Ir al contenido principal

El mejor perfume



“Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: !!Regocijaos!

Filipenses 4:4

¿Cuál es la actitud que tenemos cuando estamos en una situación desesperante o angustiante? ¿Qué pasa cuando las cosas no nos salen como planeamos? ¿Qué pasa en nuestra mente cuando sentimos que Dios no nos oye?

Quiero platicarte de dos hombres que registra la Palabra, que fueron a un lugar a predicar a otros las buenas nuevas de Salvación. En su paso por aquella ciudad se les acercó una mujer con un espíritu de adivinación la cual los acosaba y gritaba lo que ellos eran y a que habían ido a ese lugar. Hasta que llegó un momento que uno de ellos llamado Pablo reprendió ese espíritu de ella y ella quedó libre. Lo único malo es que era esclava de unas personas las cuales se veían favorecidos por lo que hacía esta mujer (de adivinar) y al ver esto sus dueños se enojaron tanto que agarraron a Pablo y a Silas llevándolos ante las autoridades.

Pablo y Silas fueron azotados y luego los metieron a la cárcel porque según las personas estaban enseñando cosas que estaban en contra de sus creencias.

Podemos aprender de ellos la actitud que debemos tener cuando pasamos por esos momentos que nos sentimos incomprendidas, solas y desesperadas, tal vez con miedo y ansiedad por no saber que hacer.

Ellos adoraron…. Así que debemos de adorar

En esos momentos donde pareciera que las palabras se acaban, donde ya no hay salida, sólo ¡alaba!

Pero ¿cómo adorar si me siento tan mal? Sólo comienza y hazlo, luego veras como fluye tu cántico y al mismo tiempo que levantas ese canto estas siendo fortalecida. Pablo y Silas estando en la cárcel decidieron alabar y poner Su esperanza en Dios. Cuando hicieron esto hubo un gran terremoto y las puertas de la cárcel fueron abiertas. 

Cuando adoramos cambia el ambiente en el que estamos y cosas poderosas pasan.

Cuando comienzas a adorar cantando es como si levantaras una bandera, la cual se ondea y Dios te da las fuerzas que necesitas. Trae a tu vida esa paz inexplicable y ese gozo que no está basado en cosas pasajeras, sino ese gozo que permaneces aun en esos momentos tristes.

Porque el gozo del Señor nuestra fortaleza es

La adoración vendría siendo como cuando entras a una tienda donde venden una gran variedad de perfumes. En cuanto uno entra por la puerta puedes oler diferentes fragancias, pero cuanto más te acercas al mostrador en busca de un perfume puedes toparte con unas fragancias que podrían marearte y otras no tanto. Al final de cuenta sólo hay una que te cautiva y es agradable.

¿Qué perfume quieres ofrecerle hoy a Dios? Uno que marea, trae queja y reclamo. El otro es grato ante Dios y muestra un corazón confiado y esperanzado en Dios, que tal vez no cambiará la situación en ese momento en el que este cantando, pero sí que cambiará tu manera de ver el problema y el trabajo maravilloso que hará en tu interior.

          Decidamos adorar en vez de quejarnos, aprendamos a confiar en vez de desesperarnos y cuidemos lo que entra a nuestra mente porque eso determinará que sentimientos tendremos para afrentar esa situación.

          En esos momentos demos el mejor perfume que puede salir de un corazón quebrantado, porque ahí vamos a experimentar algo maravilloso en nuestras vidas.

Padre gracias porque Su Palabra es la que nos sustenta cuando sentimos desfallecer. Gracias porque Sé que usted es quien nos sustenta cuando sentimos rendirnos. Padre le pido la fortaleza para decidir adorarle en vez de quejarme cuando pase por esos valles de sombra. Ayúdeme a poner mi esperanza y confianza en usted. Le rinda el mejor perfume de mi adoración a usted no solo en los momentos buenos sino también en los momentos no tan buenos.  Se lo pido en el nombre de Jesús, amén.



Siguiendo Sus pisadas

Raquel Franyutti


Estamos estudiando la serie - Miedo y Ansiedad 




Si recién descubriste nuestra página y deseas incorporarte a la serie de estudio actual puedes consultar nuestro método de estudio.

¡Si estás siguiendo el estudio con tu grupo presencial o virtual no olvides compartir lo que aprendiste el día de hoy, tu aporte puede ser de estímulo para otra joven como tú!

Comentarios

También te recomendamos leer:

Con amor eterno te he amado

“Incluso antes de haber hecho el mundo, Dios nos amó y nos eligió en Cristo para que seamos santos e intachables a sus ojos” Efesios 1:4 (NTV)

Dios nos conoce desde antes de haber creado este mundo. Dios, mi querida amiga, nos amó mucho antes de que nosotras existiéramos.

A menudo trabajamos para ganarnos el amor de nuestras amigas. En ocasiones, también el de nuestros familiares, y si pensamos en el amor romántico, esperamos lograr que ese chico que nos gusta nos mire, para comenzar a ganarnos su amor. Si pensamos que así también debemos ganarnos el amor de Dios, es que nuestra mente no alcanza a comprender el verdadero amor, y esto sucede porque nuestro concepto de amor está totalmente distorsionado por el pecado.

Conocimos el amor cuando alguien nos lo manifestó primero. Cuando éramos pequeñas, nuestros padres nos cuidaban, nos protegían y demostraban su amor hacia nosotras cuando nos cargaban, abrazaban, consolaban e incluso cuando nos llenaban de besos y caricias.

Alguien nos most…

Entrenamiento para el noviazgo

“Porque a Cristo el Señor servís”. Colosenses 3:24
Quizás tus oraciones suenen a algo parecido a esto: Señor ¿cuándo llegará la persona indicada para mí?, ¿Cuándo me unirás él?, Al menos dime ¿quién es?, ¿Cuánto tiempo más tengo que esperar?, ¿Cómo será? … ¿Te sientes identificada?
Pareciera que la chica que ora de esta manera está desesperada por encontrar a un chico pronto, se ha cansado de esperar, parece que ella sólo puede ver sus circunstancias y le resulta imposible vislumbrar más allá de lo que iniciar una relación significa.  
En el ambiente juvenil y especialmente círculos femeninos, se respira mucha presión por encontrar un chico que te haga feliz, amada, que llene sentimientos de soledad y en definitiva que sacie el interior del corazón.  Pero considerar el noviazgo es algo que no puede ser tomado a la ligera, te has preguntado  ¿Cuál es el propósito del amor?
Esta pregunta va más allá de los sentimientos que deseas satisfacer en el momento, forma parte del cuadro de la vo…

Equipadas ayer y hoy - Descarga tus materiales

¿Cuándo fue la primera vez que escuchaste sobre Jesús? ¿Has pensado cómo es que esa historia de un hombre de Jerusalén, que vivió hace más de dos mil años, llegó a tus oídos?  El mensaje del Evangelio no es una simple historia: son las Buenas Nuevas que el mundo había estado esperando. El mensaje del Evangelio es la esperanza de la vida eterna por medio de nuestra creencia y aceptación de Jesucristo.  Aquellos que caminaron junto a Jesús durante su ministerio en la tierra, le creyeron. Ellos le creyeron que era el Hijo de Dios, el que tomaría los pecados del mundo y el que les daría Vida Eterna al poner su fe en Él. Esos hombres y mujeres, murieron por ese mensaje. Ellos fueron testigos de Su vida, Su muerte y Su resurrección, y nada los detendría de contarle al mundo sobre Él. Dios equipó a la iglesia primitiva diariamente. Él estuvo con ellos en momentos desafiantes, cuando tuvieron victorias, y cuando dudaron. Dios tenía una misión especial para la iglesia primitiva y los guio en cada…

Dios te eligió

“Recuerden lo que ustedes eran cuando Dios los eligió. Según la gente, muy pocos de ustedes eran sabios, y muy pocos de ustedes ocupaban puestos de poder o pertenecían a familias importantes”. 1 Corintios 1:26-31 (TLA) Reflexionar es un tiempo que se invierte para pensar, meditar y recordar. Hoy es un buen día para tomar ese tiempo y recordar de donde Dios nos rescató. Es una buena oportunidad de echar una mirada al pasado y con agradecimiento y alegría reconocer lo mucho que necesitábamos de Él. Cada historia que tenemos para contar es diferente, los casos son únicos, pues como dice  un dicho muy famoso “cada cabeza es un mundo”  eso quiere decir que todos tenemos un testimonio diferente que contar. Puede que Dios te haya rescatado de la soledad, de la desesperación, de alguna adicción. Sin embargo algo que debemos de tomar en cuenta es que Dios te eligió, y no tú a Él. Tal vez alguien te decía que ya no tenías remedio, te tomaban como un caso difícil y perdido pero gracias al sacrific…