porque tenemos al hermoso Espíritu Santo que nos ayuda y guía siempre a toda verdad, si se lo pedimos.

          Gracias amado Dios porque sabemos que no estamos solas, usted nos entiende y siempre está dispuesto en ayudarnos aunque muchas veces nos dejamos llevar por la preocupación o queremos hacer las cosas a nuestro modo sin consultarlo, perdónenos. Padre le pido que nos ayude a poder descansar en usted y no nos afanemos buscando respuesta donde no las hay. Padre guíenos a tomar buenas decisiones y que no nos dejemos llevar por lo que hacen los demás ya que solo hacen que perdamos el enfoque y no vivamos con propósito para Su Gloria. Padre le necesitamos. Ponga en nosotras ese deseo ferviente de siempre orar ante usted antes de ir a buscar soluciones en otra parte. Gracias Padre porque sé que la respuesta vendrá a nuestra oración. En el nombre de Jesús oramos. Amén.



Siguiendo Sus pisadas

Raquel Franyutti


Estamos estudiando la serie - Miedo y Ansiedad 





Si recién descubriste nuestra página y deseas incorporarte a la serie de estudio actual puedes consultar nuestro método de estudio.

¡Si estás siguiendo el estudio con tu grupo presencial o virtual no olvides compartir lo que aprendiste el día de hoy, tu aporte puede ser de estímulo para otra joven como tú!


Comentarios

También te recomendamos leer:

Con amor eterno te he amado

“Incluso antes de haber hecho el mundo, Dios nos amó y nos eligió en Cristo para que seamos santos e intachables a sus ojos” Efesios 1:4 (NTV)

Dios nos conoce desde antes de haber creado este mundo. Dios, mi querida amiga, nos amó mucho antes de que nosotras existiéramos.

A menudo trabajamos para ganarnos el amor de nuestras amigas. En ocasiones, también el de nuestros familiares, y si pensamos en el amor romántico, esperamos lograr que ese chico que nos gusta nos mire, para comenzar a ganarnos su amor. Si pensamos que así también debemos ganarnos el amor de Dios, es que nuestra mente no alcanza a comprender el verdadero amor, y esto sucede porque nuestro concepto de amor está totalmente distorsionado por el pecado.

Conocimos el amor cuando alguien nos lo manifestó primero. Cuando éramos pequeñas, nuestros padres nos cuidaban, nos protegían y demostraban su amor hacia nosotras cuando nos cargaban, abrazaban, consolaban e incluso cuando nos llenaban de besos y caricias.

Alguien nos most…

Entrenamiento para el noviazgo

“Porque a Cristo el Señor servís”. Colosenses 3:24
Quizás tus oraciones suenen a algo parecido a esto: Señor ¿cuándo llegará la persona indicada para mí?, ¿Cuándo me unirás él?, Al menos dime ¿quién es?, ¿Cuánto tiempo más tengo que esperar?, ¿Cómo será? … ¿Te sientes identificada?
Pareciera que la chica que ora de esta manera está desesperada por encontrar a un chico pronto, se ha cansado de esperar, parece que ella sólo puede ver sus circunstancias y le resulta imposible vislumbrar más allá de lo que iniciar una relación significa.  
En el ambiente juvenil y especialmente círculos femeninos, se respira mucha presión por encontrar un chico que te haga feliz, amada, que llene sentimientos de soledad y en definitiva que sacie el interior del corazón.  Pero considerar el noviazgo es algo que no puede ser tomado a la ligera, te has preguntado  ¿Cuál es el propósito del amor?
Esta pregunta va más allá de los sentimientos que deseas satisfacer en el momento, forma parte del cuadro de la vo…

Equipadas ayer y hoy - Descarga tus materiales

¿Cuándo fue la primera vez que escuchaste sobre Jesús? ¿Has pensado cómo es que esa historia de un hombre de Jerusalén, que vivió hace más de dos mil años, llegó a tus oídos?  El mensaje del Evangelio no es una simple historia: son las Buenas Nuevas que el mundo había estado esperando. El mensaje del Evangelio es la esperanza de la vida eterna por medio de nuestra creencia y aceptación de Jesucristo.  Aquellos que caminaron junto a Jesús durante su ministerio en la tierra, le creyeron. Ellos le creyeron que era el Hijo de Dios, el que tomaría los pecados del mundo y el que les daría Vida Eterna al poner su fe en Él. Esos hombres y mujeres, murieron por ese mensaje. Ellos fueron testigos de Su vida, Su muerte y Su resurrección, y nada los detendría de contarle al mundo sobre Él. Dios equipó a la iglesia primitiva diariamente. Él estuvo con ellos en momentos desafiantes, cuando tuvieron victorias, y cuando dudaron. Dios tenía una misión especial para la iglesia primitiva y los guio en cada…

Dios te eligió

“Recuerden lo que ustedes eran cuando Dios los eligió. Según la gente, muy pocos de ustedes eran sabios, y muy pocos de ustedes ocupaban puestos de poder o pertenecían a familias importantes”. 1 Corintios 1:26-31 (TLA) Reflexionar es un tiempo que se invierte para pensar, meditar y recordar. Hoy es un buen día para tomar ese tiempo y recordar de donde Dios nos rescató. Es una buena oportunidad de echar una mirada al pasado y con agradecimiento y alegría reconocer lo mucho que necesitábamos de Él. Cada historia que tenemos para contar es diferente, los casos son únicos, pues como dice  un dicho muy famoso “cada cabeza es un mundo”  eso quiere decir que todos tenemos un testimonio diferente que contar. Puede que Dios te haya rescatado de la soledad, de la desesperación, de alguna adicción. Sin embargo algo que debemos de tomar en cuenta es que Dios te eligió, y no tú a Él. Tal vez alguien te decía que ya no tenías remedio, te tomaban como un caso difícil y perdido pero gracias al sacrific…