Ir al contenido principal

Verdades de amor




¿Qué es lo más grande en tu vida? ¿Qué es lo más profundo? ¿ Qué es lo presente? ¿Qué es lo por venir? ¿Vida? ¿Muerte?

“.... ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.”
Romanos 8:39

Ninguna de las cosas que imaginaste para responder a las preguntas es más grande que el Dios en quien tu y yo confiamos. Ni aún en lo que tu piensas que es lo más oscuro en tu vida.

Cuando era una jovencita y me gobernaban las cosas de este mundo, una de las cosas más irreales, difíciles de entender y abstractas para mi era ese amor del que escuchaba. Pero tan pronto pude ver que se trataba de una de las mentiras que Satanás había instalado en mi chip; diciéndome constantemente que no era lo suficientemente buena, tenía pecados demasiado grandes como para optar por ese amor. Ya podrás imaginar, caí en un hueco profundo y negro del cual solo ese amor perfecto y sin comparación me rescató, limpió mis ojos y puede ver la verdad.

¡La magnitud de ese amor de Dios me chocó contra la cara de un sólo golpe!

Estoy segura que asi como yo caí en las garras del enemigo, así muchas otras chicas han caido o caen en esa red de mentiras. Todas conocemos chicas atrapadas, quizás sea esa chica de tu barrio a la que nadie le habla; quizás sea esa chica que habla mal de ti; quizás sea una de tu familia y no lo has notado, quizás sea una de tus amigas.

Yo necesité de personas que insistieron incansablemente en mi, personas que no dejaron de hablar, personas que reflejaron con su ejemplo a Jesús en sus vidas. ¡Hoy tu necesitas ser reflejo, ser luz para que otras puedan ver la verdad!

Si no sabes como empezar, busca los actos de amor…

Uno de ellos, el más puro; que puede encontrar se trataba de Jesús rendido en la cruz por mí, por ese amor, porque el Padre lo entregó para que yo pudiera conocerlo y tener vida en abundancia.
Comparte esta primera verdad con esa chica que necesita salir de la trampa.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”
Juan 3:16

Otro acto de amor grande y perfecto se trataba de Dios como un Padre. Un padre amoroso que corría a mi encuentro; un padre feliz de que regresara a casa. Quizás conoces alguna chica que no ha conocido de amor de un padre terrenal y necesita conocerlo en Dios; o quizás eres tú.

“En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros…”
1 Juan 4:10

Mi padre me ama tanto que se complace conmigo. ¿Puedes ver esa sonrisa en el rostro de Dios cuando piensa en ti? Yo creo que todas las personas merecen experimentar ese amor y gozo. ¡Comparte otra verdad!

“Jehová está en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cánticos.”
Sofonías 3:17

Estos son pequeños lados del prisma que nuestra mente finita puede comprender, esto  solo demuestra la perfección del amor de Dios. Ese amor que echa fuera todos los temores oscuros que puedan cegarnos.

“En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero.”
1 Juan 4:18-19

Ya tienes algunas verdades, verdades de amor, verdades de Dios, para que lo vivas, para que lo sientas, para que lo compartas. Su amor es como una ola infinita, una ola en el mar; no tiene principio; no tiene final; no conoce de límites. ¡Así que déjalo ser!





Acerca del autor 



Laura Alfaro  
Tiene 28 años, es Costarricense. Sirve a los jóvenes en una agencia misionera junto a su esposo, cree firmemente en el discipulado basado en el modelo de Jesús y establecer relaciones fuertes. Le apasiona servir a las mujeres dentro de ADG






Estamos estudiando la serie - Miedo y Ansiedad 



Si recién descubriste nuestra página y deseas incorporarte a la serie de estudio actual puedes consultar nuestro método de estudio.

¡Si estás siguiendo el estudio con tu grupo presencial o virtual no olvides compartir lo que aprendiste el día de hoy, tu aporte puede ser de estímulo para otra joven como tú!

Comentarios

También te recomendamos leer:

Con amor eterno te he amado

“Incluso antes de haber hecho el mundo, Dios nos amó y nos eligió en Cristo para que seamos santos e intachables a sus ojos” Efesios 1:4 (NTV)

Dios nos conoce desde antes de haber creado este mundo. Dios, mi querida amiga, nos amó mucho antes de que nosotras existiéramos.

A menudo trabajamos para ganarnos el amor de nuestras amigas. En ocasiones, también el de nuestros familiares, y si pensamos en el amor romántico, esperamos lograr que ese chico que nos gusta nos mire, para comenzar a ganarnos su amor. Si pensamos que así también debemos ganarnos el amor de Dios, es que nuestra mente no alcanza a comprender el verdadero amor, y esto sucede porque nuestro concepto de amor está totalmente distorsionado por el pecado.

Conocimos el amor cuando alguien nos lo manifestó primero. Cuando éramos pequeñas, nuestros padres nos cuidaban, nos protegían y demostraban su amor hacia nosotras cuando nos cargaban, abrazaban, consolaban e incluso cuando nos llenaban de besos y caricias.

Alguien nos most…

Renuncio a mí

A todos nos ha pasado que cuando somos niños nos preguntaron que queríamos ser cuando fuéramos grandes y pues nuestras respuestas eran maestra, bombero, policía o en mi caso diseñadora de modas; cuando llega el día en que debemos decidir nuestro futuro evaluamos muchos factores, como el empleo, los costos de la carrera, los años, si te gusta realmente, entre muchos más, pero nunca nos preguntamos si la carrera que llevaremos y será el resto de nuestra vida será una carrera que le sirva a Dios.
En Hechos 20 versículo 24 Pablo dice “Pero mi vida no vale nada para mí a menos que la use para terminar la tarea que me asignó el Señor Jesús…” Meditando en esté versículo recordaba como Pablo renuncio a muchas cosas en su vida por servirle a Jesús, por ser usado para llevar el evangelio y aunque muchas veces no fue bien recibido, como el mismo lo dice prefería morir a causa de Jesús.
A pesar de que se encontraba con pruebas, Pablo nunca dejo ese llamado del Espíritu Santo, siempre cumplía y ent…

Viviendo una Fe inquebrantable

Estoy viendo una serie de televisión titulada “David, nace un Héroe”. No es casualidad puesto que empezó antes que este devocional, es una producción brasilera excelente. Ha sido sorprendente  ver en escena el momento en que David se enfrenta con el gigante Goliat, pero más sorprendente ha sido cómo este joven, sin la estatura de un guerrero de tomo y lomo, se presenta ante Saúl con una confianza tan determinante que convence al propio rey de que él es la persona que va a enfrentar al enemigo. Pero espera, esto no es todo. Lo que impacta mi corazón, es que David, siendo un pastor de ovejas, sin el entrenamiento de un hombre de guerra, sin tener la experiencia de haber estado en un campo de batalla, se enfrenta, se para ante el gigante y con una Fe Inquebrantable, lo desafía sin más ni menos, mostrando una confianza tremenda en el Dios de Israel, leamos: Tú vienes a mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del SEÑOR de los ejércitos, el Dios de los escuadrones d…

Dios te eligió

“Recuerden lo que ustedes eran cuando Dios los eligió. Según la gente, muy pocos de ustedes eran sabios, y muy pocos de ustedes ocupaban puestos de poder o pertenecían a familias importantes”. 1 Corintios 1:26-31 (TLA) Reflexionar es un tiempo que se invierte para pensar, meditar y recordar. Hoy es un buen día para tomar ese tiempo y recordar de donde Dios nos rescató. Es una buena oportunidad de echar una mirada al pasado y con agradecimiento y alegría reconocer lo mucho que necesitábamos de Él. Cada historia que tenemos para contar es diferente, los casos son únicos, pues como dice  un dicho muy famoso “cada cabeza es un mundo”  eso quiere decir que todos tenemos un testimonio diferente que contar. Puede que Dios te haya rescatado de la soledad, de la desesperación, de alguna adicción. Sin embargo algo que debemos de tomar en cuenta es que Dios te eligió, y no tú a Él. Tal vez alguien te decía que ya no tenías remedio, te tomaban como un caso difícil y perdido pero gracias al sacrific…